Max Marambio podría recurrir al “derecho expectaticio”