Tendencias y Redes

Podrían cerrar: Acusan que gobierno cortó financiamiento a centros internacionales de I+D

Por: El Desconcierto | Publicado: 15.09.2021
Podrían cerrar: Acusan que gobierno cortó financiamiento a centros internacionales de I+D El ministro de Ciencia, Andrés Couve, y el Presidente Sebastián Pilera. | Agencia Uno (archivo).
“Chile debe trabajar en pos de una Política Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, que reconstruya la dignidad y valor de la Ciencia y el Conocimiento”, afirmaron desde la Asociación de Centros de Excelencia Internacional, luego que el cierre del programa que los financiaba llevara a distintas organizaciones de innovación a su posible fin.

La Asociación de Centros de Excelencia Internacional (CEI) hizo un llamado de atención a la situación en que están quedando dichos centros de investigación y desarrollo luego que el programa del que participaban pasara desde Corfo al Ministerio de Ciencia y se confirmara el fin del financiamiento.

Cabe destacar que los CEI son centros de desarrollo de participación internacional que han generado I+D+i en áreas estratégicas para el país, permitiendo la formación de científicos y profesionales capaces de entregar transferencia tecnológica a la industria, así como dar empleo a los investigadores, en su mayoría chilenos.

Fue en 2009 cuando se inició el Programa de Atracción de Centros de Excelencia Internacional, que buscaba convertir al país en un foco de innovación tecnológica de gran nivel. En ese entonces el programa estaba a cargo de Corfo, desde donde se hicieron gestiones con gobiernos de países como Estados Unidos, Australia, además de algunos europeos.

Según explicaron desde la Asociación, en el marco del funcionamiento de los CEI se construyó infraestructura y se apalancó fondos privados, todo lo que permitió desarrollar tecnología para sectores económicos de importancia para el país.

Sin embargo, este año dichos centros pasaron desde Corfo a la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo (ANID) del Ministerio de Ciencia. Lo que significó, según detallaron, que al realizarse este cambio la alternativa de financiamiento fue postular al Concurso Nacional de Financiamiento Basal para Centros Científicos y Tecnológicos de Excelencia.

De los seis centros que siguen operativos en el país, dos postularon este año a dicho concurso, el Centro de Biotecnología de Fraunhofer Chile e INRIA Chile, con apoyo del gobierno de Alemania y de Francia respectivamente. Pero ambos quedaron fuera del proceso en la primera etapa al evaluarlos «erróneamente» utilizando un marco diseñado para instituciones académicas, según argumentaron desde la Asociación. A raíz de esto Fraunhofer Chile anunció el cierre de dicho centro para el próximo 31 de diciembre.

Valor social

En 2018 el Ministerio de Economía encargó un estudio independiente para determinaron el valor que producían los CEI en relación al costo que representaban para el Estado. Dicho análisis estableció que el valor actual neto (VAN) social del programa era de $31.309 millones, equivalentes a US$52 millones, con los costos e inversión ya restados.

En tanto, la rentabilidad promedio fue de un 19%, con un retorno social de la inversión promedio de 63%. Esto último quiere decir que de cada peso que se invirtieron, se generaron 0.63 pesos extras. Por lo que el informe fue favorable para la continuidad de los CEI.

«Autosustentarse y subsistir sin financiamiento público»

El ministro de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, Andrés Couve, sostuvo a fines de agosto en conversación con El Mercurio, que los CEI «eran parte de un programa que se albergaba en la Corfo y que ofrecía financiamiento por 10 años para centros internacionales y dentro de sus lineamientos, es que tras ello tenían que autosustentarse y subsistir sin financiamiento público«.

«Cuando se transfirió este programa de la Corfo a la ANID, se transfieren también los compromisos para que los centros reciban financiamiento hasta cumplir el plazo establecido. Pero no se contemplaba un esquema de continuidad ni de renovación. Nunca se contempló financiamiento permanente«, aseguró.

En respuesta, la Asociación consideró que «declarar que los CEI han sido incapaces de inventar modelos de negocios es una declaración audaz, para quien lidera el desarrollo de las políticas de Ciencia, Tecnología e Innovación del país».

«En el mundo desarrollado, tras más 50 años de funcionamiento, el modelo de los centros de investigación aplicada funciona en una estructura de 3 tercios: un tercio de aporte estatal, un tercio proveniente de fondos concursables y un tercio de servicios tecnológicos impulsados junto a la industria. Lo que los Centros llevan a cabo con la industria, suele ser innovación incremental de bajo riesgo, y suele ser lo que paga el funcionamiento del Centro, mientras que el tercio estatal sirve para empujar la ciencia de frontera, la que nadie financia», explicaron.

De igual manera, lamentaron que «durante estos 30 años, el Estado, independientemente de la coalición de turno, ha fomentado la marginalización de los científicos, entregando subsidios que no cumplen con las leyes sociales que se aplican a todos los trabajadores. Además, ha promovido el desinterés total por el valor que genera el desarrollo de conocimiento».

«Chile debe trabajar en pos de una Política Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, que reconstruya la dignidad y valor de la Ciencia y el Conocimiento, en todas sus formas, con un presupuesto acorde al ‘país OECD’ que pretendemos ser», sentenciaron.

MIRA ACÁ UN NUEVO VIDEO DE “LA KALLE SABE”

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.