RecupeAcciónFueron meses de trabajo. Investigación, monitoreo de espacios abandonados y la necesidad común de encontrar un lugar donde poder desarrollar proyectos desde y para los vecinos. Así, la organización RecuperAcción Comunitaria dio con el ex Liceo Metropolitano de Adultos, abandonado desde el 27 de febrero del 2010, producto de los daños causados por el terremoto.

La idea común fue recuperar el espacio para la comunidad. Por ello, luego de un largo seguimiento al inmueble, las organizaciones sociales y los vecinos acudieron la mañana del domingo a realizar la ocupación del espacio, ubicado en las intersecciones de Ñuble y Chiloé, al ritmo de batucadas y comparsas.

“Fueron meses de trabajo para poder llegar a la recuperación. El espacio en sí tiene una finalidad comunitaria ante todo y ayer tuvimos un recibimiento súper bueno de parte de los vecinos. Nos dijeron que estaban muy contentos de que al fin hiciéramos algo por este espacio”, contó Rayén Alday, una de las voceras de la iniciativa.

El inmueble, instalado en pleno Barrio Matta Sur, fue construido en 1981 y hoy se encuentra cerrado por el Municipio y los vecinos aseguran que se ha convertido en un foco de delincuencia para el barrio. “Nos han dicho que es un espacio peligroso durante estos tres años, hay vecinos que incluso nos mencionaron que violaron a una niña acá”, declaró Alday.

Sin embargo, la iniciativa y los argumentos de los vecinos no han sido suficientes ante la autoridad municipal que, tras una visita de Felipe Fernández, encargado de Participación Ciudadana de la institución, ya cursó para esta tarde una orden de desalojo.

 

Las intenciones del municipio

Los nuevos ocupantes del ex Liceo Metropolitano de adultos se enteraron con sorpresa de la orden de desalojo cursada por el municipio. Hasta el momento, algunos de sus miembros daban inicio a una negociación que la autoridad se niega a dar hasta que el establecimiento no sea completamente desocupado.

Según el vocero Calfubay, la versión sostenida por Fernández es que la autoridad tiene planeado construir un consultorio en el mismo espacio. Según ellos, esta decisión habría sido tomada luego de la realización de cabildos junto a los vecinos.

“Pero nosotros venimos haciendo trabajo territorial hace rato y en primer lugar la participación de los vecinos en los cabildos fue prácticamente nula. En segundo lugar, nunca se habló de transformar este espacio en un consultorio y por último, tienen lugares asignados para consultorio hace un año y medio y no han empezado nada. Nosotros intuimos que la Municipalidad sólo quiere deshacerse de este inmueble, transformarlo en unos cuantos millones para ellos y quizás entregarlo a privados”, manifestó.

Sin embargo, y pese a las conversaciones, la orden de desalojo ya fue cursada y los vecinos cuentan con 48 horas para hacer abandono del espacio voluntariamente.

 

La necesidad de espacios para la organización

Cinco grandes proyectos soñados por las organizaciones y la comunidad son las opciones a desarrollar en el ex liceo hoy recuperado. “Pero como es un proyecto comunitario esto está abierto al resto de las organizaciones de los vecinos del barrio”, señaló Fabián Calfubay.

Una escuela de adultos, una escuela obrera de artes y oficios, un centro de comunicación popular, un huerto o un centro de investigación. Esas son las iniciativas que la comunidad analizará en caso de que la Municipalidad de Santiago acceda a entregarles el comodato del inmueble, que es la exigencia principal de las organizaciones y vecinos participantes.

“La idea es impulsar estos proyectos madre que se están haciendo y a la vez comenzar a recibir todas las propuestas. Han llegado muchas ideas para impulsar los talleres que los vecinos ya nos están pidiendo con prontitud”, detalló Alday.

La iniciativa de RecuperAcción da cuenta de una importante carencia de espacios para el desarrollo de iniciativas comunitarias, sin las presiones de los respectivos municipios o los intereses de empresas privadas involucradas.

Al respecto, Erick Valenzuela, miembro de la organización y a cargo de las comunicaciones, manifestó que “lo que nosotros veíamos es que existe una falta de espacios de desarrollo comunitario construido desde las propias comunidades. Al mismo tiempo, lo que pasa es que en la comuna de Santiago hay muchos espacios que están abandonados y deteriorándose, que finalmente tienden a ser utilizados por inmobiliarias, pero nunca existe un interés estatal de inversión para darle un uso y sentido público a esos espacios”.

“Representa en el fondo la materialización del sueños que tenemos muchas organizaciones, la posibilidad de poder desarrollar proyectos educativos y culturales desde abajo, desde nosotros, desde nuestras preocupaciones, desde nuestras necesidades e intereses”.

De hecho, según señala el informe técnico “Modificación al Plan Regulador Comunal de Santiago” elaborado por la Municipalidad, el Barrio Matta Sur –compuesto por los ejes Vicuña Mackena, 10 de Julio, Presidente Jorge Alessandri, y Centenario-, presenta la menor cobertura educativa de la comuna. Además, presenta escasez de espacios dedicados al esparcimiento y áreas verdes, con menos de 1 metro cuadrado por habitante.

Para Calfubay y sus pares, ante la ejecución inminente del desalojo, la iniciativa tiene un gran valor. “Representa en el fondo la materialización del sueños que tenemos muchas organizaciones, la posibilidad de poder desarrollar proyectos educativos y culturales desde abajo, desde nosotros, desde nuestras preocupaciones, desde nuestras necesidades e intereses. Es una suerte de sueño que empezamos a vivir en el día a día. Para nosotros representa la posibilidad de empezar a construir la sociedad que queremos construir, que no es precisamente en la que estamos inmersos”.

Sin embargo, y pese a las amenazas, los miembros de RecuperAcción saben que su proyecto se vincula con manifestaciones vistas en toda la historia de las organizaciones populares en Chile. Especialmente cuando no han existido las políticas públicas necesarias para escuchar sus necesidades: “En la historia de los sectores populares en Chile existen muchos antecedentes sobre este tipo de experiencias, nosotros las recogemos, nos reconocemos desde ahí”, declaró Valenzuela, a la espera de lo que sucederá en los próximos días con la iniciativa.