Tendencias & redes

Raphael, Faith no more y los Prisioneros: Inolvidables del Festival de Viña para artistas chilenos

Por: Francisca Quiroga | Publicado: 22.02.2019
Raphael, Faith no more y los Prisioneros: Inolvidables del Festival de Viña para artistas chilenos 4 – 2da noche Faith No More gana la gaviota |
De cara a una nueva edición del Festival Internacional de Viña del Mar, artistas chilenos de diversas disciplinas recordaron los hitos más inolvidables del certamen. Cantantes, músicos, comediantes y actores contaron en detalle qué momento del certamen viñamarino quedó plasmado en su memoria y corazones.

Amado y odiado, el Festival de Viña es uno de los eventos musicales más longevos e importantes de nuestro país, que ha tenido también un tremendo alcance a nivel regional. Durante su trayectoria, hemos sido testigos de grandes momentos: musicales, políticos y sociales.

Ad portas de presenciar su versión número 60, le preguntamos a artistas chilenos de diferentes disciplinas, estilos y épocas, cuál es el Festival que más recuerdan y por qué. Cantantes, músicos, comediantes y actores, contaron en detalle qué momento del certamen viñamarino quedó plasmado en su memoria y corazones.

Cecilia, la incomparable

“Me encantó el que gané el año 65, porque fue el intercambio de artistas internacionales con artistas chilenos. Cuando vino Raphael en 1987 por primera vez fue fantástico, me sorprendió lo avanzado que era, lo excelente artista, magistral como intérprete, fabuloso. Laura Branigan en 1986 también, tenía una gran voz, era muy especial y tenía mucho magnetismo. Me impactó también la actuación de Chayanne, lo tendrían que repetir porque es muy bueno. Me gustaría ver a Brenda Lee, dicen que está hecha una campeona y tenemos la misma edad, está fantástica”.

Jimmy Fernández, vocalista de La Pozze Latina

Foto: Youtube.

“Me gustó cuando vino Faith No More, ahí se atrevieron a hacer algo distinto, algo que el público no esperaba. Fue el único Festival donde le dieron cabida a un show potente.  Lo que hacen normalmente es llevar sandías caladas, escogen números ultra mega probados. Faith No More fue una patada en el hocico, un show irreverente”.

Denise, vocalista de Aguaturbia

Foto: AgenciaUno.

“Me gustó el de 1989, que fue en el que estuve.  En esa época la presencia radial era esencial para el artista chileno, los periodistas de espectáculos eran importantes, respetados, todo el mundo esperaba los diarios al día siguiente para ver las críticas. Era un Festival de la Canción, ahora es un programa de televisión. Lo importante es que no ha terminado, ojalá tuviera más artistas chilenos, muchas veces mejores que algunos que traen. Los Festivales que más me han gustado me han emocionado: Tom Jones fue maravilloso, la Shirley Bassey extraordinaria, grande Elton John, magnífico Sting. Nosotros podemos aprender algo de ellos”.

Yanko Tolic, voz y guitarra de Massakre

Foto: El Mostrador.

“En 1985 vino la banda Nazareth e hicieron cantar al público de la Quinta Vergara el coro del tema “Heir of the Dog -nombre del disco de 1975- que significa “Hijo de Perra”, prohibido en Estados Unidos, obligándolos a cambiar el nombre. Quedó como “Hair of the Dog”, coloquial forma de expresarse hacia el remedio contra la resaca, que consiste en tomar una rica y helada cerveza por la mañana. En el Festival de Viña, su cantante Dan McCaffer con su desgarrada voz grita: “Now you’re messin with a…son of a bitch” (En estos momentos te estás metiendo con…un hijo de puta).  El coro “Hijo de Puta” fue cantado maravillosamente por todo el público en plena dictadura militar de Pinochet, fue memorable. La banda sufrió misteriosamente cortes de luz cuando tocaban y optaron por irse”.

Felipe Avello, comediante

“Recuerdo el Festival del año 1991, tocó Faith No More, Los Prisioneros y el Puma Rodríguez. No conocía a Faith no More, pero después de ese show con mi hermano nos hicimos fanáticos, grabamos el show en un casete desde la misma tele, sonaba muy mal obviamente. Los Prisioneros habían sacado el disco “Corazones” del que hasta el día de hoy soy fan. Ese fue uno de los últimos festivales que vi, después me puse más lolo y prefería salir en las noches que ver televisión”.

