Nacional

Fundación Iguales denuncia que solo un 1,3% de los jueces se ha capacitado en materias de diversidad sexual

Por: El Desconcierto | Publicado: 14.08.2017
Fundación Iguales denuncia que solo un 1,3% de los jueces se ha capacitado en materias de diversidad sexual Marcha del Frente de la Diversidad Sexual |
El presidente de la Asociación de Magistrados e Iguales denuncian al Poder Judicial por no cumplir los cursos de capacitación en diversidad sexual ordenado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos tras el fallo del caso Atala en 2012.

En febrero del 2012, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó al Estado de Chile por haber discriminado a la jueza Karen Atala al quitarle la tuición de sus tres hijas por ser homosexual.

El fallo disponía que se debían implementar cursos de educación y capacitación a funcionarios públicos sobre el tema.

Cinco años después, el presidente de la Asociación Nacional de Magistrados, Álvaro Flores y el dirigente de la Fundación Iguales, Juan Enrique Pi, denunciaron al Estado y al Poder Judicial por no haber cumplido el fallo por el caso de la jueza Atala.

«Pedimos datos a la Academia Judicial este año y tenemos que solo un 1,3% de los jueces se han capacitado en materias de diversidad sexual los últimos cinco años. Es un índice sumamente bajo. Entonces sí, marca un precedente, porque dice al Poder Judicial que debe educarse y que deben dejar atrás estereotipos y prejuicios. Sin embargo, este fallo está sumamente incumplido a cinco años de su dictamen», afirmó Pi a El Mercurio.

Lo mismo opinó Flores: «El fallo Atala le impone al Estado de Chile efectuar capacitación permanente dirigida a funcionarios públicos, y especialmente al Poder Judicial en todos sus estamentos. Hemos tenido reuniones con el director de la Academia Judicial y entiende que esa obligación no le es propia, porque ellos hacen un conjunto de cursos que van voluntariamente para ser aceptados por funcionarios y jueces».

Según informe de la propia Academia Judicial -solicitado por la Corte Suprema-, el fallo del CIDH se ha dado por cumplido.

Pese a los antecedentes y la condena en contra, uno de lo jueces que falló en el caso Atala, Urbano Marín, no se arrepiente de la decisión y niega discriminación. «Nos preocupó la situación de las niñitas, no el género dela madre. Eran objeto de la sensibilidad especial de los vecinos y colegio. Eso nos preocupó. Eran objeto de curiosidad, entonces pensamos que era mejor, desde ese punto de vista, que estuvieran con el padre», afirmó.

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.