Nacional

VIDEO| Fenats del Barros Luco denuncia graves irregularidades y exige renuncia de su directora tras deceso de funcionaria

Por: Carolina Ceballos | Publicado: 07.07.2020
VIDEO| Fenats del Barros Luco denuncia graves irregularidades y exige renuncia de su directora tras deceso de funcionaria | La emotiva despedida de la TENS fallecida ayer/Gentileza
«Exigimos la renuncia de la Dra. Gisella Castiglione, por su nefasto rol en la dirección de este hospital, que ha estado arriesgando continuamente la salud de las y los trabajadores, a pesar de las medidas señaladas por esta asociación, pues ningún plan para enfrentar la pandemia, serio y responsable, puede ponerse en práctica a costa de las vidas de las y los funcionarios de la salud», denuncian desde el colectivo gremial.

Este lunes, la Federación Nacional de Trabajadores del Hospital Barros Luco, Fenats, oficializó una declaración pública a través de la que hicieron graves denuncias contra la gestión del recinto, liderada por su directora Gisella Castiglione, a quien responsabilizan de anómalas prácticas que han redundado, a juicio de este colectivo, en la peligrosa exposición de sus funcionarios en momentos de crisis sanitaria.

«Con mucho pesar, nos enteramos el día de hoy lunes 6 de julio que nuestra compañera Patricia Durán Moyano, TENS del servicio de urgencia maternidad del Hospital Barros Luco Trudeau no pudo ganar la batalla contra el COVID-19«, comienza diciendo el escrito emanado desde la entidad gremial.

[Te puede interesar]: Chile supera los 300 mil contagiados por COVID-19 y Ministro Paris confirma que ya se piensa en estrategia de desconfinamiento

«Como organización de trabajadores, la partida de una compañera, con la que compartimos labores y amistades, es un hecho que nos causa mucho pesar. Sin embargo, lo que más nos duele es que este desenlace podría haber sido completamente evitable, sino fuera por la falta de criterio de las autoridades del hospital, encabezadas por la Dra. Castiglione, con la salud de las y los trabajadores», se lee textual en el documento a través del que evidencian su abierto desacuerdo frente a la manera en que se ha abordado, en tiempos de pandemia, el tratamiento de los funcionarios del recinto asistencial contagiados con el peligroso virus surgido en la ciudad china de Wuhan.

Y a renglón seguido, el comunicado ilustra algunas situaciones a las que se encuentran afectos, en su cotidiano laboral, quienes prestan servicios para este recinto asistencial a causa de la mala gestión que denuncian desde el colectivo gremial.

«Esta dirección irresponsable, no sólo se ha visto reflejada en la falta de elementos de protección y en la exposición innecesaria de funcionarios, lo que ha redundado en el aumento exponencial de cuarentenas, sino que también en la atención de la salud de las y los funcionarios«, dicen antes de detallar algunas situaciones que han tenido que enfrentar y que, de acuerdo al testimonio que entregan, impactaron gravemente en la condición médica de la TENS que falleció este lunes.

«Consideramos que es un caso preocupante de negligencia, tomando en cuenta que era una trabajadora del propio hospital, pues sabiendo que tenía su sistema inmunológico deprimido por una enfermedad preexistente, fue dada de alta en forma totalmente irresponsable, con síntomas, lo que derivó en la agudización de su situación, a pesar de los intentos de familiares y cercanos de buscar alternativas en otros servicios de salud», denuncian.

Una seguidilla de situaciones

A Durán, se adicionan otros casos que preocupan a la agrupación de trabajadores de la salud. «Este no es un hecho aislado (…) Esta asociación de funcionarios permanentemente ha tenido que interceder para que los trabajadores terminen su hospitalización en el Barros Luco Trudeau y no en su domicilio, justamente para que no se agraven», aseguran.

Y aluden a la situación «de otro funcionario que quisieron dar de alta con Oxigenoterapia a domicilio, hecho que no ocurrió por nuestra intervención».

Adicionalmente, ponen en conocimiento de la opinión pública otra situación que a su juicio, amenaza la salud en momentos tan complejos, un hecho por el que vuelven a responsabilizar a Castiglione.

«La propia dirección del hospital, delegó a las jefaturas intermedias la discrecionalidad para decidir alejamientos, cuarentenas e incluso cuándo se puede realizar el test PCR para comprobar o descartar el COVID-19, dejando la salud de las y los funcionarios al criterio personal de cada jefatura«, transparentan.

A lo anterior, se suman otras denuncias. «La irresponsabilidad con la salud de las y los trabajadores es tan grave que, luego de decidirse medidas como alejamientos y cuarentenas, estas son cuestionadas por la dirección, exigiendo más documentación cuando hay enfermedades de base preexistentes, obligando al conjunto de funcionarios a firmar declaraciones juradas ante notario«, aseguran en el comunicado en el que se cuestionan varias prácticas derivadas del manejo, en su opinión anómalo, del Hospital Barros Luco.

«Denunciamos también el sinnúmero de trabajadores que vuelven a trabajar sin control o certificado de alta luego de las cuarentenas. Como Fenats hemos estado presentes en lo que lleva de la pandemia, pero el descriterio institucional es mayor a lo que nuestras fuerzas puedan cubrir y amenaza seriamente el bienestar de las y los trabajadores y junto con ello, el de todos los usuarios del hospital que son justamente los sectores más vulnerables de la población», se lee en la parte final del documento a través del que piden la salida de su cargo de la directora del centro asistencial.

«Exigimos la renuncia de la Dra. Gisella Castiglione, por su nefasto rol en la dirección de este hospital, que ha estado arriesgando continuamente la salud de las y los trabajadores, a pesar de las medidas señaladas por esta asociación, pues ningún plan para enfrentar la pandemia, serio y responsable, puede ponerse en práctica a costa de las vidas de las y los funcionarios de la salud», solicita el colectivo gremial desde el que se interpela también, directamente al Ejecutivo.

«El gobierno y las autoridades de la salud son los responsables políticos de la muerte de funcionarios, también el agobio y sobre carga laboral que están viviendo funcionarios de salud. El gobierno también debe hacerse responsable de esta situación. No se prepararon a tiempo, sin ventiladores mecánicos suficientes, sin infraestructura y contratación de más personal. De no tomarse en cuenta estas demandas, no quedará más que utilizar medidas propias, pues una política como la que han estado llevando las autoridades de este hospital representan un peligro sanitario y una seria amenaza para la vida de funcionarios y usuarios», declaran.

Finalmente, como Fenats aclaran que no van a guardar silencio frente a lo que está ocurriendo. «Saldremos con más fuerza a denunciar las políticas criminales que ha tenido este gobierno hacia las y los trabajadores».

Desde El Desconcierto intentamos contactarnos con el departamento de comunicaciones del recinto asistencial, pero no atendieron nuestros llamados.

 

 

 

 

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.