Reportajes

Comisión de Armonización: El nuevo mapa de poder en la recta final de la Convención

Por: Joaquín Castro Mauro | Publicado: 25.05.2022
Comisión de Armonización: El nuevo mapa de poder en la recta final de la Convención Borrador nueva Constitución | Fotografía de Agencia Uno
La Convención Constitucional enfrenta su rectal final. La puesta en marcha de la Comisión de Armonización trajo consigo un reordenamiento de fuerzas en los colectivos, quienes apostaron por colocar a sus mejores integrantes en la instancia revisora. En consecuencia, el mapa de poder dentro de la Convención cambió radicalmente y nuevos nombres asoman como los lideres en este tramo final.

El fin de las comisiones temáticas del órgano constituyente dio paso a la recta final del trabajo de la Convención. Para este último tramo se crearon tres nuevas instancias que tendrán la labor de darle introducción, viabilidad, orden y transición a lo planteado en el borrador de la nueva carta magna. Esta situación reordenó la distribución de fuerzas en los diversos colectivos, quienes apostaron por colocar a los integrantes adecuados en las comisiones finales.

La situación descrita implicó un necesario reordenamiento de las fuerzas políticas, entre ellos el de la comisión de armonización, la más numerosa de todas y la que más atención ha recibido de la opinión pública.  Sin embargo,  algunos nombres que parecían como fijos en la instancia decidieron no ingresar y dedicarse a otras labores fuera de las comisiones. Este hecho replantea la actual distribución de poderes al interior del exCongreso y nuevos convencionales asoman como los principales lideres de la instancia.

Las cartas de cada colectivo

La Comisión de Armonización está integrada por 40 convencionales y su función radica en velar por la concordancia y coherencia de las normas aprobadas por el Pleno, elaborar informes sobre las incongruencias y luego generar una propuesta que corrija las inconsistencias detectadas. La instancia fue conformada oficialmente la última semana del mes de abril y quedó distribuida de la siguiente manera:

Los escaños reservados son el grupo que más cupos obtuvo con siete, debido a que el sistema de patrocinios utilizado para inscribir a los convencionales les pedía menos firmas que al resto de los colectivos. Así, los nombres que ingresaron a armonización son:

Tiare Aguilera (Rapa Nui), Victorino Antilef (Mapuche), Eric Chinga (Diaguita), Luis Jimenez (Aymara), Rosa Catrileo (Mapuche), Natividad Llanquileo (Mapuche) e Isabella Mamani (Aymara).

El segundo grupo más numeroso dentro de la comisión es la UDI, partido que logró obtener cinco cupos en la instancia revisora. Estos son: Rodrigo Álvarez, Martín Arrau, Katherine Montealegre, Carol Bown y Arturo Zúñiga.

En el tercer escalón se encuentran varios conglomerados que lograron anotar cuatro representantes en la comisión. Los nombres de los convencionales incorporados son los siguientes:

Renovación Nacional-Evopoli:

Hernán Larraín Matte, Ruggero Cozzi, Patricia Labra y Paulina Veloso.

Colectivo Socialista: 

Patricio Fernández, Ricardo Montero, Andrés Cruz y Claudio Gómez.

Frente Amplio:

Amaya Álvez, Fernando Atria, Cristián Viera y Tatiana Urrutia.

Luego están 4 colectivos que pudieron inscribir tres nombres a la comisión, estos son:

Chile Digno: 

Roberto Celedón, Bessy Gallardo y Bárbara Sepúlveda

Independientes No Neutrales: 

Tammy Pustilnick, Guillermo Namor y Mauricio Daza

Movimientos Sociales Constituyentes:

Alondra Carrillo, Manuela Royo y Janis Meneses

Pueblo Constituyente: 

Francisca Arauna, Ingrid Villena y Daniel Bravo

Los grupos que menos integrantes tienen en la comisión son el Colectivo del Apruebo con Felipe Harboe y Agustín Squella, y la Coordinadora Plurinacional con Manuel Woldarsky e Ivanna Olivares. Ya con sus integrantes confirmados, la instancia se puso en marcha el 16 de mayo en la región de Antofagasta, específicamente en Calama. El tema principal en las primeras reuniones giró en torno a darle orden, mediante subtítulos, al borrador de la Nueva Constitución.

Los grandes ausentes

Durante las semanas previas a la puesta en marcha de la comisión, había un catálogo casi seguro de nombres que formarían parte de la instancia. El Pleno, no obstante, aprobó una reforma reglamentaria donde se crearon las comisiones de preámbulo y la de normas transitorias, lo que descomprimió la demanda por la de armonización y obligó a los colectivos a hacer una redistribución de piezas. Como consecuencia, varios convencionales que parecían cartas seguras, quedaron sorpresivamente fuera de la comisión.

