Una de las críticas más profundas que se les hacen a las organizaciones de izquierda dice relación con su incapacidad de cohesionarse, de fortalecer vínculos y de empujar un proyecto político común con el peso de un bloque consolidado. El 2014, esta problemática pretende ser atacada desde el sector estudiantil con una fuerte apuesta a la multisectorialidad, pero también trabajando conjuntamente con todos los actores del mundo educativo que pregonan un cambio estructural del modelo.

“Nuestro mayor interés como organización política es defender las demandas históricas del movimiento estudiantil y aportar a la construcción de un nuevo sistema educativo (…)”

La “Lista A, Avanzar: Creando Unidad“, que postula a ocupar la Feuach 2014 con Ángel Delgado (FEL) a la cabeza, es claro ejemplo de este proceso. Tras una lectura semejante del escenario político que se avecina con la inminente llegada de Michelle Bachelet al poder, las diversas organizaciones que la integran decidieron aunar fuerzas y de esa forma defender las demandas del movimiento estudiantil frente a la realización del programa de la Nueva Mayoría (NM).

José Luis Morales, encargado político del FEL Valdivia, explica cuáles son los objetivos principales de esta conjunción: “Nuestro mayor interés como organización política es defender las demandas históricas del movimiento estudiantil y aportar a la construcción de un nuevo sistema educativo, además visibilizar el conjunto de demandas que la sociedad civil ha planteado en este último tiempo, como son reformas tributarias, no más AFP, Asamblea Constituyente, renacionalización de recursos naturales, entre otras cosas“.

carousel_todos

Lista A: Avanzar, Creando Unidad

La conformación de esta fuerza electoral dentro de la UACH “es un ejemplo a nivel nacional” -plantea Morales – y cobra una alta trascendencia pues los grupos que integran la lista tienen una presencia importante a nivel nacional. ” Nosotros acá hemos dejado de lado pequeñas rencillas para dar cara desde una de las universidades más grandes del sur de Chile. Las organizaciones que componen la lista son de la fuerzas más importantes del movimiento estudiantil”, agregó.

Para Daniel Velásquez, coordinador de la IA y candidato a la Consejería Académica de la universidad, el diagnóstico es similar: “Nos preocupa el riesgo que corre la autonomía del movimiento estudiantil frente a la cooptación de su discurso. Creemos que no puede ser un nuevo 2006, en el cual el gobierno y la clase política alcen las manos sin quienes hemos levantado el movimiento”.

Además, agrega que dicha cooptación significa un retroceso para las movilizaciones, ya que debido al respaldo que tiene la NM y las expectativas que genera en la población, las convocatorias para el próximo año serían más difíciles.

Hacia la unión a nivel nacional

“Somos principalmente parte del mismo sector estudiantil que se moviliza y se expresa en contra del modelo, hemos tenido en tiempos anteriores diferencias tácticas y de lecturas del período, pero creemos que esas diferencias que nosotros mantenemos tienen que cerrarse a la interna y tenemos que salir con unidad”

Hitos como el de la Universidad Austral tienen por consecuencia el inicio de un diálogo del conjunto de organizaciones de izquierda que, desde dentro o fuera de lo estudiantil, vayan consensuando estrategias para lograr las transformaciones estructurales que se pretenden.

Para el candidato autónomo a la Consejería, la apuesta está en el trabajo conjunto más allá de las elecciones, que en algunas universidades ya tuvieron lugar: “Esperamos que en aquellas federaciones que ya se llevaron las elecciones, en el cual la IA fue a través de Izquierda Amplia y otros con Luchar, no signifique durante el año una separación en cuanto al trabajo de movilizar. creemos que desde la Presidencia y la Vicepresidencia ambos son importantes y pueden avanzar en conjunto“.

“Somos principalmente parte del mismo sector estudiantil que se moviliza y se expresa en contra del modelo, hemos tenido en tiempos anteriores diferencias tácticas y de lecturas del período, pero creemos que esas diferencias que nosotros mantenemos tienen que cerrarse a la interna y tenemos que salir con unidad”, agregó Velásquez.

El factor de unión de las organizaciones políticas no siempre se encuentra con rapidez, no siempre suele ser tan evidente. Las diferencias tácticas, así también como las de lectura coyuntural, crean muchas divergencias y dificultan la toma de decisiones. En ese sentido, Morales enfatiza: “La confluencia de las organizaciones políticas deben ser en torno a un programa de reformas estructurales , de orientación democratizadora e incluso socialista en algunos casos, con el objeto de establecer orientaciones de ruptura hacia el modelo. Por eso creemos necesaria la participación de distintos sectores sociales sobre todo aquellos que están ligados al área estratégica de la economía”.

Video de Campaña Lista A: