Fuente: palestinalibre.org

Los movimientos sionistas en Francia exigen el cierre de una exposición de una artista palestina y no han dudado en proferir amenazas e intimidar a los visitantes de la exposición. Frente a ellos, los ciudadanos y defensores de la casusa palestina han organizado una visita al museo.

El Centro de Arte Jeu de Paume expone las fotografías de la artista palestina Ahlam Shibli, fotografías tomadas en el campo de refugiados de Balata y que recogen el trabajo de memoria de las familias que han perdido a sus hijos, maridos y hermanos, en la resistencia contra el ocupante. El museo ha sido amenazado por asociaciones proisraelíes con manifestaciones, llamadas telefónicas, cartas y alertas de bomba, y su directora ha recibido amenazas de muerte. Los defensores de la causa palestina han querido mostrar su apoyo a la artista organizando una visita colectiva, aunque la Policía ha querido impedirla como muestran estas imágenes.

La Policía también ha intentado hacer presión sobre los defensores de la causa palestina.

Ciudadanas como Catherine se rebelan contra este proceder y denuncian el doble lenguaje del Gobierno francés.

A pesar de la prohibición y del despliegue policial, algunos miembros del colectivo sionista han querido presentarse ante el museo.

Las amenazas de las asociaciones proisraelíes contra el museo que se encuentra a mis espaldas, no han cesado desde la inauguración de la exposición de la artista palestina. Un museo que se vio obligado la semana pasada a cerrar sus puertas por medidas de seguridad y que ha llevado a la Prefectura de Policía a prohibir una manifestación de los elementos más radicales de la extrema derecha sionista en Francia.