“Inscribir, atesorar, recordar”: hacer la historia a través de la lectura