Nacional

María Elisa Tapia, madre de menor acusada por incendio en Buin: «Las palabras de quienes acusan, pesan más que las pruebas»

Por: Fernanda Salazar | Publicado: 22.01.2020
S.A.T pasó 78 días privada de libertad en un centro del Sename, tomando incluso la PSU en el recinto. La justicia determinó, durante este miércoles, cambiar la sanción a arresto domiciliario. Acá el testimonio de su madre, quien alega que no existen pruebas contra la menor.

El 4 de noviembre S.A.T. fue detenida por Carabineros luego de una jornada de manifestaciones llevada a cabo en la Plaza de Armas de Buin, en el marco de las protestas sociales que se desataron el pasado 18 de octubre y que aún continúan. S.A.T fue acusada de participar en un incendio que afectó a las puertas de la municipalidad de dicha comuna y desde ese día se encuentra internada en centro del Sename.

S.A.T. no estaba sola. Ese lunes 4 de noviembre, antes que la tomaran detenida, caminó por 10 cuadras junto a J.C., quien también fue detenido junto a ella, alejándose de la municipalidad para llegar a sus respectivos hogares. Testigos dicen que ella fue la primera en despedirse. J.C la dejó en la puerta de su casa y comenzó a caminar a la suya. Pero antes que S.A.T entrara a su hogar y que J.C. pudiera seguir caminando, cerca de 10 oficiales de Carabineros con motos, patrullas y un furgón, los interceptaron, exigiéndoles que vaciaran sus mochilas y tomándolos detenidos. No les informaron el motivo de la detención hasta que llegaron a una comisaría en la comuna.

«Es que ustedes intentaron incendiar la municipalidad», revela María Elisa Tapia, madre de S.A.T., sobre el argumento que dieron los policías cuando tomaron detenidos a ambos jóvenes.

Hasta la fecha, llevan 78 días de internación provisoria en el Sename tras solicitud de la Fiscalía. Y ambos deberán cumplir otros 22 días en ese lugar a la espera del término del periodo de investigación. La Municipalidad de Buin no ha hecho parte ni lo hará, según anunció, de la querella que presentó el gobierno en contra de ambos jóvenes.

En la formalización de cargos por delito de incendio con riesgo a la vida de las personas, se presentó un video en el que se mostró a personas instalando bolsas de basura en la puerta del municipio, a las cuales posteriormente les prendieron fuego. En ese momento, Carla Troncoso, una de las tres ministras de la audiencia de admisibilidad de la querella, desestimó la prueba afirmando que la evidencia no era concluyente, pues no mostraba explícitamente a S.A.T y J.C en la acción incendiaria. Sin embargo, Troncoso no logró convencer a los otros ministros.

María Elisa Tapia no duda de la inocencia de su hija e insiste en la intención del Ministerio Público en buscar un culpable donde no está. «En todo momento, ellos han considerado que es culpable, solo quieren probar eso», dice Tapia.

-¿Por qué cree que la Fiscalía está tratando de inculpar a S.A.T.? 

-Las pruebas o la participación que ella tendría, en primera instancia, es de autora intelectual. Pero eso cómo lo pruebas. No hay cómo, y eso es porque ella no hizo nada en ningún momento. Me dicen, «no, es que es ella la que daba las órdenes; ella les dijo lo que tenían que hacer». Eso en ninguna parte lo tienen como prueba. Le periciaron sus teléfonos, todo, y no hay nada.

Cuando fuimos el lunes -13 de enero-, qué es lo que dijeron: que ella estaba ahí cumpliendo el rol de avisar si es que venían los Carabineros. Para mi inventan cosas, porque en realidad no tenía ningún rol ahí.

-Entonces, ¿por qué los tomaron detenidos? ¿Siente que hubo persecución?

-Ambos niños estaban siendo coordinadores estudiantiles, entonces estaban todos los días en la municipalidad, en la plaza, haciendo convocatorias, hablando con la gente. Tuvieron todo el tiempo del mundo para verlos por las cámaras.

En los videos que yo vi de las cámaras, hicieron mucho enfoque y zoom a ella especialmente. Ella iba para la esquina y la seguían con la cámara para la esquina. Ella volvía y estaba con su teléfono y todo el rato la seguían. Los que estaban detrás de las cámaras tenían una fijación con ella y cuando dieron su testimonio, dijeron: ‘es que estaba una mujer joven de pelo colorín’. Todos dicen lo mismo en su testimonio. En la grabación podían haber 100 personas pero solo se acuerdan de ella. Es loco.

Habían más personas, esas mismas que intentaron quemar la municipalidad, entonces, ¿por qué no fueron detrás de esas personas? ¿Por qué no fueron detrás de los que prendieron las bolsas? Ellos están libres, nadie los ha ido a buscar a sus casas.

-Respecto de la salud mental de S.A.T, ¿cómo ha estado en el centro del Sename?

-Hasta el lunes, estaba bien, pero ayer -martes 14- me dijo: ‘están perdiendo plata, mejor no me vengan a ver’. Ella pensó que nos iba a ir bien.

Ella lo tomó como bueno en algún momento. Donde está, es como una casa, obviamente hay gendarmes y todo, pero ella está en una casa donde hay una cuidadora.

Es algo que jamás pensé que mi hija tuviera que vivir. Puedes imaginar que hay niñas que tienen presente el robo, han llegado por drogas y otras cosas, pero el trato ha sido bastante bueno.

-Su vida dentro del centro, ¿ha intentado seguir en una «normalidad»? 

-Estando ahí han cambiado cosas. Antes ella quería estudiar pedagogía en alemán y ahora trabajo social. La verdad es que tiene un sentido social bien alto y ha convivido ahora con niñas que tienen su edad o menos, que no saben leer ni escribir, entonces me dijo: «ya sé porqué estoy acá y es para ayudar a estas chicas, ayudar y visibilizar esa falta en niñas que nadie ve».

Cuando la detuvieron, estaba apunto de dar la PSU. La rindió en el Sename, pero los dos meses que ella ha estado ahí, no había podido estudiar. No podemos exigir nada.

-Y en cuanto a usted, como mamá, ¿cuál es su sensación con el caso?

Hay mucho miedo, mucho temor porque siento que pueden inventar cualquier cosa. La verdad, es que, al parecer, la palabra de quienes acusan pesan más que las pruebas, porque de lo contrario, no estaría donde está. Estaría en la casa. Mi temor es que no sea un proceso justo, que no hayan garantías, que en verdad, esto ya esté listo desde el inicio o antes.

-En un par de semanas debería terminar la investigación. ¿Como se ve el futuro de  su hija?

-Hasta que no sea el juicio, no hay nada, pero si la condenan queda con los papeles manchados. Es largo todavía. Están todos juntando las pruebas supuestamente. Eso es lo complicado: saber qué pruebas van a presentar. Es vivir en la incertidumbre.

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.