En la mira: La Furia del Libro, el editor a la mesa