Libros

No todo lo que llega de Italia son malas noticias: editorial Altamarea trae a Chile literatura italiana en español

Por: Carolina Espinoza desde Madrid / Publicado: 12.05.2020
/
Una de sus últimas publicaciones, "Fútbol y fascismo", incluye un capítulo dedicado a Carlos Caszely y Pinochet. La expansión del fascismo, la lucha feminista, la vinculación entre fútbol y política son algunas de las temáticas que abordan los libros de esta editorial que próximamente traerá a Chile inéditos de Gramsci, Pasolini y Pavese. Esto es lo que conversamos con sus fundadores, Alfonso Zuriaga y Giuseppe Grosso.

India, 2016. Giuseppe, Sara y Alfonso deciden que lanzarán en algún momento una editorial dedicada a lo que los une: lo italiano en general y la literatura en particular. Lo que comenzó como una broma se hizo realidad en enero del 2018, cuando nació Altamarea Ediciones, con base en Madrid. Desde ahí comenzó una navegación imparable, que ha dejado más de 20 títulos a la fecha con un éxito rotundo en España. 

El último de ellos, Enjambre, es casi una profecía coronavírica: Cinco jóvenes se confinan en una casa perdida en el bosque ante el colapso de la sociedad. Un miedo masivo consume la civilización y saca a la luz los instintos más bajos del hombre. Juran que se escribió hace un año.

-¿Cómo surge Altamarea?

-A: Nace de un viaje a la India, pero también de un conocimiento profundo que teníamos de la literatura italiana, y vimos la posibilidad de traer al mundo hispano textos escritos originalmente en italiano. Había muchas lagunas en España y muchos títulos que a lo mejor no tenían grandes posibilidades comerciales, pero que nos interesaba editar.

-¿Hay pocas traducciones contemporáneas del italiano al español?

G: El mercado editorial es completamente perverso y obedece a lógicas que se han vuelto demasiado rápidas. Los libros duran muy poco y un libro se transforma en un objeto de consumo, en el sentido que está en la librería solo 15 días, por lo que para cualquier libro, cualquier tipo de literatura, ya es difícil subsistir. Es difícil aquí y en Latinoamérica, pero quizá hay un interés y una conexión más directa en América con la cultura italiana, y aprovechar la lengua en común abre una posibilidad fascinante. 

Antifascismo, feminismo y viajes

-¿Qué hilo conductor tienen las publicaciones?

A: Lo importante en Altamarea como editorial es el mimo por crear una identidad que se asocia con lo italiano. Hemos creado una colección donde se publican tanto cosas recuperadas, como cosas nuevas, pero la idea es ser un agente activo en la agenda cultural entre el mundo español y el italiano. Nos gusta esta apuesta porque define nuestra identidad editorial, la parte de ensayo la tenemos muy trabajada, queremos abrir una ventana para conectar con los temas actuales y sus necesidades, tanto de la actualidad política, como social, feminista y hasta deportiva. 

-¿Cuál es su línea editorial?

A: Procuramos mantener una línea que denota nuestra preocupación por la expansión del fascismo en la actualidad, por la lucha feminista, la unión entre fútbol y política desde una perspectiva histórica, para llegar a lectores más dispares. Narrativa italiana y ensayo son nuestros dos puntos fuertes, pero tenemos varias colecciones con un plan de lanzamiento bastante ambicioso. Sotavento, por ejemplo, es una colección de libros de viaje más ligeros, más de vacaciones; otra es Piccolini, una colección infanti;, y la última que estamos lanzando ahora es Barlovento. Barlovento es un viento que te llega a la cara y que tras una marcha forzosa, logras avanzar y esa es la opción que damos a nuestros escritores que no escriben narrativa en italiano, sino en español, y es una manera de abrirnos a crear un puente entre Italia, España y Latinoamérica.

G: La idea después es hacer el recorrido contrario, publicar literatura en español y hacer que llegue a Italia, porque también es verdad lo contrario: que, salvo los grandes nombres, llega muy poco de literatura en habla hispana a Italia. Nos gustaría mucho poder llegar a hacer eso.

-¿Qué busca la colección sobre fascismos? Y en relación a eso, ¿cómo se posicionan ante el avance de los neofascismos en Europa?

