“Hija de revolucionarios” de Laurence Debray: Matar al padre