Nacional

El “psicópata de Copiapó”, Hugo Pastén, fue condenado a tres penas de presidio perpetuo

Por: Talía Llanos Chacón | Publicado: 07.08.2022
El “psicópata de Copiapó”, Hugo Pastén, fue condenado a tres penas de presidio perpetuo Hugo Pastén Espinoza |
Pastén, que se desempeñaba como colectivero, ya había confesado en julio de 2019 el asesinato de Montalván, Cabrera y la menor de 16 años C.A., cuyo cuerpo aún no ha sido encontrado por las autoridades.

Este domingo, el Tribunal Oral en lo Penal (TOP) de Copiapó condenó a Hugo Pastén Espinoza, conocido popularmente como el “psicópata de Copiapó”, a tres penas de presidio perpetuo

En detalle, el TOP lo condenó a dos penas de presidio perpetuo calificado por los homicidios de Sussy Montalván y Marina Cabrera, 20 años de presidio por el delito de incendio, y presidio perpetuo calificado por el delito de sustracción de menor con homicidio.

Pastén, que se desempeñaba como colectivero, ya había confesado en julio de 2019 el asesinato de Montalván, Cabrera y la menor de 16 años C.A., cuyo cuerpo aún no ha sido encontrado por las autoridades.

El femicida reveló haber recogido a C.A. la noche del 22 de junio, situación en la que habría aprovechado para raptar a la adolescente. Fue en ese momento que la víctima habría tratado de llamar a su madre para avisarle pero no logró comunicarse con ella. De acuerdo a la versión de Pastén, la joven se habría arrojado del vehículo en movimiento en su desesperación, caída que –según el condenado– le habría causado la muerte.

En lo que respecta al asesinato de Marina Cabrera, el autor confesó que la habría llevado en su colectivo al desierto en el mes de febrero, lugar donde la violó, la golpeó con una roca en la cabeza —lo que habría provocado su fallecimiento instantáneo– y luego quemó su cuerpo.

En el caso de Sussy Montalván, peluquera y activista trans, Pastén relató que llegó hasta la casa de la víctima, donde utilizó un chaleco para ahorcarla. Posteriormente procedió a prender fuego al inmueble y robó el auto de Montalván, en el cual escapó de la escena del crimen.

Hugo Pastén Espinoza había sido condenado en 2005 a 20 años de prisión por dos robos con secuestro y violación, contra dos mujeres de la misma ciudad. Sin embargo, se encontraba en libertad luego de una reducción de su pena por “buena conducta”.

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.