OPINIÓN | Medidas urbanas, movilidad y cuarentena: La democracia también se juega en esta coyuntura