Reportajes

Jorge Sharp, alcalde de Valparaíso, y presidenciables: “Hablan de un programa hacia el futuro cuando el problema es ahora”

Por: Natalia Figueroa | Publicado: 16.04.2021
Jorge Sharp, alcalde de Valparaíso, y presidenciables: “Hablan de un programa hacia el futuro cuando el problema es ahora” Sharp busca la reelección en Valparaíso | Agencia Uno
Concentrado en lidiar con la crisis sanitaria y haciendo campaña por un segundo periodo que busca conseguir en la alcaldía de Valparaíso. Ese es el momento que vive Jorge Sharp, consultado en esta entrevista por materias presupuestarias, el déficit que arrastra el municipio, una auditoria interna que acusó irregularidades en contratación de personal y las cartas políticas que se mueven en un año de elecciones cruzado por la pandemia.

Jorge Sharp va por un segundo periodo como alcalde de Valparaíso que, asegura, le permitiría consolidar el proyecto de la “Alcaldía Ciudadana”. Hoy por hoy, dice que no es tema a quien respalde como candidato presidencial, pero espera que los que emerjan tengan claridades sobre la suspensión paulatina de la democracia que se ha venido dando desde la crisis sanitaria.

“La pandemia no la vamos a vencer por tecnocracia sanitaria, ni control social”, manifiesta.

Sharp habla con El Desconcierto sobre las auditorías internas del municipio, cómo se han destinado los fondos de emergencia Covid y las denuncias laborales que se han presentado al interior de la municipalidad.

-Va a la reeleción por Valparaíso. ¿Qué aspectos piensa mejorar de esta administración?

-Somos de la idea de que Valparaíso se encuentra en una transición, es decir, salir del siglo XX y pasar al XXI para que los habitantes puedan acceder a grados cada vez más crecientes de bienestar. En ese proceso, la recuperación del gobierno local de las manos de la UDI y la DC en que estuvieron cerca de 30 años fue un paso fundamental y la reelección de la «Alcaldía Ciudadana» tiene que ver con la consolidación de nuestro trabajo, pero, además, la apertura de nuevos desafíos, que tiene que ver, en primer lugar, con avanzar hacia la reactivación económica, que está muy vinculado con el término de la pandemia. En segundo lugar, la recuperación de las riquezas del territorio que es puerto, medioambiente y subsuelo. Y, en tercer lugar, la redistribución del poder en la gente a fin de que la ciudadanía se siga empoderando en la toma de decisiones sobre la vida de su barrio, cerro y ciudad. Ese desafío tiene un sentido de urgencia por el impacto que ha tenido la crisis sanitaria.

-¿Qué aspectos se han visto más golpeados?

-La pandemia, a diferencia de lo que plantea el gobierno, es un hecho social que tiene que ver particularmente con el conjunto de interacciones que los seres humanos tenemos, esa es la puerta de transición del virus. Por tanto, tiene que ver con cómo organizamos y entendemos la ciudad. Cuando tenemos un gobierno que hace de sus herramientas para enfrentarla la tecnocracia y el control social, los impactos que tiene una estrategia de estas características en la gente son muy grandes. No solo en los impactos que tiene la pandemia en la vida social, económica, afectiva, en salud mental, en el derecho a recrearse, a ejercer bienes que eran hasta hace un año tan cotidianos que quizás no lo valorábamos como hoy lo estamos valorando, sino que también el actuar del gobierno.

En el caso de Valparaíso se ha notado. Es una comuna donde, según la Casen, el 40% de vecinos y vecinas sufre pobreza multidimensional, es una de las comunas donde ha aumentado la situación de campamentos, donde muchos dependen del agua potable de los camiones aljibes. Tenemos una vida cultural, laboral y económica de los artistas sumamente golpeada por la indolencia del gobierno, donde la política se sostiene a partir del esfuerzo de dirigentes en torno a ollas comunes. La prioridad de la alcaldía ciudadana, desde marzo de 2020, ha sido implementar una política de cuidados comunal para acompañar con todas nuestras capacidades a los vecinos y vecinas que se encuentran en un momento tan difícil.

