Nacional

Abogados piden órgano constituyente 100% electo: “Que el Parlamento se dedique a legislar”

Por: Carolina Ceballos | Publicado: 24.11.2022
Abogados piden órgano constituyente 100% electo: “Que el Parlamento se dedique a legislar” La extinta Convención | La extinta Convención
Un grupo de abogados y académicos que estuvieron en veredas distintas -unos por el Apruebo, otros por el Rechazo en el plebiscito de septiembre- decidió entrar al debate sobre la nueva propuesta constitucional.

«Quienes suscribimos esta carta, tuvimos distintas opciones frente al plebiscito de salida del texto de nueva Constitución, algunos respaldando el Apruebo, y otros, el Rechazo», dice en su parte inicial una carta que publica este jueves El Mercurio y que suscriben connotados abogados en medio del álgido debate de la mesa negociadora para implementar un nuevo proceso constituyente, instancia que está ad portas de cumplir tres meses sin que hasta el momento se avizoren opciones del dilatado consenso.

Los firmantes, donde aparecen militantes y exmilitantes de la DC, se desmarcan absolutamente de las propuestas que han estado sobre la mesa en los últimos días y que buscan que sea el Congreso quien designe “a dedo” un consejo encargado de la redacción de la nueva Constitución, como lo plantea la fórmula de «Amarillos», el partido en formación de Cristián Warnken.

Al contrario, en la declaración, el grupo de abogados y académicos se pronuncia por un órgano electo democráticamente, como garantía de un texto donde la ciudadanía se sienta representada y que, además otorgue garantías en el tiempo.

Suscriben la carta Javier Couso, Tomás Jordán, José Ignacio Núñez, Nelson Ortiz, Augusto Quintana, Edgardo Riveros, Genaro Arriagada, Esteban Szmulewicz, Claudio Troncoso, Ignacio Walker, Elisa Walker y Patricio Zapata.

«A través de una elección de convencionales se legitima el proceso»

«A pesar de nuestras legítimas diferencias, a todos nos asiste la convicción de que es necesario que nuestro país tenga un nuevo texto constitucional, discutido y aprobado en democracia, que recoja nuestra historia constitucional y que se haga cargo de las necesidades del presente, junto con aspirar a permanecer a permanecer en el tiempo en forma prolongada», dicen relevando la necesidad de mínimos bases para la elaboración de una nueva propuesta.

«Para que eso ocurra», agregan, tan importante como el fondo de la propuesta es la forma en que esta se construye. En consideración con este último aspecto, nos asiste la profunda convicción de que la nueva Constitución tiene que ser redactada por un órgano íntegramente electo, paritario y con presencia de escaños reservados para pueblos originarios, regulado de una forma distinta a la Convención pasada».

Y agregan que «es a través de esa elección de los convencionales como se legitima el proceso y se hace partícipe a la ciudadanía del diseño de la Carta Magna. Sabemos que no se puede repetir el mismo modelo de Convención Constitucional, pero la nueva propuesta tiene que respetar  la noción básica de democracia, entendida como un sistema que se constituye bajo el respeto de la soberanía del pueblo. En este proceso, eso se cumple a través de la elección delos convencionales mediante elecciones populares y con plebiscito de salida».

Por último, y en atención a quienes insisten en relevar el rol del Poder Legislativo, como un ente que debe tener el mayor protagonismo dentro del nuevo proceso constituyente que se busca implementar, plantean que «el Congreso Nacional tiene en la actualidad  desafíos  legislativos  de  gran  relevan­cia, tales como la discusión de un nuevo sistema de pensiones. Dejemos que el Parlamento se dedique a legislar y que permita la discusión de la nueva Constitución a través del diseño de las bases constitucionales del debate, pero sin  intervenir directamente en su  funcionamiento mediante  la elección de los constituyentes».

 

 

 

 

Socios El Desconcierto

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.