Noticias

Ofensiva de la derecha para relativizar la desigualdad en Chile: Qué esconden los datos

Por: Camilo Espinoza | Publicado: 22.09.2022
Ofensiva de la derecha para relativizar la desigualdad en Chile: Qué esconden los datos Briones |
Como antesala de la discusión sobre la reforma tributaria, en la derecha probaron poner en duda el diagnóstico que hay sobre la desigualdad en Chile. Uno de los protagonistas del debate fue Ignacio Briones, quien defendió su postura con un gráfico del Banco Mundial.

La polémica protagonizada por el embajador de Chile en España, Javier Velasco, tuvo un efecto colateral: Revivió el debate sobre desigualdad en Chile. El diplomático cargó contra los gobiernos de los últimos 30 años cuyas políticas, a su juicio, «profundizaron la desigualdad», sembrando el germen del estallido social de octubre de 2019.

El diagnóstico fue compartido por el Gobierno. La ministra vocera, Camila Vallejo, matizó sus palabras pero coincidió en el fondo. Para ella, el combate a la pobreza y el crecimiento económico fueron hechos «indesmentibles» durante ese período, sin embargo, apuntó que «la desigualdad sigue vigente en nuestro país producto de un modelo de desarrollo que ha permitido y facilitado la concentración de la riqueza».

Esta lectura escandalizó a la derecha. Uno de los comentarios con más reacciones en Twitter fue del abogado José Francisco Lagos, director ejecutivo del Instituto Res Pública, quien cuestionó este relato asegurando que se basa en un dato que «es completamente falso, no somos ni el más desigual de nuestra región».

 

Un comentario de mayor tonelaje provino de Ignacio Briones, excandidato presidencial de Evópoli y exministro de Hacienda de Sebastián Piñera, quien se subió al debate para meterle datos.

El economista compartió un gráfico elaborado por el Banco Mundial basado en el índice de Gini. La medición muestra, contrariamente a lo planteado por el Gobierno, que la desigualdad disminuyó sistemáticamente entre 1987 y 2020. «Llega a bajo valor histórico, aunque aún alto respecto al mundo desarrollado», puntualizó.

Por otra parte, El Mercurio publicó un reportaje en el mismo tono, donde entrevistan a Alejandro Weber, exsubsecretario de Hacienda de Piñera; Cristián Echeverría, director del Centro de Estudios en Economía y Negocios de la UDD; Javier Mella, académico de la UAndes; y Juan Andrés Riquelme, profesor de la UTalca.

El único matiz lo plantean los últimos dos, quienes aseguran que el freno en la reducción de la desigualdad se ha dado en los últimos 10 años, y no 30, especialmente por el rendimiento de la economía, la caída en la recaudación de impuestos y el estancamiento de los salarios reales.

Sin embargo, esta tesis fue discutida por Cristóbal Otero, economista chileno y candidato a doctor de la Universidad de California en Berkeley. A su juicio, el gran problema del coeficiente de Gini es que se basa en datos de la encuesta Casen, lo que implica un problema importante porque no es representativa de los percentiles más ricos.

«Los ingresos de las personas de altos ingresos que sí son encuestadas, están subreportados», planteó el especialista en un hilo en Twitter sobre el mismo tema que elaboró en noviembre del 2019 y compartió con Briones.

En ese mismo texto, Otero recogió los mismos datos del Banco Mundial, pero le agregó las declaraciones de impuestos. Solo con eso, el índice de Gini aumentaba de 0,5 a 0,59. Y si se incluyeran las utilidades no retiradas, mecanismo clave para la concentración del capital en Chile, el coeficiente se dispararía a 0,68. «Esto nos deja como el país más desigual del mundo», subrayó entonces.

Por su parte, la tesis de Otero no es que la desigualdad aumentó durante este período, sino que se mantuvo más o menos igual. De hecho, las líneas de tiempo del Laboratorio de Desigualdad Mundial (WIL, por sus siglas en inglés) que él mismo compartió hace tres años muestran que el 1% más rico de Chile se llevaba el 24% del total de ingresos del país en 1990. 25 años después, en 2015, ese mismo 1% se llevaba el mismo porcentaje de la torta: 24%.

El abogado tributarista Ricardo Guerrero, excoordinador de política tributaria de Bachelet y director ejecutivo del centro de estudios Contribuye, coincide con la mirada de Otero.

«Desigualdad de ingresos en Chile no ha disminuido en últimos 30 años. Diversos académicos e instituciones han mostrado esto de manera sistemática los últimos años. Es una realidad que tenemos que reconocer para tener un diagnóstico compartido y construir desde ahí», sostuvo tajante en sus redes sociales.

Revisa la completa cobertura de El Desconcierto.

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.