La aguda caricatura del New Yorker: «¿Cuándo floreceré en una hermosa proyección del deseo del hombre?»

La aguda caricatura del New Yorker: «¿Cuándo floreceré en una hermosa proyección del deseo del hombre?»