fbpx
Sonidos

ESPECIAL| Los Bunkers: “Teníamos que estar con la gente que siempre acompañó a la banda” (segunda parte)

Por: Johanna Watson, periodista @jowapa / Publicado: 12.09.2020
ESPECIAL| Los Bunkers: “Teníamos que estar con la gente que siempre acompañó a la banda” (segunda parte) ©Marcelo Millavi /
A 15 años del lanzamiento del álbum Vida de Perros que los llevó a la fama internacional, conversamos con conocedores de la banda y los propios músicos que integraron Los Bunkers, quienes revisaron sus inicios, la llegada a México y su reciente reunión para tocar en Plaza Dignidad.

En la primera parte revisitamos los inicios de Los Bunkers, cuando se despidieron de Concepción. La banda penquista que había depositado sus objetivos e ilusiones en el traslado a Santiago y daba pasos concretos hacia su consolidación, viviría un giro trascendental en la historia de su carrera con el álbum Vida de perros, lanzado un 8 de septiembre del 2005. Posteriormente llegaron a México directo al festival más importante de la música latina y el resto es historia.

Vive Latino: “no podíamos creer que la gente coreara nuestras canciones”

El Festival Vive Latino es un prestigioso evento musical, llevado a cabo en el Foro Sol de la Ciudad de México, y que lleva anualmente –desde 1998–  a lo mejor de diversos géneros musicales alternativos a presentarse frente a un público multitudinario.

Mauricio Durán relata cómo fue que llegaron a actuar en ese escenario. “Nosotros todavía no veníamos a México y nos invitaron al festival Vive Latino. Habíamos recibido un mail de Meme del Real  (músico y productor de Café Tacvba) que nos había dicho que estaban tocando aquí algunos temas. La verdad es que uno pensaba: ‘ah, nos tocaron alguna vez en la radio’. Pero cuando llegamos a México en marzo del 2006, para el Vive Latino, habían rotado en radios de rock ‘Ven aquí’, ‘Llueve sobre la ciudad’ y ‘Miéntele’. Tocamos en el Vive para 30 mil personas, la gente coreaba las canciones y la verdad no lo podíamos creer. El disco tuvo un impacto bien fuerte sin que nosotros lo supiéramos, se empezaron a tocar los singles acá antes que viniéramos por primera vez”.

[Te puede interesar]: ESPECIAL| Los Bunkers a 15 años de Vida de perros: “Fue un atrevimiento a la altura de nuestra locura” (primera parte)

Gonzalo agrega: “cuando llegamos a México, el recibimiento de la gente encargada era bien efusivo. Ellos nos contaron en la van desde el aeropuerto sobre el éxito del disco. ´Acá somos super cariñosos con la música y cuando nos gusta algo lo expresamos’, nos dijeron. Nosotros íbamos con la experiencia del público chileno, las comparaciones son odiosas pero estábamos acostumbrados a otro tipo de reacción. En Chile el público es más observador, no es tan entregado como el público mexicano, que es mucho más ‘de piel’. El día del Vive Latino estaba tocando Julieta Venegas y a nosotros nos parecía extraño el lugar donde nos estaban ubicando dentro del show, era en la tarde, eso está bien, pero ¿después de Julieta Venegas? No nos hacía mucha relación y ya minutos antes, la gente coreaba el nombre de la banda. Nos pusimos a tocar y quedó la cagada, se sentía la vibración desde el escenario, la gente saltaba, se sabían todos los temas, fue increíble”.

El éxito que desconocían: “Nos dimos cuenta sobre el escenario”

Con la tecnología actual, suena inverosímil que una banda esté arrasando en los diales FM y que los principales involucrados no estén enterados, pero así fue. Gonzalo López recuerda sus emociones al darse cuenta de lo populares que eran en tierras extranjeras. “Siendo fanáticos y respetuosos de toda la historia Beatlemaniaca y guardando totalmente las proporciones, me imaginaba esta situación de cuando los Beatles llegaban a Estados Unidos y había todo un mundo del que no tenían idea. Esa sensación de no saber dónde vas y de repente está todo pasando y estás vibrando en otro país con tus canciones, la gente está saltando y hace dos días estabas en tu casa. Nos dimos cuenta ahí, sobre el escenario, de lo que estaba pasando. Los días posteriores tratábamos de entender y de encaminarnos a esta situación rápidamente, ver cuál era el camino a seguir en vista de lo que pasaba en México, ahí empezamos a hacer más frecuentes las visitas”.

“El mayor miedo que nosotros teníamos era el de ‘achancharnos’ en Chile, por así decirlo, quedarnos en una situación cómoda mientras México presentaba desafíos grandes y nuevos. Eso unió nuestro núcleo, la relación entre todos. Cuando uno se propone metas nuevas y son metas bonitas, el grupo tiende a compactarse, eso fue lo que a nosotros nos sucedió», rememora Mauricio Durán. Mientras repasa los hitos del álbum: “es un disco muy directo, en términos de música y textos. La música es muy clara en lo que quería decir. Estaba muy claro lo que se estaba expresando, los mensajes eran directos, eso permitió que tanto en Chile como en México la gente lo recibiera de super buena manera, las canciones entraron de una”.

