Nacional

Suprema condena a más de 30 agentes DINA por secuestro y desaparición de militante del MIR

Por: El Desconcierto | Publicado: 26.10.2021
Suprema condena a más de 30 agentes DINA por secuestro y desaparición de militante del MIR Imagen referencial | Agencia Uno
A Juan Carlos Perelman lo detuvieron el 20 de febrero de 1975, en el marco de la denominada Operación Colombo, junto a la periodista Gladys Díaz Armijo, reconocida militante del MIR quien luego de un largo tiempo en Villa Grimaldi recuperó su libertad. Respecto a la desaparición de Perelman, otros detenidos lo vieron por última vez un día no especificado de febrero «de 1975, sin que exista ningún antecedente que permita establecer un destino final hasta la fecha».

Este martes se oficializó la decisión adoptada por la Segunda Sala Penal de la Corte Suprema que dictó masivas condenas contra 32 exagentes de la Dirección Nacional de Inteligencia Nacional (DINA) por el secuestro y desaparición de el exmilitante del Movimiento de Izquierda Revolucionario (MIR) e Ingeniero químico Juan Carlos Perelman.

Al profesional lo detuvieron el 20 de febrero de 1975, en el marco de la denominada Operación Colombo, junto a la periodista Gladys Díaz Armijo, reconocida militante del MIR quien luego de un largo tiempo en Villa Grimaldi recuperó su libertad.

La sala, integrada por los ministros Haroldo Brito, Manuel Antonio Valderrama, Jorge Dahm, el Ministro Suplente Raúl Mera y la abogada integrante María Cristina Gajardo, condenó a los agentes Pedro Espinoza, Miguel Krassnoff y Raúl Iturriaga a 13 años de presidio mayor en su grado medio, ratificando lo resuelto por la Corte de Apelaciones de Santiago en su fallo de noviembre de 2015.

Otras condenas

Paralelmente, el máximo tribunal condenó a Rolf Wenderoth, Francisco Ferrer Lima, Gerardo Godoy, Ricardo Lawrence, Rosa Humilde Ramos, Teresa Osorio Navarro, Pedro Alfaro Fernández, José Aravena, Claudio Pacheco, José Ojeda Obando, Heriberto Acevedo, Lis Torres Méndez, Rodolfo Valentino Concha, Hugo Hernández Valle, Juan Urbina Cáceres, Manuel Rivas Díaz, Jerónimo Neira, Silvio Concha, Héctor Briones, Carlos López Inostroza, José Fuentealba, Luis Videla, Raúl Rodríguez Ponte, Palmira Almuna, Osvaldo Pulgar, Roberto Rodríguez, Rafael Riveros Frost y Leonidas Méndez a la pena de diez años y un día de presidio mayor en su grado medio. En tanto, Samuel Fuenzalida Devia recibió una condena de 541 días de presidio menor en su grado medio.

El abogado Nelson Caucoto, querellante en este caso, valoró el fallo, relevando su significado. Para el profesional, se trata de “un duro golpe a los agentes del exterminio, en el marco de la Operación Colombo, mediante la cual la DINA intentó hacer creer que 119 chilenos secuestrados en Chile habían desaparecido en el exterior producto de pugnas internas. Crímenes de esta envergadura no pueden quedar en el olvido ni en la impunidad y, en ese aspecto, el ministro Hernán Crisosto Greisse y la Corte Suprema han dado una nueva señal de avance de la justicia”.

¿Cómo sucedieron los hechos?

De acuerdo a la investigación sustanciada en la causa, se pudo establecer que «en horas de la mañana del día 20 de febrero de 1975, Juan Carlos Perelman Ide, militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), fue detenido en un departamento ubicado en Avenida Francisco Bilbao N° 2911, Providencia por agentes de estado pertenecientes a la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA)».

Posteriormente, lo trasladaron al recinto de reclusión clandestina denominado «Cuartel Terranova» o «Villa Grimaldi», ubicado en calle Arrieta de La Reina, recinto custodiado por numerosos guardias armados y al cual sólo tenían acceso los agentes de esta organización.

“Perelman permaneció en ‘Villa Grimaldi’ sin contacto con el exterior, vendado y amarrado, siendo continuamente sometido a interrogatorios bajo tortura por los agentes de la DINA que operaban en dicho cuartel, lo que realizaban con el propósito de obtener información relativa a integrantes del MIR, para proceder a la detención de otros miembros de esa organización».

Al ingeniero otros detenidos lo vieron por última vez un día no especificado de febrero «de 1975, sin que exista ningún antecedente que permita establecer un destino final hasta la fecha».

 DINA activó maniobras de desinformación

El relato de los hechos transparentado por la oficina de la defensa de la víctima agrega que “posteriormente, el nombre de Juan Carlos Perelman Ide apareció en un listado de 119 personas publicado, sin que existiera la corroboración correspondiente, en la prensa nacional luego que figurara en una lista publicada en la revista ‘O’DIA’ de Brasil, de fecha 25 de junio de 1975″.

Posteriormente, «se pudo determinar que (la publicación) sólo tuvo circulación en esa fecha, dándose cuenta en ella que Juan Carlos Perelman Ide había muerto en Argentina, junto a otras 58 personas pertenecientes al MIR, a causa de rencillas internas suscitadas entre los miembros de esa organización política chilena».

En consecuencia, «de los antecedentes enumerados en el fundamento 1°, se desprende inequívocamente que las publicaciones que dieron por muerto al nombrado Perelman Ide, víctima de un homicidio perpetrado por personas afines a su ideología política, tuvieron su origen en maniobras de desinformación planificadas por la DINA y llevadas a cabo por agentes de la misma organización, en el exterior”.

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.