Avisos Legales
Opinión

En memoria de quienes fallecieron por causas asociadas al VIH/Sida

Por: Débora Solís | Publicado: 16.05.2024
En memoria de quienes fallecieron por causas asociadas al VIH/Sida Imagen referencial | AGENCIAUNO
El VIH es prevenible de la mano de políticas públicas eficientes, que incentiven el acceso a información y servicios de salud oportunos, fomentando el uso de métodos de barrera y realización de controles anuales de VIH/Sida e ITS, así como también el acceso a tratamientos de control y mejora.

Este domingo 19 de mayo se llevará a cabo la 41° versión de la Vigilia Internacional en memoria de las personas fallecidas por causas asociadas al VIH/Sida. En Chile, la Plaza de la Ciudadanía será el escenario en el que cientos de personas se reunirán una vez más para caminar alrededor de La Moneda, a la luz de las velas, para conmemorar a quienes ya no están producto del virus de inmunodeficiencia humana.

Esta iniciativa, en parte tiene como objetivo recordar que en Chile aún falta avanzar en materia de legislación en Derechos sexuales y Derechos Reproductivos, para que así, más personas cuenten con las herramientas necesarias para abordar su salud sexual. En ese sentido, la Educación Integral de la Sexualidad es fundamental, para que las personas puedan conocer, informarse y acceder a servicios donde estos temas sean abordados de manera respetuosa, inclusiva y libre de estigma.

Actualmente las cifras preocupan. Según estadísticas emitidas por el Instituto de Salud Pública de Chile (ISP), para el 2023 se confirmaron 4.795 casos de VIH en el país.

Para el 2021, a través del Programa Nacional de Prevención y Control del VIH/SIDA e ITS del Departamento de Epidemiología, se informó un total de 644 defunciones, aunque se destaca que los datos entre 2020 y 2021 podrían estar subestimados, debido a que durante la pandemia por Covid-19 se priorizó la validación de defunciones asociadas a causas respiratorias.

Respecto a cifras en el mundo, la OMS aseguró que el VIH/Sida sigue siendo uno de los principales problemas para la salud pública, cobrando la vida de 40,4 millones de personas.

El VIH es prevenible de la mano de políticas públicas eficientes, que incentiven el acceso a información y servicios de salud oportunos, fomentando el uso de métodos de barrera y realización de controles anuales de VIH/Sida e ITS, así como también el acceso a tratamientos de control y mejora.

Asimismo, es primordial que las campañas de prevención se actualicen y vayan dirigidas a toda la población, ya que lamentablemente aún persiste la asociación de este virus a grupos de riesgo, a pesar que la evidencia señala que puede afectar a cualquier persona sin distinción de sexo, género, orientación sexual, estrato socioeconómico o cultural.

Esto a su vez pone el acento en la necesidad de seguir trabajando en la desestigmatización de la enfermedad para abordarla en todas sus dimensiones: prevención, tratamiento, expectativa y calidad de vida, lo que sin duda es una responsabilidad de la política pública entendiendo esta como una iniciativa integral que contemple todas las aristas.

Débora Solís
Directora Ejecutiva de la Asociación Chilena de Protección de la Familia (APROFA).