fbpx
Sonidos

¡Somos la resistencia! Una historia oral del rock y pop chileno al servicio del estallido social

Por: El Desconcierto / Publicado: 12.01.2020
¡Somos la resistencia! Una historia oral del rock y pop chileno al servicio del estallido social Screenshot 'Canto pa' mi pueblo' / Arte: Diego Candia
En la última edición de la revista Rockaxis, el crítico musical de El Desconcierto, Cristofer Rodríguez, conversó con varios artistas de nuestra escena musical popular que han compuesto canciones desde el inicio del estallido social el 18 de octubre pasado. Músicos consagrados como Mauricio Redolés, Camila Moreno, Angelo Pierattini (Weichafe), Nano Stern, Cristóbal Briceño (Ases Falsos), y otros más emergentes como Yorka Pastenes, Natisú, Gerardo Elgueta (Alectrofobia), David Vásquez (Fletcher), entre otros, narran sus sentimientos e impresiones en torno al movimiento social, y cómo todo esto los ha influenciado para crear parte de las canciones que han sido la banda sonora genuina de la primavera chilena. 

Natisú: El primer día estaba con mucha pega y andaba bien desconectada de las redes sociales y no sabía lo que había pasado. Cuando salí tuve que tomar el metro y en las tres estaciones que me bajé había Fuerzas Especiales. Me asusté mucho y me acordé de la serie The handmaid’s tale y de la novela 1984. Era como una realdad paralela.

Nano Stern: La tarde del 18 de octubre fui junto a un lote al Festival Chile Jazz en el Teatro Municipal de Santiago, en pleno centro de la ciudad. Ya llegar fue muy complejo. Como durante toda esa semana, había disturbios graves. Pero, claramente, había otro nivel de intensidad en lo que estaba ocurriendo. Entramos medio desconcertados al teatro y a mitad del concierto, pegados a las redes, vimos lo que ocurría en Enel y decidimos irnos. Al salir a la calle, era como estar en otro país.

Mauricio Redolés: Mi emoción fue de una alegría inmensa. Yo me encontraba en la playa pal’ estallido social y fue muy emocionante ver en una ventana una cartulina de colores pegada con scotch y decía “Yo prefiero el caos a esta realidad tan charcha” de una canción mía (‘Química’, 1991) que yo a su vez tomé de un grafiti que vi en una revista.

Camila Moreno: Sentí éxtasis, miedo e impresión, no lo esperaba, me sorprendió sobre todo el nivel de unión y organización de la gente. Recuerdo caminar por toda la ciudad con amigas y ver el fuego en todas las esquinas, impresionante.

Natisú: Me sorprendió, pero lo esperaba. Yo tenía un cansancio muy fuerte respecto al sistema capitalista y neoliberal, me sentía fracasada con el sistema productivista. Los primeros días sentía miedo, rabia, pero también una emoción y esperanza de ver este despertar.

Alekos Vuskovic (Kuervos del Sur): La marcha del 25 de octubre fue impactante para todos, el hecho de que la gente saliera a la calle y llenara el espacio público y cívico primario que tenemos en Santiago, que es la Alameda. No conozco a nadie que no haya ido.

Andrés Godoy: El día de la gran marcha lloré de emoción por el hecho de constatar que aún quedaba una forma de resistencia y desobediencia civil, que podía darnos al pueblo estupidizado por la educación, la precarización y la fragmentación social una posibilidad de reivindicación, una posibilidad de rehumanizarnos para reorganizar el sentido de vida.

Yorka Pastenes: Nunca había vivido un movimiento social tan transversal y potente, es primera vez que participamos de algo así en las calles, con las amigas y con la familia.

Mauricio Redolés: Aquí hay un círculo que se cierra, hemos estado por años diciendo esto no puede ser así y ahora se ve que no estábamos tan solos.

Gerardo Elgueta (Alectrofobia): Esto empezó a suceder porque tenía que suceder.

Cristóbal Briceño (Ases Falsos): Estamos frente a un enemigo peligroso. Y no solo peligroso, sino además polifacético y omnipresente, a saber, el consumismo desmedido, la usura, el acaparamiento y la concentración de poder, la acumulación obscena de riquezas, el sentido del negocio asociado a toda relación humana y el abuso del trabajo ajeno.

Leo Saavedra: Me impactó en el fondo de mi ser y creo que sobrepasó todos los límites. Vivo cerca de Plaza de la Dignidad y todos los días sentía el helicóptero como si fuese una película, como si fuese una guerra, no lo podía creer.

