Internacional

EE.UU. ejecuta Dustin Higgs, el último preso a nivel federal del mandato de Trump

Por: Agencia EFE | Publicado: 16.01.2021
EE.UU. ejecuta Dustin Higgs, el último preso a nivel federal del mandato de Trump Dustin Higgs | Imagen: Twitter @hcvenlixie
Higgs defendió hasta el final su inocencia en los crímenes de los que se le acusaban, por el secuestro y asesinato de tres mujeres, mientras sus abogados se quejaban de que el hombre que disparó los tiros letales en ese suceso, Willis Haynes, eludió la pena de muerte y fue condenado, en cambio, a cadena perpetua.

Estados Unidos ejecutó este sábado a Dustin Higgs, el último preso del corredor de la muerte federal que recibirá la inyección letal bajo el mandato del presidente Donald Trump, cuatro días antes de la llegada al poder de Joe Biden, quien prometió abolir ese tipo de sentencia.

Higgs fue el decimotercer preso ejecutado a nivel federal en un plazo de seis meses, desde que el gobierno de Trump reanudara en julio de 2020 las ejecuciones de los reos que estaban en el corredor de la muerte federal.

Ejecutado de madrugada en Terre Haute (Indiana) por el secuestro y asesinato de tres mujeres en 1996, Higgs fue el tercer preso del corredor de la muerte federal que recibe la inyección letal en lo que va de 2021.

[Te puede interesar] Donald Trump advierte que impeachment en su contra “provocará mucho enfado”

Además, las diez ejecuciones completadas a nivel federal en 2020 convirtieron ese año en el que más sentencias federales de pena de muerte se han llevado a cabo en 125 años, desde 1.896, según el Centro de Información sobre la Pena de Muerte (DPIC, por sus siglas en inglés).

No hay más ejecuciones previstas a nivel federal hasta el próximo miércoles, cuando Biden llegue al poder bajo una fuerte presión de su partido y de grupos contrarios a la pena de muerte para acabar con esa práctica, algo para lo que un grupo de legisladores demócratas presentaron esta semana un proyecto de ley.

Una prueba para Biden

Biden prometió abolir la pena de muerte por crímenes juzgados a nivel federal y dar incentivos a los estados para que dejen de buscar sentencias capitales para aquellos delitos que se procesan a nivel estatal.

Su primera prueba al respecto podría estar relacionada con el caso de Dzhokhar Tsarnaev, uno de los autores del atentado del maratón de Boston de 2013, puesto que el Departamento de Justicia bajo Donald Trump pidió al Tribunal Supremo que restablezca la sentencia de muerte contra ese acusado.

Si la instancia cambia su postura en ese caso y permite que siga en pie la condena a cadena perpetua de Tsarnaev, será una señal temprana de cómo planea abordar el tema la administración del nuevo presidente.

La decisión del exfiscal general nominado por Trump, William Barr, de reanudar las ejecuciones a nivel federal tras casi dos décadas de pausa generó polémica en Estados Unidos, donde la tendencia general en los últimos años fue recurrir cada vez menos a esa sentencia y aplazar el momento de ejecutar las ya emitidas.

Veintidós de los 50 estados del país han abolido ya la pena de muerte en su territorio, mientras que otros 12 llevan más de diez años sin llevar a cabo una ejecución, según DPIC.

Eso provocó que en 2020 hubiera más ejecuciones a nivel federal que en todos los estados juntos, algo inédito en la historia del país.

El caso de Higgs

Los abogados de Higgs, el último ejecutado de la Presidencia de Trump, intentaron aplazar la aplicación de su sentencia debido a que el preso se había contagiado de COVID-19, pero el Tribunal Supremo permitió finalmente que saliera adelante.

Higgs defendió hasta el final su inocencia en los crímenes de los que se le acusaban, por el secuestro y asesinato de tres mujeres, mientras sus abogados se quejaban de que el hombre que disparó los tiros letales en ese suceso, Willis Haynes, eludió la pena de muerte y fue condenado, en cambio, a cadena perpetua.

«Quiero decir que soy un hombre inocente. No ordené los asesinatos», dijo Higgs justo antes de recibir la inyección letal, según la cadena CNN.

Su ejecución llegó tres días después de la de Lisa Montgomery, la primera mujer en correr la misma suerte a nivel federal en más de seis décadas, algo que llevó a la Unión Europea (UE) a recalcar que la pena de muerte es «incompatible con la dignidad humana y el derecho a la vida».

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.