Los casos más llamativos en la derecha son los de Marcela Cubillos y Cristián Monckeberg. La exMinistra de Educación no participará de ninguna de las tres comisiones, asumiendo un rol de coordinación de la UDI como vocera del sector en la recta final del proceso constituyente. Fuentes al interior del colectivo, afirman que fue la misma Cubillos quien pidió quedar fuera, porque su idea es estar atenta a cómo se desarrolla el trabajo y prestar apoyo en lo que haga falta.

Monckeberg, en tanto, se dedicará a la coordinación de RN y Evopoli y hará un despliegue territorial con miras al Plebiscito de Salida. Aún no se sabe qué opción apoyará el exMinistro, aunque admiten sus cercanos que optará por el Rechazo en el plebiscito de salida y que está a la espera de terminar su trabajo de la Convención para hacerlo público.

Respecto al Frente Amplio, una de sus cartas seguras era el abogado constitucionalista Jaime Bassa. No obstante, la creación de las otras dos comisiones, de preámbulo y normas transitorias, hizo que el ex Vicepresidente del órgano constituyente recalara en esta última instancia. «Regular la forma en la que las reglas que se van a aprobar en la nueva Constitución, cómo se aplican a las autoridades actualmente en ejercicio, y ahí hay que tomar algunas decisiones, por eso creo que puedo aportar más en esta comisión», comentó a El Desconcierto.

En el Colectivo Socialista quedó fuera Pedro Muñoz, quien no integra ninguna comisión. El exVicepresidente adjunto se desempeñará como coordinador del colectivo durante esta etapa, y asistirán a los convencionales que integren las tres comisiones.

Otro nombre que parecía seguro, pero que cambió de comisión fue Fuad Chahín. El exPresidente de la Democracia Cristiana se perfilaba como uno de los líderes de los moderados dentro de armonización, pero finalmente terminó entrando en normas transitorias.  «Se debe tener una transición que esté bien planificada, que permita que el nuevo texto constitucional se implemente de buena manera, estoy en está comisión porque eso es muy importante para que el proceso sea correcto», comentó a este medio.

Los líderes dentro de la Comisión

Armonización lleva trabajando desde el 16 de mayo y fueron elegidos como coordinadores Daniel Bravo (PUCO) y Tammy Pustilnick (INN). La instancia cuenta con 40 convencionales, quienes al observar el número reducido de miembros por cada colectivo, han actuado mucho más en conjunto respecto a lo sucedido en las comisiones temáticas. Es por ello que otros rostros se han perfilado como nuevos líderes en la comisión.

Uno de estos nombres es el de Ricardo Montero. El otrora coordinador de Sistema Político es uno de los líderes dentro de su colectividad y, según fuentes al interior del colectivo socialista, fue elegido precisamente por su desempeño liderando la denominada «madre de todas las comisiones», siendo hoy quien encabeza las posiciones socialistas dentro de la comisión.

Bárbara Sepúlveda es la cara más visible y conocida de Chile Digno (PC) en armonización y fue designada por el líder político del colectivo, Marcos Barraza, para encabezar las decisiones en esta comisión. La abogada mostró desde hace meses su intención de integrar esta instancia y ha sido una de las más activas con el correr de las sesiones.

Quien tomó bastante protagonismo en el tramo final de las comisiones temáticas fue Tammy Pustilnick,  sindicada como la principal figura dentro de Independientes No Neutrales. La abogada fue la encargada de dirigir a su colectivo durante las últimas negociaciones para definir la última propuesta de Sistema Político, actuación que le otorgó «papeletas» para convertirse en un agente relevante en el debate constitucional. Esto se confirmó durante la segunda semana de mayo, cuando fue elegida como una de las coordinadoras de armonización.

En el caso de los escaños reservados, la representante Mapuche Rosa Catrileo se ha posicionado como la figura con mayor influencia. Esto se debe al rol que tuvo como coordinadora de Sistema Político, lugar en donde entabló reiteradas conversaciones con todos los colectivos y su desempeño ha sido valorado dentro del exCongreso Nacional.

Como Marcela Cubillos decidió no ingresar ninguna comisión, su rol en la UDI es ocupado por Rodrigo Álvarez. El convencional por el distrito 28 ha sido una de las voces más influyentes dentro de los gremialistas durante el transcurso del proceso constituyente, de hecho fue parte de la mesa adjunta durante el primer semestre de trabajo. Además, se ha encargado de coordinar varías votaciones del colectivo y, miembros al interior de la UDI, lo sindican como uno de los líderes políticos en la interna. Por estos motivos se perfila como uno de los cabeza de serie en la etapa final de la Convención.

El trabajo de armonización debería terminar antes del 13 de junio y su borrador corregido entregado al pleno, para luego ser votado de cara a su presentación definitiva el 4 de julio.

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.