Pantalla

Mantener la lógica de la TV y complementar con RRSS, la clave de Viña en el universo digital

Por: Nicolás Sánchez | Publicado: 01.03.2024
Mantener la lógica de la TV y complementar con RRSS, la clave de Viña en el universo digital Festival de Viña 2024 | Agencia Uno
¿Cómo podemos hacer que Viña sea amigable para el público que lo ve en TV, pero que también sea atractivo para aquellos que prefieren verlo en otras plataformas? Mientras esperamos la última noche del Festival, el experto Rommel Piña opina sobre cómo insertarlo adecuadamente en mundo digital.

Considerando que este 1 de marzo el Festival de Viña en su versión 2024 baja la cortina, varios son los análisis y balances que se empiezan a hacer de cara a las próximas ediciones. Uno de ellos tiene que ver con la popularidad de los artistas en sus redes sociales.

Asumiendo que la cantidad de seguidores no necesariamente es una medición del talento de ellos, sí es un indicio de su impacto entre sus fanáticos.

Este jueves, post jornada en la que cerraba el certamen Anitta, comentarios en estas plataformas comenzaron a generar debate respecto al puertorriqueño Mora, de quien se comentó, no habría sido la carta correcta para abrir el evento, a diferencia de su colega brasileña, quien lo aventaja en 62 millones de seguidores en Instagram.

De hecho, con estos más de 60 millones de seguidores a su haber, y un solo posteo sobre el certamen, capitalizó 300 mil «me gusta». Comparando números, alrededor de cuatro millones de espectadores tuvo la rutina de Sergio Freire este jueves en el Festival, mientras que María Becerra, quien se presenta hoy en la noche de clausura, obtuvo casi un millón y medio de «me gusta» en una de sus últimas selfies que ni siquiera estaba asociada al evento.


Actualmente, el Festival cuenta con una transmisión oficial en la plataforma Twitch, que ofrece el certamen vía online para quienes se encuentren en el extranjero o no tengan acceso a Canal 13 o TVN. Sin embargo, la interacción es nula y esta opción solo sirve como un repositorio de comentarios, sin algún mediador que los tome en cuenta.

Por otro lado, el «social room » de un auspiciador oficial del evento, comparte contenido más variado, con entrevistas a invitados y audiencia de renombre, a lo que suma comentarios sobre los números de la noche, además de interacciones con fanáticos de los artistas en las afueras de la Quinta Vergara.

En conversación con El Desconcierto hace unos días, el crítico René Naranjo manifestó la importancia de abrir la audiencia del Festival de Viña a la segunda pantalla, aprovechando así las distintas plataformas de interacción directa con el público.

Importancia del rating

Para Rommel Piña, conocedor en profundidad de redes sociales, magíster en dirección periodística y director de Social y Punto, los números no son indicador de calidad, así como tampoco lo es el rating, que «está tomando menos protagonismo de lo que tenía antes, como por ejemplo en los 90′, donde efectivamente ese instrumento parecía ser la única forma de validación masiva».

La idea central del Festival es un show televisivo de calidad con artistas de renombre que se suman a un certamen que año a año atrae turismo y cultura a la comuna de Viña del Mar. Por eso, el experto toma como ejemplo las presentaciones de Anitta y la de Andrea Bocelli, este último según en sus palabras «parecía una persona que está absolutamente ajena, incluso al ecosistema de Viña del Mar».

En ambos casos, la presencia escénica y la calidad de los espectáculos que entregaron, tuvieron más valor que los números que marcaron en audiencia.

¿Cómo podemos abrir Viña a la segunda pantalla sin dejar de lado la lógica televisiva? Tras años cubriendo Festival como periodista, el ahora jefe de tesis, magister en redes sociales y estudiante de doctorado de comunicaciones en la Univesidad de los Andes, Rommel Piña tiene una idea clara.

«Yo no creo que el Festival salga de la pantalla abierta, pero lo que sí puede hacer, es diversificar sus pantallas y  hacerse multiplataformas de una manera mucho más sustancial, mucho más vanguardista, haciendo simultáneas sus transmisiones. Por ejemplo, en Twitter, Instagram y otras. De una manera u otra, eso no va a minar ni va a determinar el cambio del paradigma central del Festival, que está sustentado en la televisión durante los últimos 50 años», asegura en diálogo con El Desconcierto.

Más allá de crear cuentas para el evento en cada una de las redes sociales, el fenómeno está arraigado en la televisión, medio que ha sido su hogar en toda su historia. Por lo mismo, para nuestro entrevistado considerar a las nuevas audiencias, no es olvidar por completo al público fiel del certamen que lo sigue por la pantalla chica.

«No hay que fijarse solamente en lo que está pasando con el público que está entre los 15 y los 30 años, sino también hay que darse cuenta de que hay un público mayor que ha ido creciendo con el Festival, que tiene que tener esas opciones de cercanía bajo los medios en donde está habitualmente instalado».

Viña versus RRSS

Solo en Instagram, el tenor italiano Andrea Bocelli cuenta con casi tres millones de seguidores; Young Cister, una de las estrellas nacionales más brillantes de la música urbana nacional, hizo su debut en Viña este jueves con más de 900 mil. Anitta, en tanto, es por lejos la artista del evento más seguida, con 65 millones, secundada por María Becerra, que capitaliza 14 millones.

¿Cómo usar esa audiencia propia de los artistas para ampliar la de Viña? Para Piña, esta conversación debe tenerse en los contratos de los cantantes.

¿Pueden Bocelli o Alejandro Sanz transmitir en sus cuentas personales sus shows en Viña?

«Hoy las redes sociales son un negocio también, por lo mismo los artistas tienen súper claro que esa forma de comunicación no es sólo orgánica, sino que también comercial. Por lo tanto, si los artistas que naturalmente hoy (publican) que llegaron a Viña o que se van a presentar, quieren hacer algo más propio como una transmisión, yo creo que tiene que pasar por acuerdos comerciales, más que por acuerdos comunicacionales», concluye Piña.

Déjanos tus comentarios
La sección de comentarios está abierta a la reflexión y el intercambio de opiniones las cuales no representan precisamente la línea editorial del diario ElDesconcierto.cl.