México y Chile: La eterna promesa versus la consolidación

“Ya viene la consolidación”, era el pensamiento de la banda tras editar cada disco en territorio chileno, y pese a que avanzaban y se posicionaban en su país de origen, fue en otro lugar donde el reconocimiento vino a abrazarlos y acogerlos. Gonzalo López habla de ese momento: “El grupo en Chile estaba en una eterna consolidación, viviendo momentos super sólidos. Ya habíamos hecho el trabajo de La culpa que le había ido super bien, nos estábamos recién abriendo al mundo, ya empoderados de lo que estábamos haciendo”.

Por su parte, Mauricio Durán se refiere a cómo la relación con México y los mexicanos  incide positivamente dentro de la banda. “Crecimos mucho, esto nos cambió la perspectiva, nos volvió una banda más sociable, porque las bandas chilenas estaban muy metidas como en un ostracismo. En Chile pasa eso, que todos están más encerrados, pero el último tiempo ha cambiado. En México la gente y los colegas son mucho más sociables, se da mucha camaradería, que era algo que en Chile no se veía tanto como ahora. Eso cambió la personalidad de la banda y a mí también me cambió mucho, hasta el día de hoy”.

Rocker remata con las razones que vieron los mexicanos en la banda y en el álbum. “Es un disco que tiene varios hits que conectaron de manera inmediata con el público. Tiene los elementos necesarios para augurar que la banda iba a trascender, y lo hicieron. El Vida de  perros detonó el rumbo de su carrera de forma masiva y me atrevo a decir que es uno de los discos más importantes del rock iberoamericano del milenio, siendo influencia para muchas bandas”.

Reunión durante el estallido social: la retribución al pueblo

Los Bunkers ya son leyenda en Chile. Uno de sus últimos hitos en el país fue –estando en receso como banda– su inesperada aparición en medio de Plaza Dignidad. El viernes 13 de diciembre del 2019 tocaron sobre un camión que, por esas fechas tuvo bastante popularidad, al recorrer con diversos artistas distintos lugares de la capital para entregar mensajes de justicia social y apoyo a través de la música. En el caso de Los Bunkers, el show se materializó en plena ‘zona cero’, desafiando una infinidad de posibles y eventuales desenlaces desafortunados.

Ya conocemos las innumerables oportunidades en que Carabineros de Chile irrumpió en el lugar con bombas lacrimógenas, violencia, abuso de poder y disparo de perdigones que le quitaron la vista a cuantiosas personas, como el emblemático caso de Gustavo Gatica. A propósito de lo mismo, Gonzalo López recuerda divisar desde la altura del camión escenario a la ‘primera línea’ luchando  contra Carabineros con el objetivo de proteger el show. Sin embargo, todo resultó favorablemente, convirtiéndose en un momento histórico tanto para el estallido social como para la música chilena. Para coronar este encuentro, al día siguiente brindaron un show en su ciudad natal, Concepción.

De ese momento nos habla Mauricio Durán: “La reunión tenía un carácter especial y un fin concreto, que era sumarse y apoyar un movimiento ciudadano donde nosotros consideramos que teníamos que estar con la gente que siempre acompañó a la banda. Entonces, cuando necesitaron que la banda les diera una muestra de apoyo, yo sentía que había que darlo. Por otro lado, en un momento en que Chile está tan polarizado y desunido, que de repente cinco personas que no trabajan hace mucho tiempo juntas se unan en pos de un objetivo común, es una señal muy clara. Ahora quedan muchos desafíos por delante, con el plebiscito, el desarrollo de una nueva Constitución, construir una mirada nueva de país. En ese sentido el mensaje es bueno porque ahora tenemos que ponernos de acuerdo en qué queremos hacer, qué queremos construir, cómo queremos mirarnos a nosotros mismos hacia adelante, y yo creo que eso es lo que la banda quería expresar al tocar en esos shows a fines del año pasado».

[Te puede interesar]: VOCES| A quienes se apropian de las letras de Víctor Jara: Usted no es ná, ni chicha ni limoná

Durante esos días, el rumor acerca de la reunión de Los Bunkers o la posibilidad de que al menos agendaran un par de fechas circuló fuertemente, las razones de no hacerlo las explica Mauricio. “Le habría quitado sentido a ese mensaje, los cinco teníamos muy claro que esa era la finalidad y en ningún momento se habló de juntarse a hacer otra cosa o reunirse de una manera más permanente. Me pone contento que ese haya sido el motivo. Hay muchas razones por las cuales una banda se puede juntar, y que haya sido por esto, me pone contento también hacia mis compañeros, al compartir esa visión de cómo hacer las cosas y cuáles son las cosas importantes para nosotros. Es bacán que haya sido así, le da más valor a la reunión”.

