Barcelona en Qatar y Palestino en Palestina: El contraste de dos formas de entender el fútbol