Reportajes

El Partido Republicano después de Kast: La hora del Rojo Edwards

Por: Pablo Labrín | Publicado: 07.01.2022
El Partido Republicano después de Kast: La hora del Rojo Edwards Rojo Edwards | Agencia Uno (archivo)
Tras la renuncia de José Antonio Kast a la presidencia del conglomerado, el consejo del Partido Republicano ratificó como reemplazante del cargo al senador Rojo Edwards. Sin embargo, todavía existen interrogantes con respecto al rumbo del partido. La próxima relación con Chile Podemos Más y el respeto irrestricto a los principios republicanos, serán parte de los desafíos deberá enfrentar el partido de cara al próximo gobierno de Gabriel Boric.

A pesar de la derrota de José Antonio Kast ante Gabriel Boric en la segunda vuelta presidencial, los resultados que dejaron las elecciones parlamentarias y de constituyentes hacen de la coalición  una fuerza política relevante de cara al próximo periodo legislativo. 

Son 15 los diputados que ganaron siendo parte de esta lista– contando a Gonzalo de la Carrera, Sara Concha y Johannes Kaiser que ya no pertenecen al bando republicano- y un senador que es Rojo Edwards, quien fue elegido como tercera mayoría en la Región Metropolitana. Asimismo, cuatro personalidades ligadas al partido poseen representación en la Convención Constitucional: Pollyana Rivera, Ruth Hurtado, Teresa Marinovic y Jorge Arancibia.

No obstante, las controversias protagonizadas por algunos referentes del Partido Republicano, incluyendo al mismo ex candidato presidencial, no han pasado desapercibidas dentro del espectro político. Los dichos del diputado Johannes Kaiser mofándose del sufragio femenino o las burlas de la parlamentaria Gloria Naveillán hacia la diputada transgénero, Emilia Schneider, provocaron que José Antonio Kast se viera obligado a dar explicaciones al respecto durante su campaña electoral, situación que no alcanzó a frenar la carrera de Gabriel Boric a La Moneda. 

Ya comenzado el 2022, José Antonio Kast, el mayor emblema y fundador del Partido Republicano, anunció su segunda y definitiva renuncia a la presidencia del conglomerado, detallando que asumirá la dirección del movimiento Acción Republicana, con el objetivo de recuperar “muchas zonas y territorios de nuestro país donde la izquierda tiene un predominio y donde por años nos hemos marginado de ejercer la acción social y política de nuestras ideas”. 

A través de sus redes sociales, el ex candidato manifestó que “llegó la hora de que un nuevo liderazgo asuma la conducción del partido para los próximos meses y que todos nos pongamos a disposición para lograr los objetivos del partido”, destacando lo importante que será el rol de los jóvenes republicanos en los próximos años.

Durante esta mañana, el consejo del Partido Republicano de manera unánime ratificó al senador electo Rojo Edwards como presidente del conglomerado. El ex vocero del comando de José Antonio Kast, deberá liderar y determinar cuál será el rumbo político de una coalición que, por primera vez, tendrá representación en el próximo periodo legislativo. La nueva oposición, tendrá como misión determinar la relación con Chile Podemos Más y definir si las figuras controversiales de Johannes Kaiser y Gonzalo de la Carerra -quienes renunciaron al partido- participarán conjuntamente con el bando republicano dentro del parlamento. 

El Rojo de derecha

Durante este mes, el Partido Republicano, a pesar de tener la misión de conformar las nuevas mesas directivas a lo largo del territorio, ratificó esta mañana a Rojo Edwards como el sucesor de José Antonio Kast en la presidencia del partido. El senador republicano, deberá adecuarse a un contexto político álgido, con una izquierda fortalecida- tanto en la Convención Constitucional como en el próximo gobierno- y una derecha que, paulatinamente, comienza a buscar líderes con proyección y peso político.