-Hace algunos días se conoció una auditoria interna hecha por el municipio del “Programa de Fortalecimiento de Espacios Comunitarios y Patrimoniales”, que detectó inconsistencias en cómo se está gestionando este programa. Primero, señala que no cuenta con un procedimiento que regule el seguimiento y control que verifique que se están cumpliendo los objetivos y las actividades de este programa. ¿Por qué no se ha hecho este control?

-La Unidad de Control de la municipalidad emitió un informe sobre un programa de contratación particular, vinculado a lo que se llama honorarios 2104. Pensamos que la Dirección de Control tiene una apreciación administrativa sobre los hechos que no compartimos, básicamente porque a partir de ese informe se podría permitir que la gente que está contratada bajo el programa no trabaja y eso es claramente una mentira. Los 15 profesionales que fueron contratados por esta modalidad de contratación fueron los artífices de la aprobación de desarrollo comunal, las modificaciones del plan regulador que permitió la protección de los cerros de Valparaíso, de las edificaciones en altura, de la gestión de más de 52 mil millones de pesos en recursos públicos, de la firma de un acuerdo patrimonial con el Consejo de las Artes y el Patrimonio que le va a permitir poder contar con nuevos compromisos del Estado, dentro de ello, una glosa presupuestaria.

Incluso, dichos funcionarios han trabajado en tareas que están ajenas al motivo de la contratación por la situación de crisis que ha vivido la municipalidad, que nos ha obligado a adaptarnos para poder, por ejemplo, atender las oficinas municipales de confinamiento comunitario, que han prestado un servicio fundamental con más de 120 mil atenciones durante la pandemia a vecinos y vecinas en los cerros de Valparaíso. Los municipios siempre van a estar sujetos a correcciones administrativas, pero afirmar como lo ha hecho la UDI y la DC, que hay gente que ha cobrado sueldo sin trabajar durante dos años, me parece que es parte de una campaña sucia y de una brutalidad gigantesca, porque lo único que hace es perjudicar a la gente.

-Pero este es un informe que hace la municipalidad, a nivel interno.

-Sin duda, pero la Dirección de Control es un órgano autónomo. Al director de control lo designó el alcalde anterior, yo no lo designé. Como la mayoría de los directores que hay en la municipalidad de Valparaíso, salvo los que son de confianza, vienen designados de alcaldes anteriores. La Dirección de Control es un órgano que realiza revisiones constantemente del trabajo que hace la municipalidad, pero que tiene una perspectiva de interpretaciones de las normas que no compartimos y nosotros vamos a solicitarle al contralor que reconsidere su perspectiva y sacaremos todos los recursos administrativos que existan para estos efectos.

El problema de fondo es que los municipios tienen un nivel de restricciones. Esto es relevante para quienes quieren escuchar y no hacer un circo político. Bueno, a ellos y ellas lamentablemente cualquier cosa que uno plantea o diga no va a ser de utilidad. Los municipios tienen que recurrir a los trabajadores de honorarios para cumplir con sus funciones. La ley señala que las funciones permanentes, según la ley orgánica, se pueden hacer con trabajadores de planta y contrata. Pero hay muchas funciones permanentes que el municipio debe realizar que necesitan alto grado de profesionalismo y especialización. El municipio de Valparaíso tiene bajo grado de profesionalización en ciertas materias. Las 15 personas que contratamos bajo la modalidad de honorarios tienen alto grado de profesionalismo respecto a ciertos temas.

-¿En qué materias ?

