Nacional

La formación política para jóvenes en la Escuela Transformando de la Fundación Friedrich Ebert

Por: El Desconcierto | Publicado: 30.07.2018
La formación política para jóvenes en la Escuela Transformando de la Fundación Friedrich Ebert fes escuela transformando | / FES.
Su objetivo es promover la acción política colectiva en torno a valores como la libertad, igualdad y solidaridad. Todo esto a través de inculcar el pensamiento crítico de los participantes, compartiendo insumos analíticos y prácticos que permiten realizar un análisis de la realidad y actuar en ella con más herramientas. 

La Fundación Friedrich Ebert, en conjunto con diversas organizaciones, desde el año 2016 realiza la Escuela Transformando, que es un programa de pensamiento y acción política en el que participan jóvenes de distintas organizaciones de la sociedad civil, sindicatos y movimientos políticos.

Su objetivo es promover la acción política colectiva en torno a valores como la libertad, igualdad y solidaridad. Todo esto a través de inculcar el pensamiento crítico de los participantes, compartiendo insumos analíticos y prácticos que permiten realizar un análisis de la realidad y actuar en ella con más herramientas.

Para este año, postularon cerca de 300 personas y de ese grupo, 80 fueron llamadas al taller de selección. De ese número, 30 participantes quedan finalmente seleccionados.

Según Mario Pino, Director de Proyectos de la Fundación, «la idea es buscar participantes que tengan experiencia política. En un sentido muy amplio: sociedad civil, juntas de vecinos, ONGs, partidos o movimientos políticos, etc. Y, al mismo tiempo, personas que tengan buenas capacidades de trabajo colaborativo. Por ello, el taller de selección más que nada son actividades orientadas a que de modo colaborativo resuelvan ciertos desafíos y debates. En ese momento, también tenemos algo así como ‘líneas rojas’ que no se pueden cruzar. Por ejemplo, si alguien tiene una actitud machista o autoritaria en las actividades, probablemente no quedará en el grupo final».

El presidente de Derecho de la U. de Chile, y miembro de la Juventud Socialista, Juan Cristóbal Cantuarias fue uno de los participantes de las ediciones anteriores y para él la escuela «es un espacio muy importante porque, además de adquirir conocimientos respecto a la política, economía, feminismo, medio ambiente, temas electorales, fue importante porque es una herramienta para construir unidad en la izquierda, porque esto va generando relaciones. Nosotros esperamos que nos vayamos con estos conocimientos a seguir participando en política y ojalá de ahí salgan los futuros dirigentes políticos de Chile. No solamente a nivel estudiantil ahora, sino que en el futuro”.

Además destacó que «fue un espacio evidentemente de aprendizaje, me entregaron conocimientos, pero también un lugar en dónde puedes establecer relaciones con personas y partidos políticos que eran distintos a los míos». 

Para Camila Escanilla, investigadora de la Fundación Terram y que también participó anteriormente, «es una escuela que fue capaz de tratar diversos temas en profundidad, en cuanto permite crear un ambiente de reflexión conjunta, crítica y para eso trajeron invitados que son de bastante nivel. Fue de bastante ayuda porque se hacía un contrapunto interesante con los invitados».

«Me parece interesante que esta escuela pueda convocar a personas de distintos sectores sociales y también políticos. Esto enriquecía la discusión y daba la posibilidad de retratar cómo se dan las discusiones en la sociedad misma, que no es de un solo color. En la práctica hay distintas visiones políticas», agregó Escanilla.

Opinión muy similar a la que entregó Mario Pino, quién destacó que «lo más destacable es que esta instancia contribuye a reducir la brecha que existe entre partidos políticos y sociedad civil. Por otra parte, nos parecía que la forma en que se hacía formación política en Chile o era demasiado instrumental, como a cosas coyunturales, o era netamente ideológica y de principios».

En esa línea, concluyó que «lo que buscamos en la escuela es generar todo el tiempo el ir y venir de la teoría a la práctica. Y para eso ocupamos en cada uno de los módulos de la escuela, que son ocho módulos. En ellos tienen tres momentos pedagógicos: momentos de transmisión de contenidos, momentos de aplicación de ese conocimiento transmitido a la realidad que le tocan vivir a los participantes en sus diferentes ámbitos de trabajo, y un momento de dilucidar posibles líneas de activismo, o de acción política, a partir de lo revisado durante la sesión».

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.