Tras la salida de Kast del partido, el nombre que más sonó como sucesor natural del excandidato presidencial fue Rojo Edwards.

«Trabajaré por seguir el legado que nos entregó José Antonio Kast, por la defensa de la libertad, la familia y el Estado de Derecho», declaró el nuevo presidente del Partido Republicano en su cuenta de Instagram, recibiendo el pin del emblema republicano como reconocimiento.

Ahora que su nombre se ha ratificado, existe una gran expectación dentro de la bancada republicana respecto al tipo de liderazgo que le imprimirá al partido. José Carlos Meza, por ejemplo, diputado por el distrito 9, valora el liderazgo que puede promover Edwards, principalmente por su trayectoria y visibilidad política.

“Para mí, el perfil del próximo presidente del partido tiene que tener conocimiento del Chile real, con compromiso en las urgencias sociales y una persona que tenga templanza en los momentos difíciles, por eso el que más me representa en ese sentido es Rojo Edwards, un referente de la primera línea política con experiencia que creo que lo hará muy bien”, manifestó el director ejecutivo de Acción Republicana.

Rojo Edwards

Agencia Uno

Cabe recordar que el nuevo líder republicano no ha estado exento de polémicas. Durante su candidatura a la gobernación regional, se mostró abierto a privatizar Codelco, afirmando que si la compañía se logra vender a empresas extranjeras «salimos de la crisis sin ningún problema y ayudamos a todo el mundo”. Además, sus dichos contra el feminismo, catalogándolo como un movimiento «neomarxista», o su desconocimiento del caso de Fabiola Campillai en una entrevista realizada en La Red, lo pusieron en el escrutinio público durante el año pasado.

Pese a los cuestionados comentarios, Ruth Hurtado, constituyente republicana por el distrito 22 y vicepresidenta electa del partido, opina que Rojo Edwards será un gran líder con capacidad dialogante.

“La renuncia de José Antonio fue de una generosidad tremenda, ya que permitirá que surjan nuevos liderazgos, sin el afán de perpetuarse en el poder. A mí me parece que Rojo será un excelente nombre para presidir este importante cargo. Gracias a su trayectoria y su rol de senador, va a poder negociar con los distintos partidos y llegar a acuerdos. Tiene experiencia en el Congreso, entonces va a saber cómo manejarse en el tema legislativo y político”, declaró la también presidenta de la Asociación de Mujeres por La Araucanía. 

Las renuncias que dividen

Desde la última elección parlamentaria, son tres los diputados electos en la lista del Frente Social Cristiano que han renunciado a la bancada. Entre los nombres destaca el activista Johannes Kaiser y el ex conductor de Radio Agricultura, Gonzalo de la Carrera. A ambos se les solicitó la renuncia del Partido Republicano por declaraciones que, según explica Ruth Hurtado, pasaron a llevar la imagen del partido.

Kast y Kaiser

«Los dichos de ellos afectaron la percepción de la ciudadanía sobre nosotros. Lo positivo es que actuamos de manera correcta y los pasamos en seguida al Tribunal de Disciplina del partido, y valoro que hayan decidido renunciar. Ellos evaluarán si quieren seguir perteneciendo a la bancada dentro del Congreso».

Pollyana Rivera complementa la postura de Hurtado y cree que dichos como el de Kaiser atentan contra los valores del partido. «Los republicanos no nos podemos hacer cargo de declaraciones como las de Johannes Kaiser, por eso como partido las rechazamos de inmediato, al igual que lo hizo José Antonio Kast. Hay que seguir mirando hacia adelante, velando por los derechos de la mujer y por el respeto hacia las personas».

