Noticias

Contratos por más de 250 millones de pesos en Lo Barnechea: Los negocios del hijo y la nuera de Andrés Chadwick después de abandonar La Moneda

Por: Carlos Jara | Publicado: 26.11.2020
Contratos por más de 250 millones de pesos en Lo Barnechea: Los negocios del hijo y la nuera de Andrés Chadwick después de abandonar La Moneda Josefa Solar y Andrés Chadwick Costa |
Cuestionados en diversas oportunidades por sus contratos con el Estado, el matrimonio entre Andrés Chadwick Costa y Josefa Solar acumula un total de 19 órdenes de compra por contratos públicos en los últimos 9 años, con entidades como la Presidencia, el Ministerio de Bienes Nacionales, el Servicio Agrícola Ganadero, entre otros. Eso, al menos hasta 2014, porque cuando concluyó el primer mandato de Sebastián Piñera en dicho año, los contratos con entidades directamente vinculadas al gobierno cesaron, aunque comenzaron otros con municipios afines al oficialismo como Vitacura y Lo Barnechea. En esta última, acumulan desde el año 2018 a la fecha, contratos por más de 250 millones de pesos.

El 19 de mayo de este año, el municipio de Lo Barnechea renovó un contrato por un «Servicio de Agencia de Publicidad y manejo de redes sociales”, con la empresa “Solar y Nielsen Comunicaciones Estratégicas Ltda.» y la «productora Camus Chadwick de la Cerda S.A.», reconocida en los contratos como Tregua S.A., la primera de ellas de propiedad de la nuera del ex ministro del Interior, Josefa Solar, y la segunda de su hijo, Andrés Chadwick Costa.

Con ello, el municipio cerró el último de una decena de contratos que entidades del Estado han firmando con Chadwick y Solar, luego de que en 2018 ambos fueran contratados como asesores digitales de la Presidencia, y salieran de sus cargos meses más tarde en medio de acusaciones de nepotismo.

Hoy, a dos años de ese episodio, la trayectoria de contratos públicos de ambas empresas da cuenta de un patrón en el que se observa una clara preferencia por municipios de altos recursos liderados por alcaldes oficialistas, así como de dudas en cuanto a los servicios realmente entregados.

De la Presidencia a Lo Barnechea

Luego de lo ocurrido en 2018, cuando Andrés Chadwick Costa debió dejar el puesto de productor general del departamento de producción presidencial en La Moneda, donde recibía un sueldo de $5.500.000 y como profesional señalaba que era “experto en producción y comunicaciones audiovisuales y licenciado en comunicación audiovisual (no validada)”, el hijo del ex ministro de Estado siguió un camino por distintas reparticiones estatales.

Según acredita el registro de Mercado Público, entre 2012 y 2014, Chadwick Costa celebró contratos con el Servicio Agrícola y Ganadero, con la Municipalidad de Vitacura, con el Servicio Nacional de Capacitación y Empleo, con el Ministerio de Bienes Nacionales y con la Comisión Chilena de Energía Nuclear, para finalmente, volver al municipio de Vitacura en el año 2015.

Tras esto, celebró -junto a la empresa de su esposa, Josefa Solar- un contrato por prestación de servicios audiovisuales, de marketing y redes sociales en 2018 con el Municipio de Lo Barnechea, que se renovó en mayo de este año, a pesar de que el trabajo realizado no habría sido tan prolijo. Esto porque una  investigación especial de la Contraloría, que puso bajo la lupa los gastos en publicidad de la Municipalidad de Vitacura del año 2017, determinó que la Productora Camus Chadwick de La Cerda S.A., que por entonces tenía un contrato con ese municipio por $118.604.037, no cumplió con las publicaciones mínimas en redes sociales.

“Se verificó el cumplimiento parcial del contrato por parte de la empresa Tregua S.A. entre el mes de septiembre de 2015 a igual mes del 2016, respecto a las publicaciones mínimas que debería haber efectuado la citada empresa en las redes sociales en el período referido”, dictaminó la Contraloría en la oportunidad. Por ello, la empresa debió cancelar una multa de 65 UTM, casi 3 millones de pesos, al municipio, “subsanándose lo inicialmente objetado”, tal como determinó el informe, según publicación aparecida en El Mostrador.

Aún así, en otros municipios, como el de Lo Barnechea, donde hasta hace poco era alcalde el actual Intendente Metropolitano, Felipe Guevara, se continuó contratando los servicios de la empresa.

Así, en el contexto del contrato celebrado en 2018 y renovado este 2020, dicho municipio emitió un total de siete órdenes de compra para Solar y Nielsen (la empresa de redes sociales y marketing de Josefa Solar) por montos de $45, $30, $31, $7, $39, $40 y $40 millones totalizando un monto cercano a los $230 millones. Para la empresa Tregua (o Productora Camus Chadwick de La Cerda S.A, de propiedad de Andrés Chadwick Costa), el municipio emitió tres órdenes de compra por montos de $15, $4.5 y $3.5 millones, totalizando $23 millones de pesos.