Angelo Pierattini (Weichafe): Hoy no es época de bandos ni de validar una forma más que la otra. Cada uno se manifiesta legítimamente desde su contexto, se acabó el binominal, y en buena hora, porque somos un cuerpo que desde todos sus vértices lucha por su soberanía y su dignidad violada y torturada.

Felipe Toro (El Cruce): Esta huevá no tiene que ver con colores políticos, con ningún partido que se apodere del movimiento, es una cuestión que viene netamente de la gente que busca dignidad hace mucho tiempo en la calle.

Natisú: Es un cuestionamiento profundo a la institucionalidad a nivel mundial y que es histórica. Por supuesto que viene desde el patriarcado gran parte de lo que se establece como Estado, policía, partidos políticos, incluso gremios, que responden a una jerarquía muy marcada. Por eso me hace mucho sentido que el estallido no tenga y tampoco quiera un tipo de representación tan formal. No sé si lo vaya a necesitar en algún momento o si el movimiento va a pedir algún tipo de liderazgo.

Nano Stern: Me parece profundamente preocupante que no haya liderazgos políticos que se hayan alzado a la altura de las circunstancias. Soy optimista en creer que los liderazgos están, pero deben dejar de ser sofocados por un ambiente tóxico y neutralizador.

Camila Moreno: No creo que la clase política sea quien pueda tomar liderazgo de esto.

Pablo Rebolledo (Sapos Sin Lengua): El lanzamiento del disco se vio postergado por el estallido, pero eso no nos complicó para nada.

Alekos Vuskovic: Tuvimos que cancelar el Caupolicán que teníamos programado para lanzar Canto a lo brujo. Cuando se nos cayó la fecha estábamos un poco tristes, pero también estábamos contentos y entusiasmados con lo que estaba pasando. Pensar que en lugar de nuestro concierto fue la marcha más grande de Chile fue fabuloso.

Pablo Rebolledo: La letra y música de ‘T1M0730’ la habíamos escrito hace un año y la incluimos en el disco que terminamos lanzando el 12 de noviembre, el día del paro nacional.

Felipe Toro: ’Continuar así’ se grabó antes, como en mayo. La verdad es que yo venía con la inquietud respecto a lo que quería que pasara. La letra casi dice “Oye loco, ¿cómo no se dan cuenta? ¿cómo tan conformes? ¿cómo podemos continuar así?” No es una canción reactiva, está dentro del contexto previo a la ebullición.

Leo Saavedra: En un momento me dio un poco de lata hacerla y dudé publicarla. Estaba muy emocionado con lo que estaba pasando y también muy impactado, pero no quería parecer oportunista con la situación. Originalmente ‘A sangre fría (carta al presidente y su rebaño)’ iba a llamarse ‘Carta abierta a Sebastián Piñera’, pero la cambié para hacerla más genérica.

Cristóbal Briceño: Lo malo de la creación en las crisis sociales es que queda siempre a un paso del panfleto y la consigna caduca y autocomplaciente, por eso creo que debemos encontrar el sentido universal y atemporal de nuestra lucha. Es nuestro deber ofrecer un punto de vista original para ser un verdadero aporte, oportuno y no oportunista.

David Vásquez (Fletcher): Con Bastián, el baterista, fuimos a marchar y sentimos la necesidad de hacer una canción que nos representara a nosotros que somos clase media baja. No es que nos quisiéramos colgar de un movimiento, nosotros estábamos marchando porque también eran nuestras demandas. Todos los integrantes somos de poblaciones y sentíamos la desigualdad.

Gerardo Elgueta: ‘Alto al fuego’ estaba compuesta desde junio y yo personalmente no quería sacarla, porque sentí que podía parecer colgado y restarle protagonismo a la protesta, entonces Mario Breuer (productor de la banda) me dice “Gerardo, han cantado de esto toda la vida y ahora que las movilizaciones más necesitan apoyo ustedes no pueden estar ausentes, es el momento en que tienen que sacar más música que nunca”.

Yorka Pastenes: El disco “Fuego – Canciones de emergencia” fue resultado de una actividad del taller de Música y Letra que estaba impartiendo en Balmaceda Arte Joven. Durante todo el semestre estuvimos componiendo en clases y haciendo actividades para fortalecer el oficio. Con el estallido nos pareció una responsabilidad escribir y cantar sobre lo que estaba pasando. El resultado estuvo muy potente y decidimos grabarlo.