A: La retórica del fascismo ha cambiado, sus formas han cambiado, la manera de expresarse ha cambiado, pero el pensamiento es el mismo y hay que estar preparados. Algunas formas de pensamiento fascista que se mantenían como líneas rojas ahora se están cruzando, sin complejos, públicamente y con mucha gente que anima a esto. Hemos pensado en abordarlo desde diferentes puntos de vista: por un lado, publicamos un libro de Gramsci reuniendo sus artículos más significativos sobre este problema. Obviamente es un libro antiguo, con un concepto de fascismo antiguo; las técnicas han cambiado, pero esas esencias están ahí y debes conocer los caminos que tomó el fascismo no hace mucho. Acabamos de presentar Fútbol y fascismo, un repaso de las técnicas de los regímenes autoritarios en el siglo XX para hacerse del poder. El libro analiza las formas en que el fascismo logró el control del fútbol para conseguir otros fines. Desde Mussolini hasta Pinochet. De hecho hay un capítulo sobre Carlos Caszely y su comportamiento con el dictador chileno.

Recomendaciones para el estallido social

-¿Qué libros de vuestro catálogo podrían recomendar para enfrentar el cambio social que vive Chile?

A: Pues uno que está por salir y que se llama Los engaños del dinero de John R. Searle y Maurizio Ferraris; a ellos les escogió el editor italiano y les dijo: “explicarme desde vuestro punto de vista, qué es el dinero, cuál es el significado del dinero más allá de los datos macroeconómicos y qué es el dinero para la civilización”. Los puntos de vista de ambos escritores quizá sean muy dispares pero complementarios, y es el momento en que te paras a reflexionar para ver cómo ha funcionado el capitalismo, y, en el caso de Chile, ver cómo funciona el neoliberalismo feroz que ha dominado los últimos años. Te hace ver qué momento histórico se ha dado para que la situación llegue al punto de salir a la calle y rebelarse con todas sus consecuencias. 

G: También yo agregaría a Dacia Maraini, que es una feminista de primera línea en Italia. El último libro que ha escrito es una historia de la mujer desde la antigua Grecia hasta la época contemporánea. Es una autora a seguir porque es una autoridad sobre este tema, una señora que tiene 80 años, con una forma de analizar los conceptos que merece la pena. Es muy pausada, sin eslogan y es una gran manera de acercarse a la esencia del feminismo, a través de una persona que lo ha pensado en tiempos en que no estaba “de moda”. El motor de su literatura es la mujer, su condición, su esencia, y la forma de vivir. Sus libros fueron rompedores, por ejemplo en la lucha por el aborto en Italia, para conseguir avances sociales en la vida de la mujer. Leer lo que escribió ella en los setenta es de absoluta vigencia hoy.

El efecto COVID19 sobre las editoriales

-¿Cómo llevan ahora las malas noticias que llegan desde Italia, donde comenzó a expandirse en Europa el coronavirus?

A: La situación italiana nos ha servido de espejo para abordar la crisis sanitaria aquí en España, y creo que unirá todavía más los lazos entre ambos países: a la cercanía cultural y la crisis humanitaria se le suma una urgencia económica inédita que, por ser los dos primeros países europeos en sufrir los gravísimos estragos del coronavirus, van a tener que resolver con Europa al mismo tiempo.

G: Miramos con especial preocupación la situación en Italia, porque es el espejo de lo que pasa en España: como allí la epidemia ha comenzado 10 días antes, mirando a Italia tenemos una macabra previsión de lo que va a pasar aquí. Además los lazos sentimentales que nos unen a ese país hacen que constantemente estemos pendiente de la situación más allá de los Alpes. Es posible que la crisis estreche más las conexiones entre los dos países, y es de esperar que bajo el punto de vista emocional así sea por efecto de una natural empatía, pero, a nivel más amplio, más político, también es posible que esta crisis incube otro virus: el del nacionalismo, que evidentemente puede infectar no solo a Italia y España, sino a todos los países de Europa. En cuanto a la normalidad, me temo que será muy complicado restablecer el escenario que había antes de la pandemia, en especial en el sector editorial.

Contenido Relacionado

Óscar Aguilera: otro escritor chileno que se lleva la pandemia

VIDEO| Diamela Eltit: “La verdadera pandemia es el sistema neoliberal, su ineficacia y superficialidad”

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.