Cuti Aste, músico

Foto: Facebook Cuti Aste.

“El 81 tocó The Police, los vi por televisión y me pareció increíble. Yo era cabro chico, tenía 16 años y descubrí que en el televisor que había en mi casa, que era a color, tenía salida para audífonos. Fui al equipo de música, me traje los fonos y bailé solo en el living mientras mi familia dormía. El 93 hicimos una obertura y cierre con el Gran Circo Teatro, dirigió Andrés Pérez y la composición fue mía. El 2002 toqué con Javiera y Los imposibles, ella estaba de jurado y teníamos que tocar tres canciones, terminamos tocando seis porque pidieron bis. Con Los Tres tocamos el 2014, fue una tocata elegante, un buen momento.  Esos son mis mejores Festivales, tienen que ver con lo personal. El resto, la verdad, añoro más los grupos que venían en los 80s y 90s, quizás porque estoy llegando a esa edad”.

Mariel Mariel, cantante

“El Festival de Viña más trascendente fue la presentación de Natalia Valdebenito el 2016. Fue una revolución liberar el pensamiento de las mujeres y ponerlo sobre el escenario con risas, se transformó en un código de lenguaje. Tuve el privilegio de acompañarla junto a su familia y vibrar desde el público con su show. Mon Laferte el 2017 que se ganó la Quinta desde la primera canción. Su presentación simbolizó su historia, contándola a través de sus canciones y con su conmovedor silencio al ser premiada. Este año me encanta Camila Gallardo, una artista potente, de voz bellísima, hará notar la necesidad de más mujeres en todos los eventos masivos de Chile. De shows antiguos, recuerdo a Gloria Trevi el 93, Ana Gabriel el 92, Juan Antonio Labra a fines de los 80 y el más grande, Juan Gabriel, el 2002 y 2004. De las competencias, me gusta la folklórica, es notablemente superior la calidad de las canciones, identidad y conexión con el público. Este año todo mi apoyo va a nuestro cantautor Benjamín Walker”.

Pollo González, vocalista de Santaferia

“El mejor recuerdo que tengo de un show en Viña es el debut de los Dinamita Show. Los vi en Quintero, en una tele con antena, con mi familia. Estaban mis primos Laxi y Lautaro. Nos reímos mucho, eran diferentes a todo, su humor era súper popular. Volví a ver la rutina hoy en el bus (ando de gira) para recordarla: “Shiaaa”, “Mi mamá me los compró”. Esa dinámica de repetir conceptos dentro de la rutina es genial. Los amé por ser tan chilenos, era y sigue siendo el humor de mi familia, de mis papás. Hay algunas tallas que hoy no quedarían bien, por los cambios que ha habido alrededor de la diversidad y género, pero son detalles, la verdad es que la gocé. Su humor nos representa muy bien, fueron escuela para muchos. El Flaco nos ha ido a ver a la Maestra Vida, compartió con nosotros en camarines, también fue al Rockódromo en Valparaíso, ahí lo vimos agitando la bandera Mapuche. Anita nuestra fotógrafa le tomó una Foto”.

Alejandro Trejo, actor

“Nunca tuve mucha onda con el Festival de Viña, ni de chico, ni en la década de los 70 ni 80. Pero el único que recuerdo es la primera vez que se presentaron Los Prisioneros el año 91. Fue muy especial, yo estaba en gira de teatro en Iquique y dieron el Festival en la plaza, con pantalla gigante. Fue un fenómeno verlos tocar un largo rato y con plena libertad en sus discursos, particularmente los de González. Fue un hecho político cultural tremendamente trascendente para este país, que estaba empezando con la Democracia, en el proceso de Transición. Marcaron un hito, fue un momento inolvidable, porque además no los vi por televisión, sino que, con un grupo de habitantes de Iquique, que venían a presenciarlo en pantalla gigante en la plaza. Fue muy hermoso, inclusivo, es el mejor recuerdo que tengo del Festival de Viña”.