Felipe Toro: Después de toda esta contingencia nos dimos cuenta que teníamos algo que decir al respecto y decidimos apurar la publicación porque teníamos un sentir común a lo que ocurría. Queríamos colaborar desde nuestra trinchera.

Alekos Vuskovic: Nos parecía urgente mostrar alguna posición.

Angelo Pierattini: Las dos canciones ‘Me verás arder’ de Weichafe y ‘Canto pa’ mi pueblo’ solista, las inspira este bellísimo pueblo al que pertenecemos, que lucha día a día por su soberanía y su dignidad.

Camila Moreno: ’Quememos el reino’ surge de la necesidad de estar juntas y hacer un ritual femenino para cambiar radicalmente la realidad como se ha concebido hasta ahora, es la emoción de saber que juntas somos peligrosas.

Alekos Vuskovic: Jaime Sepúlveda un día hizo la letra y la música de ‘La caravana’ y nosotros nos propusimos hacer de la canción algo que se pudiera mostrar lo antes posible. Nos juntamos a montarla, hacer los arreglos y luego la mezclamos con Pepe Lastarria. En tres días estaba lista.

David Vásquez: Nos tardó una semana hacer ‘Atte. Los chilenos’ y costó porque se grabó en plena movilización, así que se trabajó caleta porque tiene un beat hecho con midi, una guitarra eléctrica, un bajo sintetizado, aunque la letra fue más rápida.

Cristóbal Briceño: ‘Yo si estoy en guerra’ fue escrita el segundo fin de semana de movilizaciones. La música de Martín ya estaba hecha desde antes, y yo tenía pendiente encontrarle una melodía y una letra. La voz la grabé en el departamento de mi socio Hugo San Juan. Es una versión preliminar, por eso tiene una calidad casi de demo. La versión final debiera salir en el disco “Tacto”, durante el verano.

Mauricio Redolés: La turba es un sujeto histórico del siglo XX. En un poema mío del año 1986 que se llama “En San Juaca” yo ya menciono a la turba. Empiezo con “En Carlos Valdovinos con Bascuñán Guerrero me detiene una turba descontrolada” y termino “Después de todo la turba no era tan descontrolada”. Parte de la letra se me había ocurrido en el baño y luego empecé a buscar sonoridades “derrumba, la rumba, masturba” y fue saliendo.

Natisú: ‘Somos la resistencia’ surge un día que había sido muy marcado con noticias sobre abusos de Derechos Humanos por parte de la policía. Ese día estaba particularmente afectada y desesperanzada, sintiendo que nos podían matar, abusar, violar y violentar en cualquier momento. Me puse a tocar guitarra para calmarme, acordes sueltos, y de repente aparece la letra. Había pasado lo de Gustavo Gatica hace poco, por eso parte diciendo “Me pueden quitar los ojos, pero no voy a dejar de ver”. A partir de esa frase salió todo lo demás.

Nano Stern: Al leer aquella frase “Regalé mis ojos para que la gente despierte” de Gustavo Gatica, no pude contener las lágrimas ante un gesto de tanta generosidad espiritual y claridad política. Estaba a punto de salir a tocar, en Australia donde andaba de gira por esos días, y dándole vueltas a la frase, de repente salió ese canto.

Gerardo Elgueta: Cuando nosotros decimos “Les exigimos que pongan alto al fuego” nos referimos a como este Estado, este tipo de gobierno y este tipo de sistema nos está constantemente disparando desde distintos lados a través de los abusos. Hay una sección media electrónica y la dejamos vacía para poder editar los discursos de Pinochet y Piñera sobre la situación de guerra. Bajé los discursos, me cuadraron y lo armé. Es impresionante lo común de sus discursos, como si estuviesen cortados por la misma tijera.

Leo Saavedra: Quise que fuera al piano, muy Lennon, medio Bryan Wilson en las armonías del coro, con ese sonido de Paul McCartney en Wings potente hacia el final, algo bien emotivo.

Andrés Godoy: La idea del relato de ‘Niños digitales’ era reconocer el detonante del estallido, el reconocimiento a quienes encendieron este instante social, doloroso y mágico.

Yorka Pastenes: Quería que contara lo que estaba pasando y al mismo tiempo fortalecer la música como símbolo de unión y manifestación.

