Nacional

El caso de violencia de género que enfrenta a una joven mapuche con Revolución Democrática

Por: Vanessa Vargas Rojas | Publicado: 20.07.2018
El caso de violencia de género que enfrenta a una joven mapuche con Revolución Democrática 34459662_1976583252416763_7474429592640421888_o | Foto: Facebook RD.
Una ex militante de Revolución Democrática asegura que sufrió violencia verbal de parte de sus compañeros y que el partido no investigó su denuncia. Además, cuestiona a la directiva en Temuco por haber trabajado reuniendo firmas en la calle junto a un notario condenado por acoso sexual y laboral.

Durante años, Ericka Ñanco trabajó en política desde el espacio de la comunidad Hualacura, en Nueva Imperial, donde ha vivido toda su vida. Sin embargo, el año pasado, antes de las elecciones presidenciales, la joven mapuche se sintió convocada por el discurso feminista de la entonces candidata Beatriz Sánchez, motivándola a participar del Frente Amplio.

«Me sentí motivada a trabajar en ese espacio a pesar de haber estado mucho tiempo trabajando fuera, yo soy mapuche. La política occidental es un tema para uno«, reconoce la estudiante, quien se sumó a la campaña de la periodista y a fines de 2017 comenzó a militar en Revolución Democrática.

Sin embargo, una situación particular ocurrida al interior del partido terminaría por alejarla poco tiempo después: el 21 de febrero, Ericka asegura que la directiva de RD la citó para una reunión en donde la instaban a asumir que había falsificado firmas en favor de la candidata.

«Me obligaban a firmar una carta en la cual yo asumía ciertos delitos penales que tienen que ver con recolección de firmas, me acusaban de malversación de firmas», detalla Ñanco. Al negarse a firmar, dice que el tono de la discusión fue subiendo y tornándose violento.

En específico, recuerda, «hubo un compañero que fue muy violento, muy agresivo conmigo, que hasta pensé que podía llegar a agredirme. Salí casi corriendo, llorando», detalla. El episodio la impactó tanto que se decidió a denunciar violencia al Frente Amplio, ya que había enfrentado a la directiva de su partido. Sin embargo, la acusación fue derivada a RD, donde se abrió una comisión interna en la que ninguno de los involucrados -excepto ella misma- habría declarado.

«No me la aceptaron. Supuestamente no tenían cómo comprobar que hubo violencia de género en mi contra. Yo denuncié esa situación dentro del Frente Amplio, porque el compañero que fue violento conmigo además era miembro paritario del Frente Amplio, entonces ya era un tema que trascendía mi orgánica, él cumplía un rol representativo del espacio. Se llama Patricio Silva», denunció.

Ericka pidió su destitución, pero recibió nuevos cuestionamientos, también de miembros del Movimiento Autonomista e independientes: «Me dijeron que eso debía verlo en la interna de la orgánica y que no competía al Frente Amplio. Muchos compañeros se portaron muy agresivos en esa reunión, salió un profesor casi empujando a una compañera que me estaba defendiendo, diciendo ‘ah, estas feministas tal por cual’. Me sentí de nuevo muy acongojada», detalló.

La joven recurrió en Santiago al Tribunal Supremo del FA, pero su denuncia no fue admitida. Sí fue acogida, a cambio, la acusación en su contra por el tema de las firmas, del que asegura no ser responsable.

Dos militantes del FA confirman: «Todas las mujeres que la defendimos fuimos atacadas»

Dos militantes del Frente Amplio que pidieron reserva de su identidad confirman violencia verbal contra la joven mapuche de parte de la directiva de Revolución Democrática en Temuco.

Francisca*, quien integra una orgánica diferente a RD, aseguró haber estado en las asambleas y espacios donde Ñanco realizó su denuncia: «Aparte de la denuncia que realiza ella, todas las mujeres que la defendimos fuimos atacadas y violentadas de distintas maneras», aseguró.

«Los problemas partieron porque ella realizó la denuncia en una asamblea del FA y la acusaron de denunciar en una instancia que no correspondía, sin el mecanismo interno, pero nosotras no confiamos en ese mecanismo porque las personas que mandan Revolución Democrática están involucradas«, argumentó.

La joven aseguró que miembros de RD y el Movimiento Autonomista las culparon de «hacer el ridículo»: «Decían que estos eran cahuines, que hay otros temas para preocuparse. Esto en medio de la asamblea, a gritos, especialmente de hombres. Y todos hombres mayores».