A partir del sentimiento social que movilizó a la banda para juntarse en esos días de la revuelta, se abrieron profundas reflexiones en Gonzalo López. Tras encontrarse con sus antiguos discos y canciones, tener que ensayarlas y participar de escoger las necesarias para armar un repertorio que se ajustara al contexto, experimentó fuertes emociones al escuchar nuevamente el Vida de perros. «Esto lo he conversado con mi hermano nomás, pero, a raíz de la junta con los chiquillos, preparando los ensayos para los shows del estallido, tuvimos que juntarnos a sacar los temas, porque realmente no los tenía en mi cabeza y pensaba ‘¿en qué minuto grabé esto y toqué de esta manera?'»

«Me puse a revisar el Vida de perros completo y me llamó mucho la atención lo que se genera. Da como lata decirlo uno mismo, es como autorreferente, pero bueno, me encantó volverlo a escuchar. Además que por lo general en los proyectos en los que estoy –creo que al resto de los chiquillos les pasa también– que después no vuelven a escuchar los discos. El Vida de perros se hizo,  rayamos con él la semana antes de que saliera, se lo mostramos a nuestros amigos, lo escuchamos completo y después nunca más, nunca más, nun-ca-más. Entonces, entender lo que se quiso hacer en términos musicales, los silencios entre canción y canción, la selección de canciones, por qué esa selección y no otra, por qué ese orden de canciones, quedé realmente sorprendido de lo que estábamos haciendo en ese minuto”, dice.

[Te puede interesar]: Fab Ciraolo: «Quería lograr esa reversión de Allende 2020»

“’Nada es igual’ es un tema que me encanta porque sé que está tocado en vivo, estamos todos tocando, eso también fue un atrevimiento a la altura de nuestra locura y de nuestra ceguera para bien, de las cosas que queríamos hacer, y de las que éramos capaces de hacer. Una cosa es decir que quieres grabar un disco en vivo, en cinta, y no fracasar en el intento, porque se te puede acabar la cinta –teníamos cinta limitada, eran cajas que habían sobrado de otras grabaciones porque son carísimas–. Entonces era grabar los temas que habíamos ensayado durante un mes, en dos, tres tomas y pasar al otro tema”.

“En su minuto nosotros estábamos haciendo lo que había que hacer, sabíamos que teníamos que lograr una energía común que quedaría registrada, y eso fue una proeza, uno de los atrevimientos que tuvimos. Me atrevería a decir que fue inigualable, y es bacán estar consciente de eso a la hora de escucharlo con la perspectiva del tiempo. Los años te hacen más analítico, más desechador de tus ideas de más joven, pero hoy me siento totalmente orgulloso de Vida de perros.

A 15 años: Uno de los discos más importante del rock de Iberoamérica

Los Bunkers conquistaron varios escenarios de Latinoamérica. Su música, y en especial el disco Vida de perros, fue valorada y reconocida en diversos países por distintos especialistas. Para Enrique Blanc es el álbum que define el sonido de Los Bunkers. Su, por decirlo de alguna manera Exile On Main Street (álbum de los Rolling Stones). Un rock de guitarras al frente en ocasiones, a la par de baladas reposadas y menos vehementes como Maribel que además, desde mi perspectiva, nos deja entrever las preocupaciones de los jóvenes de un país en uno de los momentos de libertad y desarrollo cultural más fértiles de su historia reciente. Canciones sobre todo de amor y desamor con la frescura de una visión propia del mundo, de dimensiones universales, que conectaron fuertemente con las audiencias del rock latino en general”.

En tanto, para Rocker  “es un disco que tiene varios hits que conectaron de manera inmediata con el público. El álbum tiene los elementos necesarios para darte cuenta que es una banda que iba a trascender y lo hicieron. El Vida de  perros detonó el rumbo de su carrera de forma masiva y me atrevo a decir que es uno de los discos más importantes del rock iberoamericano del milenio, siendo influencia para muchas bandas”.

Y para finalizar, un chileno, Rainiero Guerrero, siembra la idea de continuidad a partir de la elasticidad que la música de Los Bunkers permite, al ser apreciada por nuevas generaciones que quizás en el futuro se convertirán en los nuevos melómanos y músicos del país. “Ahora lo experimento de otra manera, porque veo que el efecto cruza generaciones. Mis hijos, que tienen 10 y 5 años son fanáticos de Los Bunkers, especialmente del Vida de perros, por las canciones que vienen ahí. Hay algo misterioso que hace que lo escuchen a la primera y les guste, lo escuchen y lo canten. Para mí es chistoso porque 15 años después vuelve a aparecer el disco en otros formatos, está disponible en plataformas digitales, tus hijos lo escuchan y les gustan, se repite la historia. Es un disco que envejece bien y capta nuevos seguidores siempre».

Contenido Relacionado
Payas femeninas por el Apruebo: De Arica a Magallanes las cantoras chilenas se la juegan en décimas

Payas femeninas por el Apruebo: De Arica a Magallanes las cantoras chilenas se la juegan en décimas

“Constitución en Terapia”: Serie sonora El Estallido de las Cosas estrena este jueves su último capítulo

“Constitución en Terapia”: Serie sonora El Estallido de las Cosas estrena este jueves su último capítulo

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.