Nacional

Jefe de carabineros infiltrados en marchas: «Pido perdón por los daños colaterales»

Por: El Desconcierto | Publicado: 22.10.2021
Jefe de carabineros infiltrados en marchas: «Pido perdón por los daños colaterales» Carabineros (imagen de referencia) | Agencia Uno (archivo)
El exfuncionario de Carabineros, Pablo Cabezas, detalló cómo operaba el equipo conocido como «Intra Marchas»: «Tenía un pantalón apretado, por lo que el celular no se movía. Le hice un hoyo y puse la cámara. Logré materializar las grabaciones. Yo era el único que grababa, miraba las grabaciones mientras un compañero lo acompañaba (a la persona observada) y lo seguíamos para luego detenerlo».

El excapitán de Carabineros, Pablo Cabezas Venegas, esta semana entregó detalles sobre el trabajo del equipo que lideró durante el estallido social conocido como «Intra Marchas», un grupo de la policía uniformada que, según detalló, se infiltraba en las manifestaciones con el objetivo de levantar pruebas para capturar a personas que cometieran delitos como incendios o lanzamientos de bombas molotovs.

«Estaba investigando el caso (de abusos de la) Iglesia en el estallido social. A una carabinera en la Plaza (Baquedano o de la Dignidad) le llega una molotov a 40 metros y por esa situación el alto mando de Carabineros propone poner un equipo Intra Marchas dentro (de las manifestaciones). Estamos hablando de Mario Rozas como general director de la institución. Se concreta este equipo Intra Marchas y salen a la calle diez carabineros elegidos del OS9″, detalló Cabezas Venegas en una entrevista con El Ciudadano.

El funcionario relató que fue seleccionado por su jefatura, el mayor de Carabineros Raúl Mandiola, después de que el primer grupo de policías infiltrados sufrió incidentes en las protestas: «A uno le llegó una bomba lacrimógena en la cabeza, a otro se lo llevó detenido Fuerzas Especiales y el tercero se fracturó un pie corriendo«.

Durante el tiempo que Cabezas participó como infiltrado en procedimientos fue parte de investigaciones y detenciones relacionadas con los incendios de la Universidad Pedro de Valdivia y el Hotel Principado, además de la detención en el Cerro Santa Lucía de Nicolás Ríos, quien sigue a la espera de un juicio oral después de un año y medio de espera.

«No agarrábamos al cabro que lanzaba piedras. Dos estábamos al mando, otro capitán y yo. Me iba a la Primera Línea. La primera vez me pillaron, me palabrearon, y tuve que buscar una fórmula para hacer bien la pega y que no me pillaran. Tenía un pantalón apretado, por lo que el celular no se movía. Le hice un hoyo y puse la cámara. Logré materializar las grabaciones. Yo era el único que grababa, miraba las grabaciones mientras un compañero lo acompañaba (a la persona observada) y lo seguíamos para luego detenerlo», explicó el excapitán sobre su modo de operar.

Al ser consultado sobre las críticas a los Intra Marchas que apuntan a que sería un procedimiento ilegal al no contar con autorizaciones de jueces o estar bajo las órdenes de un fiscal, Cabezas respondió: «Como somos entes, funcionarios públicos, si estaba en un lugar preciso y veía una situación de flagrancia,  tenía los medios de prueba, y seguía a la persona y finalmente se detenía. Entonces aquí no actuaba la figura de agente encubierto«.

El exagente de los policías infiltrados renunció a la institución luego de que se reveló su nombre en un reportaje, tiempo después de que él ya sentía un rechazo a su trabajo al presenciar la represión de Carabineros en las manifestaciones. «Observé el lugar donde fue detenido Nicolás Ríos y me sentí raro, emocionado. Pido perdón por los daños colaterales que ocasione a las familias. Renuncié a Carabineros en junio pasado, lo cual ya se hizo efectivo», concluyó.

 

 

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.