Dudas sobre los servicios prestados

Según estipulan las bases de la licitación, los requerimientos solicitados por la Municipalidad de Lo Barnechea serían de «carácter unitario en cuanto a puesta en escena, stand en eventos, branding, producción de audiovisuales, encuestas, entre otros».

No obstante, al ser consultados por servicios de carácter audiovisual que hayan emanado de este contrato, que lleva ya dos años de duración, desde el Municipio respondieron a este medio que los servicios de producción audiovisual que se han llevado a cabo son «diagramación de revistas e informativos impresos o digitales de la municipalidad. Diseño de elementos impresos, gráfica urbana, elementos de exhibición y papelería de cada proyecto. Interiorismo (diseño de interiores y ambientes publicitarios y marketing)», sin que en ninguno de esos elementos se pueda observar alguna trabajo de tipo audiovisual.

Además de esto, cabe consignar que la Municipalidad de Lo Barnechea cuenta con un «Departamento de Planificación Comunicacional», que tiene a su cargo subdivisiones de «Tecnologías de información y Comunicaciones», «Planificación estratégica» y «Proyectos», por lo que la contratación de dos empresas para realizar servicios de redes sociales y producción audiovisual resulta aún más cuestionable.

Al ser consultado por esta legítima inquietud, Andrés Chadwick anunció que enviaría una lista con los videos realizados, situación que al cierre de esta edición aún no ocurría.

Solar y Nielsen

Al igual que la empresa de Andrés Chadwick, la empresa «Solar & Nielsen», se caracteriza por haber ganado una serie de contratos públicos en licitaciones con el Estado, contabilizándose en su caso un total de nueve órdenes de compra, siete con el Municipio de Lo Barnechea, y dos con Ministerio de la Mujer. Estas últimas, fueron denunciadas por un reportaje de El Dínamo, que reveló una evidente falta de justificación a la hora de realizar tratos directos con el cartera que entonces era dirigida por Isabel Plá.

Entre otros de los antecedentes expuestos en dicha publicación, se develó además la trayectoria muy vinculada al oficialismo de sus fundadoras, Josefa Solar y María Teresa Nielsen, ambas tituladas de periodismo en la Universidad Diego Portales en 2010.

Así, el texto expuso que el primer trabajo de Josefa Solar, según su perfil de Linkedin, fue como directora de Comunicaciones en la Corporación CreceChile, fundada por el ex diputado de la UDI, Felipe de Mussy. Luego, tras un breve paso por CNN Chile de cinco meses, la periodista se dedicó a la comunicación estratégica trabajando en dos agencias, entre 2011 y 2012.

Por su parte, su socia, María Teresa Nielsen, hizo su práctica en el diario El Mercurio y se quedó allí por cuatro años como periodista de la sección internacional, hasta que formó la agencia con Solar en 2014.

Tras esto, durante sus primeros seis años de existencia la empresa solo registra contrataciones a través de Mercado Público con el Ministerio de la Mujer y con la Municipalidad de Lo Barnechea, entidad que ha emitido siete órdenes de compra en dos años con la empresa.

Además, entre sus primeros contratos, la empresa registra una unión con Tregua en 2014, la empresa audiovisual de Chadwick Costa, cuando ambas empresas se hicieron cargo de la campaña senatorial de Andrés Allamand.

Polémica por renovación del contrato

Respecto a la renovación del contrato realizada en mayo de este año, expertos en compras públicas que prefirieron omitir su nombre expresaron que existiría una posible irregularidad, ya que no existe un fundamento para la misma.

Según lo establece el Artículo 12, del Decreto 250 de la ley 19.886, que establece las Bases sobre Contratos Administrativos de Suministro y Prestación de Servicios, deben existir «motivos fundados» para que se suscriba un contrato de Suministro y Servicio con cláusulas de renovación, como es el caso.

Estos motivos, suelen ser de orden sanitario o alusivos a servicios de carácter crítico, lo cual según explicaron los expertos, no aplicaría a este caso.

La respuesta de Solar y el Municipio de Lo Barnechea

Desde el Municipio de Lo Barnechea comentaron a nuestro medio que «en el contexto del plan de ahorro que inició la Municipalidad este año, el 21 de octubre de 2020, se aprueba anexo de disminución de contrato, Decreto DAL N°1048 y se rebajan 20 UF mensuales a la Productora Camus Chadwick de la Cerda S.A, monto total de facturación mensual hasta esa fecha, por lo que no habrá facturación por parte de la productora en adelante«.

Asimismo, Josefa Solar, sostuvo que «resulta sorprendente que, por el sólo hecho de ser nuera de un ex ministro, y a pesar de mi trayectoria académica y profesional de más de 10 años, esté imposibilitada de participar de procesos de licitación públicos y transparentes. Es legítimo y parte del rol del periodismo develar el poder. Pero también es justo exigirle a los medios la rigurosidad en la entrega de la información, y que no caigan en hostigamientos voluntaristas o tergiversaciones que perjudican directamente a personas que han trabajado en el ejercicio de su profesión de forma honesta y transparente, en proyectos tanto públicos como privados”.

Por su parte, Andrés Chadwick Costa, al ser contactado por nuestro medio, prefirió no emitir declaraciones.

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.