Crítica a “El futuro es un lugar extraño” de Cynthia Rimsky: El tránsito de la memoria