Hannes Halldórsson, el director de cine islandés que ahogó el grito de gol de Messi en el Mundial