-Puedes revisar en el listado y llegar a la conclusión a la que estoy llegando porque son profesionales que tienen magíster, doctorados, etcétera, de asuntos públicos, planificación urbana. Entonces, para el municipio de Valparaíso es imposible cumplir con sus funciones a la comunidad si es que no cuenta con trabajadores a honorarios. Como nosotros sabemos que su situación es de alta vulnerabilidad, la municipalidad de Valparaíso es una de las que tiene un estatuto en materia de protección de derechos a honorarios más protector de Chile: contamos con derecho a vacaciones a sala cuna, con permiso paternal, maternal, en definitiva, una serie de derechos similares a los que cuenta un trabajador por el Código del Trabajo, como un sueldo ético de 450 mil pesos líquidos. Entonces, el problema de fondo, no es si la municipalidad actuó administrativamente bien o mal respecto a un programa en particular, el problema es que las municipalidades recurren a los trabajadores de honorarios para cumplir con funciones que son permanentes.

-Lo que acusa este informe es que se aumentaron en cerca de 450 millones de pesos, entre 2018 y 2020.  Este mismo informe señala que las tareas realizadas en el “marco del programa son labores que la SECPLA y Asesoría Urbana efectúan de forma habitual y permanente”. Es decir, ¿se duplicaban funciones?

-No, mira, para ser precisos, dice que 15 trabajadores cumplen con funciones permanentes del municipio. La ley dice que los trabajadores a honorarios no deben cumplir con esas funciones permanentes, y los que deben hacerlo son los de planta y contrata. El problema es que el grado profesional y la cantidad de profesionales que requieren no se encuentra en el municipio de Valparaíso y se tiene que contratar gente que tenga esa capacidad para que puedan desarrollar esas tareas. De no haber sido por eso, no hubiésemos podido modificar parcialmente el plan regular para evitar las construcciones en los cerros, aprobar después de ocho años un plan de desarrollo comunal, no estaríamos trabajando en la actualización del plan regulador comunal, no hubiésemos podido gestionar más de 54 mil millones de pesos en proyectos públicos de impacto de comunidad. Entonces, el problema es la ley. Tenemos una ley que no da cuenta de lo que requieren los municipios. Lo que necesitamos es cambiar la ley y no apuntar con el dedo a los municipios que se la juegan más en tiempos de crisis cuando tienes a la mitad de los funcionarios en teletrabajo, o no están trabajando, para el cumplimiento que la ciudadanía espera. Se habla de 450 millones de pesos, pero si se divide eso en los 15 funcionarios, hablamos de un sueldo mensual de un millón 250 mil pesos por cada uno en promedio.

-Este informe interno sugiere incluso hacer un sumario. ¿Eso se inició?, ¿está en curso?

-No, vamos a reconsiderar la decisión de la Dirección de Control porque no compartimos su postura.

-En otro tema presupuestario, ¿cuánto fue el déficit del año pasado?

-Según la Dirección de Control el déficit asciende a los 8.400 millones de pesos, según la dirección de finanzas, por lo que me han contado en el concejo municipal de hoy, asciende a un poco menos de 7.400 millones de pesos. Eso expresa que desde el inicio de nuestra gestión el déficit ha bajado consistentemente. Consideramos que la Contraloría General de la República en 2017, gracias a una auditoría que encargamos como municipio para detectar el déficit principal, sabiendo que este era de 28 mil millones de pesos, en la gestión que me ha tocado encabezar, incluso, pandemia de por medio y estallido social, ha bajado en 10 mil millones de pesos. Esa es una buena noticia.

-Desde el concejo municipal, algunos concejales han señalado que el déficit se mantendría cercano a los 10 mil millones de pesos. ¿Por qué difieren esas cifras?

No es así. La Dirección de Control emitió un informe que señala que el déficit es de 8.400 millones de pesos y hoy la dirección de Finanzas entrega esta otra cifra. Los concejales, lamentablemente, en su intento de seguir instalando una campaña sucia contra nuestra gestión, son capaces de plantear cualquier cosa. Creo que lo importante y lo serio es apegarse a los órganos que informan regularmente sobre estos temas. Lo que les molesta a los concejales es que nosotros hayamos puesto fin a la red de contratos que ellos mismos aprobaron, que generaron un tremendo déficit a la municipalidad, que fueron aprobados por Bannen, Barraza, candidatos a concejal, que son parte de los actores que durante los últimos 30 años gobernaron y utilizaron el aparato municipal. Hay concejales que son verdaderos caza distracciones y eso me parece una falta a la prioridad tremenda.

