Noticias

Jaime Parada y fallo que lo obligó a eliminar tweet contra evangélicos: «La justicia está operando en favor de una religión»

Por: Noemi Nilo | Publicado: 22.02.2021
Jaime Parada y fallo que lo obligó a eliminar tweet contra evangélicos: «La justicia está operando en favor de una religión» El candidato Jaime Parada. / Fuente: Agencia Uno. |
La Corte de Apelaciones acogió el recurso de protección interpuesto contra el ex concejal de Providencia, quien señaló en su Twitter que «los evangélicos en política son repulsivos» luego de su aparición en la franja del plebiscito, donde calificaban a la comunidad LGBTIQ+ como una amenaza para la iglesia. En entrevista con El Desconcierto, Parada sostiene que se debe limitar la participación de las iglesias en la discusión política y legislativa.

«Los evangélicos en política contingente son repulsivos«, fue la frase emitida por Jaime Parada Hoyl, cuando era concejal de Providencia, en su cuenta de Twitter el pasado 25 de septiembre, y que llevó a un grupo de evangélicos a interponer un recurso de protección en su contra.

El tweet aludía a la aparición del grupo religioso en la franja del Rechazo para el plebiscito por una nueva Constitución. Ante la acción, la Corte de Apelaciones de Santiago dictaminó que Parada debía eliminar el comentario y abstenerse de hacer declaraciones similares en cualquier plataforma.

Tweet de Jaime Parada

Tweet emitido por Jaime Parada que la C.A de Santiago exigió eliminar.

El recurso fue interpuesto por Kevin Valenzuela, egresado de derecho y quien se denomina como «defensor de la fe, dios, patria y libertad». Lo acompañan Luis Rosas, trabajador social, y María Gatica, emprendedora de un taller de costura.

Para los denunciantes el tweet expresa públicamente «odio y repulsión hacia quienes profesan la fe
evangélica» y la califican como un «acto arbitrario, irracional y prejuiciado movido por la odiosidad». Además apelan a una transgresión de la libertad de expresión, de conciencia y la honra de quienes profesan la religión.

Jaime Parada, también activista LGTB+ y candidato a constituyente por el distrito 10, conversó con El Desconcierto sobre el fallo y su preocupación por la presencia de las iglesias en el debate político nacional.

Recuerda muy claro la franja que lo motivó a publicar el tweet: «Aparecían uno o dos grupos de evangélicos radicalizados donde se mostraban los símbolos de la diversidad sexual con una música de terror, se mostraba una bandera Trans, otra del arcoíris, y que decía ´La iglesia evangélica está en peligro´».

A su vez, aparecía Kevin Valenzuela comentando la relación de la nueva Constitución con el demonio. «Me pareció inaceptable que tuviera espacio en una franja política», comenta Parada.

-¿Qué reflexión lo llevó a emitir esta opinión?

-Hay una sensibilidad rondando a muchas personas, desde mi punto de vista, de las iglesias que están metiéndose peligrosamente en política. Hago la distinción entre los fieles que tienen una creencia personal y las iglesias que pretenden administrar esas creencias para transformarlas en causas político ideológicas.

También, pensándolo en un contexto mayor, muchos hemos visto cómo hay países completos que están siendo arruinados por las iglesias presentes en política, y quiero dar un ejemplo muy concreto: Brasil, que tiene una bancada de evangélicos que actúa de manera fundamentalista y en alianza con la bancada agraria, que está desforestando el Amazonas, y con la bancada de los militares. Entonces, el peligro que significa para mí, que la iglesia irrumpa en la política contingente, más esta fantasía de Estado laico que estamos viviendo, más esta franja por el rechazo que denostaba a poblaciones completas, hizo que pusiera ese tweet.

-En el recurso de protección este grupo de evangélicos plantea que le niega derechos políticos básicos. ¿Cómo responde ante esa acusación?

-Hay una falacia en eso. No sé de qué manera puedo afectar sus derechos políticos. Ellos, como personas naturales, tienen todos sus derechos, pero como institución han tenido todas las puertas abiertas del Estado para ir a imponer su agenda por medio del chantaje. El chantaje de que el pueblo evangélico vota de una cierta forma, y si usted vota de otra forma se va a ir al infierno y además le vamos a hacer perder su elección.

También alegan que puedo limitar su libertad de conciencia y de honra, pero no tengo facultades para tomar ninguna acción que permita alterar su crecimiento de conciencia. Y respecto de la honra, el tribunal hace una explicación absurda, porque dice que en teoría yo estaría hablando de una persona en particular, del señor Kevin Valenzuela, que es tan agresivo en lo que dice y hace que su propio sector evangélico lo censura. No sé de qué manera podría estar afectando su honra si en ningún momento lo menciono.

-¿Qué gusto le queda luego del fallo de la Corte de Apelaciones?

-Me parece que la justicia, una vez más, falló en favor de aquellos que nos discriminan, igual que lo hizo en el caso de la jueza Karen Atala. Además, se está generando un precedente súper grave respecto de la libertad de opinión en este país porque yo estoy obligado a borrar un tweet genérico y ellos ocupan todos los medios radioeléctricos, internet, televisión, el culto privado y público, para denostar poblaciones completas y nadie les dice nada. Entonces, la justicia está operando en favor de una religión, de una iglesia, y eso me parece gravísimo. Espero que la justicia pueda tener una actualización de una buena vez porque si no va a seguir perdiendo credibilidad, como lo ha hecho hasta ahora.

-¿Va a tomar alguna medida judicial o dejará el caso hasta acá?

-No voy a ir a la Corte Suprema porque es un desgaste y ahora estoy en cuestiones más trascendentales, como mi campaña.

Religión y discursos de odio

Jaime Parada aclara que la presencia de evangélicos en política es una preocupación central para él hace varios años, sobre todo porque «vulneran sus derechos constantemente». Por lo mismo, lo califica como un tema necesario de discutir en la Convención Constitucional. En su campaña para ser electo el próximo 11 de abril se presenta como «El constituyente del Estado Laico».

-¿De qué manera estos discursos, como los emitidos en la franja del rechazo por grupos evangélicos, perjudican la vida de la población LGTBIQ+?

-Eso que vimos en la franja del rechazo era un discurso de odio. La literatura especializada ha descrito los discursos de odio como movilizadores o antecedentes de la violencia, y basta una frase o consigna dicha desde un líder de opinión, o de comunidad, para que algunas personas que son poco reflexivas interpreten eso como una necesidad de movilización. En muchos casos para generar violencia simbólica, pero en algunos casos para generar violencia física.

-¿Cómo abordaría la existencia de estas ideas religiosas, no solo evangélicas, en el debate político?

-Yo limitaría la intervención de iglesias, de fundaciones y de núcleos ligados a iglesias. Haría que las iglesias tengan que pagar impuestos, rendir cuentas de las donaciones que reciben, incluso del patrimonio que tienen sus gestores. Pondría literalmente trabas para que las iglesias irrumpan en política y en la vida legislativa, porque muchas veces irrumpen, a través de lobbystas, para frenar la expansión de los derechos humanos. Por ejemplo, para frenar el derecho humano de una mujer a decidir sobre su propio cuerpo en caso del aborto en tres causales, para decidir sobre un niño o niña trans que necesita transicionar para sentirse una persona completa.

En Chile la ley de culto está hecha para favorecer a las iglesias en ámbitos como la educación y otros, entonces tiene que tener limitaciones y el principio constitucional de la no injerencia de iglesias en la vida política tiene que estar instalado.

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.