Nacional

Cura destaca «lado bueno» de Arellano Stark

Por: El Desconcierto | Publicado: 14.03.2016
Cura destaca «lado bueno» de Arellano Stark arellano_stark_sergio1 |
«Fui testigo de acciones suyas meritorias. Ellas salvaron a personas de impredecibles consecuencias, incluyendo la tortura y el asesinato», afirma el sacerdote Joaquín Alliende sobre la salida de Chile de militantes del Mapu y del MIR que se habrían realizado por voluntad del ex general cómplice de la dictadura recién fallecido.

A raíz de la muerte del ex general del ejército y cómplice de la dictadura enjuiciado por una serie de violaciones a los derechos humanos Sergio Arellano Stark, el padre schoenstattiano Joaquín Alliende publica hoy una columna en El Mercurio donde destaca acciones positivas del militar.

«Personalmente fui testigo inmediato de acciones suyas meritorias. Ellas salvaron a personas de impredecibles consecuencias, incluyendo la tortura y el asesinato», afirma el sacerdote Joaquín Alliende.

«Fue condenado por acciones de la mayor gravitación moral. Pero creo que conviene hacer públicos algunos elementos complementarios», dice el sacerdote, que abre su carta haciendo hincapié en que no todo es blanco o negro.

«Personalmente fui testigo inmediato de acciones suyas meritorias. Ellas salvaron a personas de impredecibles consecuencias, incluyendo la tortura y el asesinato», dice.

El sacerdote nombra en particular dos hechos. Uno habría ocurrido luego de que Alliende solicitara, desde la Santa Sede, sacar de Chile a 22 dirigentes y militantes del MIR.»Tras una larga conversación, a ratos dramática, él accedió. Unas doce horas más tarde, todos esos chilenos salieron en un vuelo especial desde Pudahuel a Argentina. Esto enfureció a Manuel Contreras, que juró tomar represalias contra quienes habían osado doblarle su mano, ya muy ensangrentada», cuenta.

El segundo hecho habría ocurrido en Papudo, cuando el cura solicitó a Arellano de forma directa que salvara de Contreras a seis médicos del Mapu que habían extraído medicamentos de diferentes depósitos para un hospital de emergencia donde atenderían a partidarios del Presidente Salvador Allende.

«Shakespeare era un conocedor maestro de la complejidad humana. En su teatro no hay buenos puramente buenos y malos solo malos. Claro que tenemos que condenar hechos y personas concretas. Pero nunca con la voz absoluta y definitiva del Dios vivo», concluye Joaquín Alliende.

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.