Fotografía

FOTO| Bastian Cifuentes, fotoperiodista: “Hay gente con situación económica muy buena que se ha encapuchado para apoyar las demandas sociales”

Por: Elisa Montesinos / Publicado: 19.05.2020
@periodistafurioso /
¿Por qué nos encapuchamos? Cifuentes quiso responder la pregunta retratando en terreno a decenas de personas que decidieron cubrir sus rostros. Detrás del GAM, por la calle Villavicencio, varias fotos pegadas al muro dan cuenta de la serie que ya va en los 300 retratos, aunque no alcanzó a ponerlas todas por la llegada de la pandemia. Ahora que las mascarillas han reemplazado a las capuchas (más o menos), se volcó a retratar enmascascarados, pero esta vez con la intención de prevenir y combatir la enfermedad. Aquí su relato en primera persona.

Soy un inquieto de las comunicaciones. He trabajado durante mi vida varios aspectos sociales desde el 2005 cuando era estudiante de fotografía periodística y publicitaria; también como periodista en festivales, conciertos y deportes. Siempre freelance. Lo que más me gusta es retratar mediante el fotoperiodismo y la fotografía artística a ese Chile que muchos ignoramos, al que sufre con las inequidades y aquel que es invisible para el Estado y los medios de comunicación tradicionales. Contar historias es lo que realizo con más entusiasmo y dedicación.

@periodistafurioso

La serie nació por varios motivos. Uno fue la pregunta que lleva este proyecto: ¿por qué nos encapuchamos? La idea era responder esta interrogante mediante el retrato, y a la vez desmitificar a quienes prefieren ocultar sus rostros para exigir sus derechos básicos en este país sin ser perseguidos. Para ello, debía ir más allá del típico retrato de protesta y mezclé el arte, la fotografía tradicional y otros elementos clásicos de la fotografía de retrato.

 

@periodistafurioso

Comencé a fotografiar en terreno (toda la serie ha sido realizada donde las papas queman, donde la gente es reprimida) con un reflector que se ocupa bastante en los estudios fotográficos. La foto del backstage muestra cómo las iba realizando. Esa en particular fue el día que la iglesia de Carabineros ardió.

@periodistafurioso

Los mismos encapuchados sostenían el reflector por su lado negro para que el retrato se centrara solo en l@s protagonist@s y tuviese una conexión más directa con la persona y la contingencia social en que por exigir derechos básicos han salido heridas, mutiladas o muertas. 

@periodistafurioso

Todo es real, yo solo puse el fondo. Incluso después que iban viendo el trabajo se me acercaban para que los fotografiara y tomara sus demandas y el por qué andaban así.

@periodistafurioso

Hasta el momento llevo casi 300 retratos. El tiempo de dedicación fue variando dependiendo del status quo, pero casi todos los días que estuve fotografiando en las protestas dediqué un tiempo a este proyecto. Lo ideal era llevarme un testimonio diario.

@periodistafurioso

Hay muchas historias que me han llamado la atención. Hay gente con situación económica muy buena que se ha encapuchado para apoyar las demandas sociales; otros no han querido mostrar su rostro debido al temor de ser despedidos o perseguidos por el Estado. El autocuidado ha sido la respuesta más universal de esta serie. Elegir una foto me resulta complicado porque tod@s son valiosos para mí, tanto por sus historias como por su registro. 

@periodistafurioso

Ahora, por las restricciones frente a la emergencia sanitaria, la población no ha vuelto en masa a protestar en Plaza de la Dignidad o sus alrededores. Trasladé mi trabajo a las poblaciones, centros de acopio, ferias libres, a las personas que viven en las calles y a parte de la comunidad del persa Bío Bío cuando estuvo abierto, ya que este es un lugar que llevo años documentando por lo que significa y es para la sociedad chilena.

 

Contenido Relacionado

FOTOLIBRO| Estallido social y coronavirus: La tormenta perfecta para Chile desde una mirada artística

FOTO| Un homenaje a los trabajadores que ponen el cuerpo a la crisis sanitaria

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.