Además, aseguró que Silva, uno de los hombres que habría cuestionado en duros términos a Ñanco «también se me fue encima por defenderla. A nosotros RD nos hizo la cruz, me trataron pésimo, con insultos, calumnias. Incluso se dijo que estas eran acciones concertadas para perjudicarlos a ellos».

Una segunda fuente asegura que en las discusiones donde habría sido violentada Ericka Ñanco también estaban varias mujeres que participan del espacio feminista: «Paula Améstica, que era la coordinadora en el momento, le bajó el perfil a esta denuncia y dice que Revolución Democrática es el que tiene que hacerse cargo de eso. Siempre eran tres o cuatro mujeres contra varios hombres, Paula y otras mujeres de otras organizaciones. Eran bastante violentas y siempre en el sentido de bajarle el perfil, de que ni siquiera debería haber sido investigado», señaló Carla*, quien también pidió proteger su identidad.

A la vez, la joven militante señala que también sufrió violencia verbal al interior del Frente Amplio, en las discusiones previas a la segunda vuelta: «Nos gritaron cosas y a una compañera le dijeron hasta fascista por defender su postura y rechazar un eventual apoyo a Guillier».

Carla enfatiza que «en esas discusiones estuvieron involucradas personas del MA e independientes. Fueron presenciales y también por correo electrónico. Ni se buscó investigar. Hasta hoy no hay respuesta al respecto».

Notario que ayudó a RD a inscribir firmas había sido condenado por acoso sexual y laboral

Ericka Ñanco asegura que el episodio de violencia que enfrentó no fue el único que cuestiona el discurso feminista de Revolución Democrática en Temuco. De hecho, en abril de este año, la colectividad retomó la recolección de firmas con el notario Carlos Alarcón.

El problema ocurrió cuando algunas militantes advirtieron que el notario había sido condenado por acoso sexual y laboral en enero de este año. Las denuncias fueron realizadas por estudiantes de Derecho, quien aseguraron que el profesional mantenía conductas indebidas y actitudes de connotación sexual en contra de las alumnas en práctica y el personal que trabajaba en su unidad.

El pasado 18 de febrero, el pleno de la Corte de Apelaciones de Temuco removió al notario de su cargo en la Cuarta Notaría de Temuco, de acuerdo al artículo 493 del Código Orgánico de Tribunales. Esto, tras las denuncias interpuestas en su contra en la Inspección del Trabajo.

Alarcón habría prestado servicios a RD en medio de sus dos meses de suspensión, en abril pasado: «Si hablamos de un partido que dice ser feminista tiene que respetar esos principios de género, ¿cómo se permite pagarle a ese notario? Para mí siempre hay que estar con las víctimas, que estuvieron en esa notaría haciendo sus prácticas y fueron maltratadas y acosadas por este notario. En Tribunal Supremo tampoco tomaron en cuenta la denuncia«, recalcó la ex militante.

Tanto Ericka como las jóvenes que apoyan su testimonio aseguran que en Revolución Democrática no hicieron nada a pesar de los antecedentes de Alarcón: «Yo siento que es una incongruencia hablar del feminismo cuando adentro del partido realizan estas prácticas», agregó.

Lo mismo opinan sus compañeras: «Yo solicité en asamblea, de manera abierta, que se dejara de trabajar con el notario, a lo que hicieron caso omiso, dijeron que por lo que estaba acusado el notario no era tan grave, que había cosas mucho peores y que era el único notario que los podía acompañar a recolectar firmas, por lo tanto iban a seguir haciéndolo con él«, relató la joven Francisca. Luego envió un correo haciendo público el caso y, a las dos semanas, el notario fue removido.

En tanto, Carla corrobora que había personas de Revolución Democrática que sabían que Alarcón había sido condenado: «Esto se llevó al FA, se discutió y lo único que hizo Revolución Democrática fue decir que no iban a trabajar más con él. Fue después de que nosotras presionáramos, Alarcón es conocido a nivel regional como acosador, de hecho él no trabaja con hombres, uno de sus requisitos para recibir practicantes era que fueran mujeres», señaló.

En su opinión, la colectividad no ha sabido lidiar con estas denuncias: «Su política ha sido bastante deficiente y creo que sería bueno que ellos asumieran su responsabilidad. Una persona fue acusada de violencia y marchó el 8 de marzo como si nada. Es algo básico apartar a una persona que ha sido denunciada. El camino es largo, pero hay que empezar por tomar las denuncias de manera seria, algo que RD no ha hecho».