Angelo Pierattini: ’Me verás arder’ es muy visceral, desde el alma y la intuición y ‘Canto pa’ mi pueblo’ con el corazón puesto en la voz.

Andrés Godoy: Fue natural y espontáneo y rápido. La música fluyó de principio a fin desde el primer acorde.

Nano Stern: La canción salió de una tirada, cosa que sucede rara vez. Fue un impulso muy hondo. La letra fue brotando en tiempo real. Fue un momento muy catártico para mí.

Cristóbal Briceño: Muchas canciones se escriben solas, esperan su momento y luego te utilizan como medio.

Alekos Vuskovic: El último día de trabajo en la canción, nos juntamos con un amigo audiovisualista y grabamos la música y el video al mismo tiempo. Se masificó rápido y la gente la recibió super bien, hasta la cantaron en el Caupolicán y se había estrenado hace días.

David Vásquez: El video lo hice quedándome hasta tarde, porque en el día iba a las marchas. Me demoré como cuatro días. Hay imágenes como la de los militares en colina que arrastran a un joven inconsciente en la calle y la de Camila Flores rompiendo las fotos de las personas que habían muerto con Chadwick cagado de la risa atrás. Todo eso está en el video por su impacto.

Felipe Toro: La productora Cohete Negro había salido a grabar por sí sola y cuando les conté de la canción ya tenían listas las imágenes.

Leo Saavedra: Se nos ocurrió eso de proyectar imágenes de la represión y que yo saliera tocando el piano, pero yo no tenía que salir tanto, lo importante eran las imágenes.

Camila Moreno: El video da cuenta que esta lucha viene del movimiento feminista y el mismo tiene un tiempo de existencia que viene de generaciones previas a la nuestra, por eso actúan Pauli García y Nuri Gutés que son la representación de las madres nutritivas de esta lucha, es decir, que su dolor no es olvidado por nosotras y estamos quemando el reino todas juntas.

Natisú: Me escribe Pablo Arribas de La vitrola para contarme que están haciendo un registro de canciones compuestas durante el estallido. Ahí se me ocurrió que la Yorka y la Cami Moreno, que son mis amigas, grabáramos juntas y que nos acompañen algunas trabajadoras de la música. Convocamos a las chiquillas y fue un momento muy hermoso. Llegó Dulce y Agraz, Catana. Fue muy poderoso. En el video me tirita un poco la voz. Creo que es una canción para cantar grupalmente.

Angelo Pierattini: En ‘Canto pa’ mi pueblo’ somos Nathalie Nicloux, Juanito el Cantor, Juan Ayala y yo. Con Juanito somos amigos desde hace muchísimo tiempo. Hablamos todas las semanas y siempre estamos tramando cosas juntos. Siento mucha admiración por él como persona y artista. Igual que por Nathalie y Juanito el Cantor. Son personas y artistas de alto calibre.

Mauricio Redolés: La letra de ‘La turba’ la hice con Claudia Chavita Godoy y Rafael Rubio. Chavita Godoy hace décimas y cuecas, compone precioso, tiene una cueca en Youtube que se llama ‘Mataron a la Negra’. Rafael Rubio es con seguridad uno de los mejores poetas de su generación, hijo de Rafael Rubio que es un poeta de mi generación.

Felipe Toro: Creo que el cambio más radical que yo he percibido a partir de este proceso histórico es la enorme e impresionante cantidad de contenido cultural que se ha desarrollado. Me siento feliz de ver en nuestros muros a Víctor Jara junto a Jorge González y Lemebel.

Yorka Pastenes: Hay un viaje histórico de los artistas y canciones de protestas de otras generaciones en este movimiento social. Lo que hicieron Las Tesis me parece una de las acciones con mayor impacto a nivel país y mundial, se replicó en muchos países, todas estamos muy empoderadas con el mensaje y la cantidad de funas que están saliendo a raíz de eso es impresionante. Esperemos que con esto se termine por erradicar la violación y el acoso como una conducta impune.

Leo Saavedra: Lo de Las Tesis lo encontré increíble y más encima dio la vuelta al mundo, la cagó.

Natisú: La música y el arte estaban hasta hace poco queriendo entrar a jugar en la maquinita capitalista y se estaba olvidando de su rol principal que es el de cohesión social. Ser un canal de los sentires, los pensares y las comunidades.