En contraposición a aquello, Leonidas Romero, ex RN y actual diputado republicano por el distrito 20, reveló que en la mañana del martes, tanto Johannes Kaiser como Gonzalo de la Carrera, participaron en un almuerzo con el resto de la bancada para afianzar los lazos de cara al próximo periodo legislativo. «Yo lamento mucho que hayan renunciado porque ellos fueron muy importantes en la campaña de José Antonio Kast, por eso me alegré de que hace unos días se juntaran con nuestra bancada y participaran activamente en las discusiones. Esa es la diferencia de nosotros con la izquierda, porque los republicanos no le hacemos caer las penas del infierno a alguien por pensar distinto», aclaró el parlamentario.

La arremetida del frente Republicano en el Congreso

16 diputados y un senador del Frente Social Cristiano jurarán el próximo 11 de marzo para conformarse, dentro del parlamento, como parte de la nueva oposición al gobierno de Gabriel Boric. La relación con la izquierda y, especialmente, con el conglomerado de Chile Podemos Más, serán vitales dentro del panorama legislativo, considerando la alta división política que existe tanto en la Cámara de Diputados y el Senado.

En ese contexto, esta mañana el Partido Republicano, tras no ser invitados a la cita que tuvieron representantes de Chile Podemos Más con Sebastián Piñera, minimizó su relación con el presidente, argumentando que «desde hace ya dos años nos hemos declarado en franca oposición al gobierno de Sebastián Piñera. No tiene ninguna lógica que hubiera invitado al Partido Republicano», declaró José Carlos Meza a Biobio.

Algunas voces apelan por la unidad, mientras que otras, como la de Leonidas Romero, cree que no debe haber flexibilidades con respecto a los valores del partido.

«Tengo grandes diferencias con varios integrantes de mi antigua coalición, por eso mismo renuncié a Renovación Nacional. Hay militantes de mi ex partido que están a favor del matrimonio igualitario, del aborto, de la adopción homoparental o de la eutanasia, y aquí en Republicanos no es así. Evidentemente, nos uniremos en temas en los que tengamos coincidencias, pero cuando haya diferencias nosotros como bancada nos distanciaremos y marcaremos con fuerza nuestra posición. La gente que nos eligió está cansada de esa derecha temerosa y de personajes como Sebastián Piñera, quien nos traicionó a nosotros los cristianos», aclaró.

José Carlos Meza, en tanto, asume que son más los puntos en común que las diferencias con Chile Podemos Más, por lo que está dispuesto a dialogar con los cuatro partidos que integran a la coalición, pero sin tranzar en torno a las bases del colectivo republicano. «Nuestra relación será de aliados en la gran mayoría de los temas. Nos necesitamos unos a otros para empujar proyectos, pero no podemos olvidar que tenemos discursos distintos,  partidos distintos y grandes diferencias en las formas de hacer política, por lo que no hay que temer de disentir con ellos en asuntos que nos parecen importantes. La unidad no es un bien en sí mismo, es el instrumento para lograr objetivos, si esos objetivos no se logran con unidad en algún momento, al menos yo no tengo problema en mostrarme contrario a la otra coalición», declaró el abogado de 32 años.

Por otro lado, la constituyente Pollyana Rivera está convencida de que Partido Republicano debe buscar los máximos consensos con Chile Podemos Más. «Tiene que haber unidad en las votaciones porque en el fondo representamos convicciones y valores similares, y eso también se ha reflejado dentro de la Convención Constitucional. El hecho de que la izquierda se demorara dos días en elegir a Maria Elisa Quinteros como presidenta, demuestra que ellos están divididos, y eso lo tenemos que usar a nuestro favor en el próximo periodo legislativo».

Con respecto a la actitud que mantendrá el partido con la izquierda, hay un consenso en que Republicanos se proyectará como una oposición constructiva y dialogante, con el afán de «trabajar por los chilenos». Por esa razón, el diputado Meza está convencido de que la bancada será «una oposición leal con Chile. Eso implica analizar las propuestas del Gobierno a conciencia, y si son positivas aprobarlas. En ningún caso seremos una coalición obstruccionista, pero tampoco renunciaremos a nuestros valores», sentenció el gremialista.

 

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.