El Payo, la Nelly y el Nelson