Alekos Vuskovic: Era imposible que el Caupolicán no se transformara en un evento político, toda la gente estaba con ganas de expresarse, de reunirse, de escuchar la canción. Estuvimos con la hija de Anita González en el escenario y el público levantó sus consignas. Fue un acto muy social. Personas que asistieron a los shows de rock en dictadura nos han comentado que lo sintió muy similar, entendiendo que el nivel de represión de hoy es bien diferente al de ese entonces, pero la gente tiene el mismo espíritu de querer expresarse y luchar.

Pablo Rebolledo: La prensa amarilla, los políticos ineptos, la comodidad del privilegiado, es algo que ha pasado durante años en Chile, además de lamentablemente seguir haciéndonos la pregunta ¿dónde están? Cuando ocurren estas cosas.

David Vásquez: Sentí rabia por el discurso de gobierno, que en realidad no decía nada y repetía el discurso de la violencia. Rabia porque acá en Chile se tomó la costumbre de violar los Derechos Humanos y todos se quedan callados. Es super brígido que en nuestro país nos sigan gobernando los dinosaurios de la dictadura, que es la derecha y la UDI. Y nosotros somos los tataranietos de los huevones que les sacaron la mierda en los tiempos de la cuestión social.

Gerardo Elgueta: Es horrible, es tristemente vigente, pero eso ha hecho que haya un traspaso generacional y gente mayor se ha acercado a nuestra música por esta comparación que hicimos entre los dos dictadores del país.

Nano Stern: Espero que el país madure y aquellos que ostentan un poder y una riqueza inmoral tengan la cualidad humana suficiente para ver que la actual situación no da para más, y solo es sostenible desde la violencia sistemática en la que hemos vivido inmersos durante tanto tiempo.

Mauricio Redolés: Durante todos estos años fuimos miles de personas los que estuvimos ayudando para que cambie esta situación. No digo que el estallido sea responsabilidad nuestra porque sería patudo, pero si yo te mostrara mi bitácora de los últimos diez años he estado en montones de actos. Acá hay un nuevo sujeto histórico que son los jóvenes y ni siquiera los de 25, son los menores de 20 años. Gente que tiene conciencia política y conciencia social y que no están dispuestas a vivir de este modo. Es precioso eso.

David Vázquez: Este movimiento está más integrado por jóvenes que por adultos, dando la cara, sobre todo en la primera línea y también nosotros somos los criollos que logramos educarnos, los hijos que estudiamos para enseñarle a la mamá y al papá sobre cosas que a lo mejor ellos no tuvieron la misma base, en relación a la Constitución, por ejemplo. Igual no somos todos, la educación sigue siendo un privilegio.

Andrés Godoy: Los niños y los jóvenes se organizaban de manera distinta, usando todo el conocimiento de las redes y la información digital. Les era natural en su naturaleza de niños y jóvenes de la generación Z. Horas después se les unieron los Millennials, más tarde estábamos todos en las calles, en los barrios, en todo el país. Los niños digitales serán parte del cambio real en las próximas décadas. Están naciendo con otras sensibilidades y ahí el poder como lo conocemos tiene sus días contados.

Yorka Pastenes: Creo que es la primera vez en la historia que el pop está tan presente en las manifestaciones. El folclor, el hip hop, el punk o el rock siempre se han caracterizado por comunicar las molestias sociales, pero el pop está presente en este momento y me parece muy importante que asuman esa responsabilidad como artistas de alto alcance e impacto.

Camila Moreno: Lo social y lo artístico siempre han estado conectados, la política, el amor y la espiritualidad también. Creo que se está entendiendo que este cambio de realidad es en todos los niveles y direcciones. Es la construcción de una realidad más expansiva, justa y digna.

Angelo Pierattini: Lo más maravillo es vernos como seres humanos que somos, manifestándonos, mirándonos frente a frente. Necesitándonos profundamente para lograr lo que queremos conseguir.

Puedes encontrar este contenido completo en la revista Rockaxis 199.

Contenido Relacionado
Fabiana Cantilo vuelve con concierto online y nuevo video

Fabiana Cantilo vuelve con concierto online y nuevo video

Emiliano Aguayo y su nuevo libro de conversaciones con Jorge González: “Un tremendo compositor, y sin embargo, para la prensa era un maldito”

Emiliano Aguayo y su nuevo libro de conversaciones con Jorge González: “Un tremendo compositor, y sin embargo, para la prensa era un maldito”

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.