José Alfredo Fuentes, cantante y animador

“En 1974, con Bigote Arrocet hubo una confusión increíble: estaba recién instalada la Dictadura y dentro de su show, cantó “Libre” de Nino Bravo.  Nunca se supo si la gente cantaba porque querían volver a ser libres sin Pinochet o se sentía libres con Pinochet. En 1978 cuando gana Fernando Ubiergo con “El Tiempo en las Bastillas” fue increíble. El 81 fui como jurado, estuvo Julio Iglesias y José Luis Rodríguez, el Puma dijo:  «A veces hay que escuchar la voz del del pueblo» fue un Festival inolvidable, pasaron hartas cosas buenas ahí. La Competencia, a la que hoy nadie le da bola, cuando ganó Roberto Viking Valdés, la Quinta estaba efervescente, llena de antorchas de papel.  El duelo entre Julio Iglesias y el Puma Rodríguez. Son cosas que no vuelven a pasar, te quedan para siempre en la retina, en algunos estuve presente y otros los ví por televisión. Momentos inolvidables e impresionantes del Festival”.

Vanessa Miller, actriz y comediante

“El primero que vi me impactó, lo vi en una tele blanco y negro. Fue Pedro Vargas, nunca me voy olvidar, ídolo de mi papá, lo subieron al escenario fajado. Todos decían “está fajado” estaba como duro, ya era muy adulto mayor, cantaba increíble, fue emocionante, precioso. Los años que siguieron lo único que quería era ir de público, hasta que me llevaron. En esa época uno se sentaba en el cerro, los diarios en realidad eran para sentarse, porque si había llovido te mojabas. De ahí surge la antorcha, porque la gente empezó a prender el diario cuando algo le gustaba mucho, no sabiendo cómo manifestar su fascinación por el espectáculo. Después se prohibió porque era super peligroso, cada vez iba más gente y se empezó a prender la Quinta entera. Ahí empezaron a vender estos neones, pero recuerdo haber ido con el diario en el trasero. El que más me gustó fue El Puma, yo moría por él, de hecho, cuando fue a Tinelli quería la foto con él, la pedí con anticipación y me la saqué”.

Mauricio Clavería, baterista de la Ley y DíaCero

“He tenido la suerte de estar en varios Festivales de Viña. El que más me gustó fue cuando nos despedimos el 2005 con La Ley, fue emocionante, nos separamos por casi diez años. Es muy bonito el recuerdo porque la gente conocía muchísimo el repertorio. Fue una linda despedida de los escenarios, la gente estaba feliz por las canciones, pero tristes por que el grupo ya no iba a estar más. Fue un Festival redondo para nosotros, donde hubo de todo. Como público me tocó estar el año 88, cuando vino Mr. Mister. Yo tocaba con Pancho Puelma y Los Socios al otro día, y como llegué antes, me invitaron a ver ese show en vivo y fue alucinante, me encantó, tuve suerte de verlos actuar, el baterista sonaba increíble, Pat Mastelotto, ahora toca en King Crimson, o sea, un súper-mega baterista.  Al día siguiente toqué con Pancho Puelma”.

Denisse Malebrán, vocalista de Saiko

“El recuerdo que tengo más latente del Festival de Viña tiene relación con Soda Stereo, en el momento en que la banda era súper popular, y que no se hacían muchos conciertos en Santiago, vinieron al Festival. Debo haber tenido 10 años y era fanática. Todos estábamos expectantes del show que iban a hacer, era “la” oportunidad de ver a la banda tocando en vivo… y se cortó la luz.  Entonces, el recuerdo que tengo es de mucha histeria y desesperación, en mi casa había muchas niñitas del vecindario que estábamos viéndolo y finalmente buscamos la forma en que un papá de otra niña se colgara del alumbrado público, para poder ver el Festival, porque el ataque y la neurosis que había eran más importantes que correr la vida en ese momento.  Ese es el recuerdo más lindo que tengo del Festival, versus otras miles de historias más de melómana, de ver a Faith No More, Police, y otras, pero creo que es la más bonita de todas: mi primera vez viendo a Soda Stereo, en la televisión abierta y en el Festival de Viña”.

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.