-En otro tema relacionado con la emergencia sanitaria, el año pasado el gobierno transfirió 120 millones de dólares para combatir la pandemia a los municipios, entre ellos, a Valparaíso. ¿Cómo se han distribuido estos fondos?

-Hemos desarrollado lo que llamamos una política popular de cuidados que tiene distintas aristas. La primera, es de alimentación y abastecimiento. Parte importante de los fondos que nos ha dado el gobierno los hemos destinado a alimentación a través de ollas comunes, incluso, desarrollamos un proceso participativo con más de 1.300 dirigentes que pudieron definir el destino de más de 400 millones de pesos. Y, en segundo lugar, lo hemos destinado para la protección de los trabajadores de las municipalidad que cumplen funciones cooperativas, también de la salud, a través de prevenciones de riesgo, que ha permitido que el nivel de contagio sea bajo. En tercer lugar, hemos desarrollado políticas bastante innovadoras en protección, sobre todo, para mujeres víctimas sobrevivientes de violencia machista, incluidas, las diversidades sexuales a través de un programa de acogida. Esto permite constituir un entorno y ambiente seguro para casos de violencia, que hemos querido mantener en el tiempo. Los recursos fueron destinados principalmente para una orientación de cuidados.

[Te puede interesar]: “Estamos en una situación crítica y gravísima”: Alcalde Sharp advierte que Valparaíso se quedó sin camas críticas

Foto: Agencia Uno

Denuncias laborales

-En febrero renunció la encargada de la Dirección Cultural, Isabella Monsó, y en una carta pública acusó una dilación de las causas de acoso laboral del equipo de cultura y desamparo total en casos de acoso como el que ella sufrió. ¿Por qué ese retraso?

-No existe tal retraso de las causas. Se aplican las causas que establece la ley y también los que nosotros hemos creado para detectar e investigar estos hechos. Hemos actuado de una forma extremadamente cuidadosa, entendiendo que son situaciones delicadas propias de cualquier institución pública y privada. Por tanto, no comparto la opinión de la persona a la que hace mención.

-¿Para usted estos casos han tenido un tratamiento adecuado?

-Pienso que siempre se puede mejorar. Lo que te puedo decir es que cuando llegamos a la municipalidad no existía ningún procedimiento para actuar frente a casos de acoso sexual, laboral. En nuestra gestión existen estos manuales y procedimientos y somos muy rigurosos en este tipo de actuaciones por lo delicado que es. Lamentablemente, en algunos casos se ha hecho una exposición, tanto de las personas acusadas como como acusados, de un uso político y eso es inaceptable. Más allá de eso, nuestra preocupación es siempre generar ambientes protegidos con plena protección en el ejercicio de sus derechos y bienestar.

-¿Hay alguna medida prevista concreta en lo que se pueda mejorar esto?

-Como comenté, nuestra gestión, a diferencia de otras, cuenta con un manual que permanentemente se está revisando por recursos humanos, además, existe un comité de género y derechos humanos compuesto principalmente por directoras y funcionarias que están precisamente preparando una propuesta de modificación del concejo municipal con perspectiva de género. Por tanto, es un tema que evidentemente es una tremenda prioridad.

-En el tema medioambiental, el año pasado la SMA formuló ocho cargos contra el relleno sanitario «El Molle» por el deficiente manejo operacional del recinto. ¿En qué han quedado las gestiones para subsanar esto?

