Ese extraño derecho a tener algo que decir

Ese extraño derecho a tener algo que decir