Ñanco, ya fuera de la organización, volvió a integrar una instancia de organización de mujeres de Wallmapu. Mientras, acusa que entró al Frente Amplio pensando en construir una alternativa a la derecha y la Nueva Mayoría, pero recalcó que «para mí fue triste que se pasen por donde les quepan las demandas de las mujeres, la violencia hacia la mujer. No entiendo dónde está el cambio, esas ganas de construir una alternativa hacia la violencia que sufrimos nosotras, los acosos y abusos».

El notario Carlos Alarcón en medio de la recolección de firmas de RD.

La respuesta de la directiva en Temuco: «RD es de una vocación abiertamente feminista»

Al ser contactados por El Desconcierto, Patricio Silva señaló que no puede referirse al tema porque actualmente se desarrollan procesos investigativos por parte del Tribunal Supremo de Revolución Democrática, «a raíz de denuncias que los eventuales afectados hemos interpuesto ante dicho organismo, es decir, está operando nuestra institucionalidad y corresponde esperar los resultados que arrojen dichas indagaciones».

El Tribunal Supremo es el encargado de resolver las denuncias que se formulen contra los afiliados y adherentes del partido, sean o no autoridades de él, «por actos de indisciplina o violatorios de la declaración de principios del Partido o del presente Estatuto, o por conductas indebidas que constituyan faltas a la ética o comprometan los intereses o el prestigio del Partido». A la vez, deben aplicar las medidas disciplinarias respectivas. 

«Me veo en la imposibilidad de aportar los antecedentes solicitados, todo vez  que estaría vulnerando la instancias partidarias que nuestro partido se ha dado», añadió Silva, sobre quien aseguran que dejó de ser coordinador paritario del Frente Amplio en febrero de este año.

En tanto, Paula Améstica, coordinadora territorial de RD Temuco cuestionó que se utilicen medios de comunicación «para intentar resolver procedimientos que pueden ser complejos e internos de un partido, sobretodo porque es de total conocimiento que RD cuenta con la institucionalidad, y sus procedimientos están disponibles para la militancia o adherentes a la hora de canalizar cualquier tipo de denuncia».

A juicio de la coordinadora de la colectividad en Temuco, «cada militante cuenta con las garantías, mecanismos y vías de acceso a la obtención de justicia si es que se han vulnerado sus derechos» y agregó que «exponer estos asuntos por la prensa podría incluso dañar principios como la confidencialidad y la no re-victimización».

Améstica aseguró desconocer «si quién accedió a vuestro medio digital, canalizó su denuncia por los conductos regulares del partido» y también se refirió a la acusación respectiva al notario Carlos Alarcón y su rol en el proceso de recolección de firmas del partido.

«Efectivamente accedió a salir a la calle (en dos oportunidades) para realizar la toma de firmas. No obstante, al recibir las alertas de las acusaciones que existían contra este notario, se decidió dar término inmediatamente a su participación en nuestro proceso, lo cual fue informado pertinentemente a nuestros aliados del FA Temuco y de forma inmediata», declaró.

Paula Améstica rechazó que hayan minimizado las acusaciones respectivas a Alarcón o sobre «cualquier persona que cometa violencia contra una mujer o realice conductas impropias. Por otra parte, RD es de una vocación abiertamente feminista y ha trabajado arduamente por levantar una agenda en esa dirección, y claramente no avalamos ningún tipo de violencia, es más, contamos con un protocolo contra la violencia de género».

La coordinadora de RD Temuco enfatizó que, tras poner término «de forma inmediata al acuerdo de colaboración», se le pagaron los servicios respectivos a dos salidas a terreno. A la vez, aseguró que «entregamos al Frente Amplio comunal Temuco un comunicado informando del cese de los servicios con el notario, esto en forma inmediata. De nuestra parte nunca existió una mala intención detrás de esto, y no tenemos nada que ocultar».

Por último, Améstica recordó que Revolución Democrática elaboró y puso a disposición de toda la militancia un protocolo con el objetivo de tratar de forma oportuna estos casos «y resguardar primero el debido proceso, y por sobretodo que nosotras como mujeres militantes recibamos todo el apoyo durante el tiempo que duren las investigaciones y se nos asegure un grado de justicia».

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.