Tendencias & redes

Canal 13 da la razón a Yamila Reyna y reconoce que «Bailando por un sueño» se grabó en cuarentena

Por: Carolina Ceballos | Publicado: 08.06.2020
Canal 13 da la razón a Yamila Reyna y reconoce que «Bailando por un sueño» se grabó en cuarentena Martín Cárcamo | Agencia Uno
Desde la señal de Luksic echaron pie atrás y reconocieron lo que se había denunciado reiteradamente acerca del estelar. «Comenzó sus grabaciones previo a la cuarentena decretada en la Región Metropolitana, tiempo suficiente para grabar una gran cantidad de capítulos”, dijo hace algunas semanas a través de un comunicado el director ejecutivo del canal, Max Luksic.

Luego que el jueves Canal 13 confirmara mediante un comunicado el primer caso de coronavirus al interior del equipo de «Bailando por un sueño», surgieron a lo menos dos voces internas asegurando que el espacio se había registrado en medio de la cuarentena del Gran Santiago, pese a que en cada emisión del estelar conducido por Martín Cárcamo, se «aclarara»  de manera reiterada, a través de un mensaje en pantalla, justamente lo contrario.

El 25 de mayo, tras un receso de dos meses por la pandemia del coronavirus, el estelar ha sido permanente blanco de críticas en redes sociales por la falta de protocolos sanitarios que se han evidenciado en la imagen que se transmite por televisión, a lo que se adicionan los cientos de denuncias que han efectuado al Consejo Nacional de TV, indignados televidentes.

[Te puede interesar]: Yamila Reyna no se guardó nada sobre “Bailando por un sueño”: “Cayó la seremi de Salud y levantó una multa millonaria

La situación no sólo redundó en una visita de la seremi de Salud, Paula Labra, quien dio curso a un sumario sanitario y, de acuerdo a la versión de Yamila Reyna, una de sus participantes, derivó en una multa millonaria, lo que fue rápidamente desmentido por uno de los productores del programa, Eduardo Cabezas.

Adicionalmente, la productora Lateral, coproductores del proyecto junto con la señal de Andrónico Luksic, respondieron señalando que han cumplido todos los requerimientos de la autoridad sanitaria y que los episodios exhibidos fueron grabados antes que se decretara la cuarentena total en la Región Metropolitana, el 14 de mayo.

“El programa Bailando por un sueño comenzó sus grabaciones previo a la cuarentena decretada en la Región Metropolitana, tiempo suficiente para grabar una gran cantidad de capítulos”, dijo hace algunas semanas a través de un comunicado el director ejecutivo del canal, Max Luksic.

“El viernes (29 de mayo) terminamos de grabar. Grabamos varios capítulos para poder dejar un backup de avance y se decidió parar porque cayó la Seremi de Salud. Decidieron parar para acomodar todo. Íbamos a parar por una semana pero me avisaron recién que lo van a suspender por 15 días”, dijo la semana pasada Reyna, desmintiendo a la producción del estelar y al propio Luksic.

Las declaraciones de la comediante fueron confirmadas por Renato Avilés, el hombre tras «Estúpido y sensual Spiderman». “(Grabamos) hasta la semana pasada”, dijo a La Tercera hace un par de días.

En medio de controversia y la creciente indignación colectiva frente a lo que se considera una situación de extrema irresponsabilidad y gravedad en momentos en que la pandemia golpea severamente al país, desde la estación aclararon al medio antes citado cómo se registraron los capítulos que actualmente se están emitiendo.

Una gran cantidad de capítulos antes de la cuarentena total Metropolitana y algunos otros durante la cuarentena, siempre contando con los permisos necesarios y siguiendo todos los protocolos y las recomendaciones realizadas en la visita de un equipo de la Seremi de Salud” , aseguraron dándole la razón a sus dos concursantes en medio de una controversia aún vigente.

Actualmente y post detección de un caso de coronavirus al interior del equipo, las grabaciones del estelar se encuentran suspendidas hasta nuevo aviso.

 

 

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.