Metro en La Reina: Pequeña incomodidad, pequeñas humillaciones…