-La obligación fundamental en esta materia la tiene quien ejecuta por el contrato que se firmó en el tiempo del alcalde Pinto, el control del relleno sanitario que es de la empresa concesionaria. Nosotros hemos estado vigilando en todo momento aquello. Tenemos una tremenda oportunidad porque en octubre se vence dicho contrato y es nuestra idea darle un giro a la política ambiental de la ciudad a partir de las oportunidades que nos permite el relleno sanitario. Una de nuestras medidas, dentro de los primeros 40 días, es la presentación de un Plan que se llama «Valparaíso sostenible» y las oportunidades ambientales para la producción de recursos que puede tener el relleno. También consideramos que, además, quien explota el relleno ejecuta al menos cinco giros comerciales, que producen una cuantiosa ganancia, que no son proporcionales a los recursos que absorbe la municipalidad por estos conceptos, incluso, se da la paradoja de que la municipalidad por cada camión recolector tiene que pagar mensualmente una cantidad de plata, siendo que el relleno es fiscal.

Cuarentena

Agencia Uno

Elecciones

-¿Cómo ve al Frente Amplio de cara a las elecciones?

-Tengo la convicción de que hoy la política organizada en Chile no entiende los términos en que se está desarrollando la crisis sanitaria, y en eso evidentemente está incluida la oposición y todas sus formas política. La pandemia no la vamos a vencer por tecnocracia sanitaria, ni control social. Si no entendemos que es un hecho social, no la vamos a vencer. Se requiere un enfoque integral. El gran problema que se está produciendo es que el gobierno ha manifestado de forma cada vez más clara su voluntad de no realizar elecciones. Me pregunto qué va a hacer el Frente Amplio, la oposición, las candidaturas presidenciales, frente a la pregunta: ¿vamos a permitir que suspendan la democracia, las elecciones?, ¿vamos a suspender permanentemente las elecciones hasta que se acabe la pandemia?

-Y ante ese escenario, ¿cómo ha sido el rol del FA?

-No necesito pelear con el Frente Amplio, no me interesa, lo que me interesa es sembrar una alerta. Y esa alerta hoy día no está presente, creo yo, con la claridad y la urgencia que se requiere en los liderazgos presidenciales. Los liderazgos presidenciales que han emergido hablan de una cuestión programática hacia el futuro cuando el problema lo tenemos ahora. O sea, ¿cuál es el plan para enfrentar la crisis ahora?

-Sobre esos nuevos liderazgos presidenciales, ¿qué le parece la candidatura de Gabriel Boric?

-Me interesa que cualquiera sean los liderazgos presidenciales, el de Gabriel o el de cualquier otra persona, ojalá tenga posiciones claras sobre lo que se está planteando, que es un tema que hoy muchas y muchos están comentando. O sea, están suspendiendo de forma cada vez más sistemática la democracia, están suspendiendo las libertades básicas, están suspendiendo la deliberación pública sobre la pandemia y esa es una tremenda brutalidad porque la única manera de cambiar el curso de la estrategia del gobierno, es a través de la democracia. Si no elegimos municipios empoderados de sus funciones, gobernadores regionales que puedan generar verdaderos liderazgos sobre este tema, si no se constituye una Convención Constituyente, no habrá un contrapoder para torcerle la mano a la tozudez y a la falta de empatía del gobierno.

-¿Ve unidad en la oposición para contrarrestar eso?

-Es que, ¿qué es la unidad?, ¿qué sentido tiene hablar de eso si no estamos hablando de los temas que le importan a la gente? Hoy, la única propuesta que hay para la gente es el 10%, lo único que ha logrado expresar, le guste a quien le guste, el sentido de urgencia, el dolor, la angustia y la situación miserable que han vivido miles de personas. Eso tiene una brutalidad tremenda porque es la expresión más clara de que la gente está pagando con sus ahorros la crisis y esa es responsabilidad de este gobierno.

-¿Tiene claro cuál será su carta presidencial?

-No, para nada, no me interesa ni siquiera entrar en ese debate en este momento. Lo que me interesa es que seamos capaces de que el sentido de urgencia requiere que la oposición, los movimientos sociales, el mundo independiente, se movilice en torno a que este gobierno no siga haciendo lo que quiera porque eso está costando vidas y la salud de las personas.

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.