La cifra de tres derrames publicados por Andina en el lapso de 15 meses, alertó a vecinos de la Agrupación Ecologista De Aconcagua (AGE Aconcagua) sobre la urgencia de que, luego de 40 años de operación, la estatal se someta a una revisión completa de sus instalaciones y actualice sus Estudios de Impacto Ambiental para seguir operando en la zona.

Integrantes de la Agrupación Ecologista AGE Aconcagua, expusieron frente a concejales, juntas de vecinos y empresarios de la población de Saladillo, un análisis de los últimos 15 meses del comportamiento ambiental de Andina, en el marco del reciente nuevo derrame con fecha 12 de diciembre. La escalofriante cifra de un derrame cada 5 cinco meses (como promedio), sin contar las fugas de gases que son minimizadas, y que carecen de cualquier tipo de mecanismo de emergencia, evacuación y seguridad para los habitantes próximos y trabajadores, es un tema que debe invitar a la acción y al despertar ciudadano. AGE dio cuenta de los perjuicios que la actividad minera, sin un debido control de las autoridades y de la comunidad en su conjunto, ha venido generando en el territorio: contaminación, afectación del caudal del río Aconcagua, en términos de calidad, cantidad y distribución de sus aguas, destrucción de glaciares, y con ello, escases hídrica y aguas tóxicas; además de contaminación del aire con CO2 y malos olores, disminución en flora y fauna, desplazamientos campesinos, negligencia, colusión, división de las comunidades, rotura de los tejidos económico-comunales y sociales, problemas serios en la salud, etc. Para que Aconcagua no se transforme en una nueva zona de sacrificio como Ventanas o Huasco, es imprescindible asumir protagonismo hoy: “Estamos poniendo bajo la lupa los efectos producidos en el Valle del Aconcagua, ante el precedente de casos como Caimanes y Huasco, localidades que colapsaron luego de 40 años: la misma edad de Codelco Andina, empresa que ya ha manifestado que los derrames producidos en nuestro Valle son por “fatiga de materiales”, sostuvo una dirigente de AGE. Lo que está sucediendo en la población de Huechún, se suma a fuertes sospechas de que Codelco Andina no estaría operando con responsabilidad social empresarial ni responsabilidad ambiental. En este sentido, la Agrupación hace un llamado a que en el marco de la Minería Responsable y de la voluntad de cooperación de Codelco Andina, se realice con urgencia un relevamiento del agua potable debido a fuertes señales de contaminación que pueden estar afectando seriamente la salud; se inspeccionen las instalaciones de donde parten los sucesivos derrames y fuga de gases, y se revisen los estudios de impacto ambiental. Por otro lado, la organización informa que el lunes 7, a las 11:00 am, se realizara una nueva exposición en torno a estas temáticas, la que se llevará a cabo en el Salón del Concejo Municipal (dependencias de la Municipalidad de Los Andes) . Asumir el control ciudadano como una tarea irrenunciable, de la que depende nuestra seguridad inmediata, próxima y futura, es un compromiso de todos y todas quienes amamos el suelo que nos cobija y nos permite vivir en él. Vecinos, medios de comunicación, concejo ciudadano, representantes sociales, autoridades (el alcalde en exposición pasada informo que, para poder expresar opinión al respecto en sesión del día 7 de enero es requisito: previa inscripción. Debido a que Codelco debe dar explicaciones a la comunidad, consideramos que la comunidad a de estar informada para ejercer su oportuno reclamo de derechos): los esperamos para comprometernos en cuidar este pedacito de mundo donde cada mañana nos despertamos. AGRUPACIÓN ECOLOGISTA ACONCAGUA. age.aconcagua@gmail.com