Libros

Qué se lee en cuarentena: “La peste” de Albert Camus

Por: Elisa Montesinos / Publicado: 18.03.2020
/
Camus sitúa el mal en las fronteras de Orán. La cuarentena se termina y la ciudad celebra. En cambio hoy, en la sociedad global interconectada por la tecnología no hay límites para la expansión de cualquier virus. "La peste" ha vuelto a la palestra ante los últimos sucesos en el mundo, convirtiéndose nuevamente en bestseller, y en Italia en el tercer libro más vendido.

Del toque de queda de Piñera a la crisis sanitaria

Ni el más grande novelista habría imaginado juntar dos eventos de tamaña envergadura como los que hemos vivido en los últimos meses en Chile en una sola novela. Camus de alguna forma lo hizo; su célebre y ya clásico libro La peste puede leerse como metáfora de la ocupación nazi de Francia (y de cualquier ocupación totalitaria o militar, léase toque de queda de Piñera en Chile), pero a la vez da cuenta de cómo una ciudad y sus habitantes van siendo invadidos por una epidemia. 

“Todos somos la peste… Todo lo que sé es que hay que hacer lo posible por no ser una víctima más de la peste… Y por eso he decidido rechazar todo lo que, directamente o indirectamente, provoca que la gente muera”, dice uno de los personajes. Una de las tantas frases para el bronce de la novela de Camus. Los accesos a la ciudad de Orán en Argelia son clausurados y controlados, no es posible entrar o salir, mientras los habitantes comienzan a adquirir la enfermedad que no se nombra, los doctores a ser contagiados, los cadáveres a acumularse mientras los precios suben y el mercado negro se ve favorecido, aparecen entonces las mejores y peores muestras del género humano. ¿Suena conocido? 

Quizás por todas estas resonancias, es que el libro casi inmediatamente después de ser publicado en 1947 comenzó a tener un éxito ininterrumpido, y ha vuelto a la palestra ante los últimos sucesos en el mundo, convirtiéndose nuevamente en bestseller, y en Italia en el tercer libro más vendido. Aparte de la atmósfera apocalíptica y de la descripción de cómo es la vida en cuarentena, muy actuales, de la lectura de La peste se quedó conmigo el recuerdo imborrable del personaje que siempre se excusaba diciendo que debía volver a escribir encerrado en su departamento; qué escribiría, me preguntaba. Finalmente se revela que el escritor, Joseph Grand, solo cambiaba de orden las palabras de una misma frase que armaba y desarmaba en interminables jornadas, una reflexión respecto al oficio mismo de la escritura. Tampoco podré olvidar el estilo del narrador, muy cercano a la manera de testigo, pero sin identificarse sino hasta las últimas páginas, cuando se desenmascara y resulta ser uno de los doctores más entrañables del grupo de salud que recorre la ciudad, Bernard Rieux.

Contenido Relacionado

Pepo, el penquista más famoso del mundo, vuelve a dejarnos ¡Plop!

Revisitando la revolución sandinista a partir de un olvidado cuaderno de viaje

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.