Opinión

Un gobierno de eufemismos

Por: Alejandro Espinoza Guzmán y Jorge Molina Jara | Publicado: 26.04.2020
¿Qué es la nueva normalidad a la que nos invitan?, ¿qué es eso de “retorno seguro”?. Expresiones menos ofensivas, que suavizan el oído de una población con miedo a ser contagiada o perder el empleo y que hoy está altamente estresada.

Estamos llegando al término del mes de abril, un mes difícil debido a la gran cantidad de contagios y muertes por Covid-19, que oficialmente en Chile, llega a 12.306 personas afectadas y 174 víctimas fatales, convirtiéndose en los últimos meses, en la nueva pandemia que el mundo debe enfrentar.

Para evitar la propagación de este peligroso virus, se han tomado medidas (varias con la resistencia del gobierno) que han transformado la rutina de la población, ya sea, con el confinamiento en zonas decretadas con cuarentena; toques de queda nocturnos; suspensión de clases presenciales en educación formal (escolar, preescolar y terciaria) y numerosas empresas e instituciones han propiciado el teletrabajo. Todas medidas que buscaban evitar contagios, que la proximidad física facilita.

Tal como los desastres naturales nos lo hacen notar periódicamente, esta crisis sanitaria nuevamente nos enrostra desigualdades sociales estructurales no resueltas y aprovechamiento de algunas empresas, instituciones y personas en estos contextos.

Tristemente vemos como hay empresas que siguen obligando a sus empleados a asistir a su trabajo, sin garantizarles medidas de seguridad, exponiendo su integridad. También se han materializado despidos masivos, rebajas salariales o congelamientos de la relación contractual, dejando en la indefensión a miles de trabajadores y sus familias, lo que pone en duda la denominada “responsabilidad social” de las empresas. En el ámbito educativo, las clases online, también transparentan que no todos los estudiantes poseen computadores y acceso a internet para continuar su proceso formativo y el confinamiento en los hogares, ha evidenciado el hacinamiento de familias, aumentando incluso la violencia hacia las mujeres.

Es así como este 24 de abril, no deja de llamar la atención el discurso del presidente Sebastián Piñera, quien insiste en conceptos como “la nueva normalidad” o “retorno seguro”, que no dejan de ser nuevos eufemismos, de los tantos que le conocemos a su excelencia y ministros: Tiempos Mejores, Plan Araucanía, Aula Segura, Plan de Retorno Humanitario, Los Niños Primero, Reforma a las Pensiones, el virus se pondrá buena persona y un largo etc., no son más que expresiones que ocultan duras verdades.

Un eufemismo es una palabra o expresión menos ofensiva que sustituye a otra de mal gusto que puede ofender o sugerir algo no placentero o peyorativo al oyente. Así define la RAE este concepto. Una expresión menos ofensiva.

¿Qué es la nueva normalidad a la que nos invitan?, ¿qué es eso de “retorno seguro”?  Expresiones menos ofensivas, que suavizan el oído de una población con miedo a ser contagiada o perder el empleo y que hoy está altamente estresada.

Seguramente los equipos de expertos que el gobierno ha dispuesto, visualizan a los miles de trabajadores en cómodas instalaciones, que permitirán mantener el distanciamiento social, imaginan a los estudiantes en las aulas perfectamente separados, en completo orden y que no asisten a baños, casinos o patios comunes, pero son solo muestra de lo desconectados que están de la sociedad real, de ese Chile crudo y verdadero. Pareciera que, desde octubre a la fecha, no aprendieron nada, o no quisieron aprender nada.

La nueva normalidad y el retorno seguro no son más que conceptos vacíos y que lo único que proponen, es retomar la actividad laboral y la actividad económica; sin importar las consecuencias en la salud de las personas. Con este plan de “retorno seguro”, el gobierno contraviene todas las recomendaciones de los expertos nacionales e internacionales, entre ellas, la Organización Mundial de la Salud (OMS), que en su página web señala explícitamente: Cuando alguien con una enfermedad respiratoria, como la infección por el 2019-nCoV, tose o estornuda, proyecta pequeñas gotículas que contienen el virus. Si está demasiado cerca, puede inhalar el virus. Hoy ante la ausencia de una vacuna, el distanciamiento social es lo único efectivo para combatir el Covid 19.

Pero nuestras autoridades, confían en un “retorno seguro”. Esperemos que este nuevo eufemismo, no nos termine costando demasiado.

Alejandro Espinoza Guzmán y Jorge Molina Jara