EducaciónLa nombrada Subsecretaria Claudia Peirano, ha hecho pública sus opiniones respecto de la legitimidad del lucro, ha trabajado para cadenas educacionales que efectivamente lucran, manteniendo aún vinculaciones con importantes sostenedores de grandes cadenas de colegios.

Resulta comprensible que en este escenario los estudiantes manifiesten sus dudas y denuncien la manifiesta incongruencia entre el discurso de la futura mandataria y sus decisiones, que son finalmente, las que van a afectar lo tenga que ver con la Educación.

En estas circunstancias, resulta peligroso e irresponsable que la actual conducción de Colegio de Profesores se manifieste apoyando irreflexivamente el programa de Michelle Bachelet. Como sabemos los profesores, es el o la Subsecretaria la que finalmente lleva las conversaciones con los gremios y la que en definitiva resuelve.

En estas circunstancias, resulta peligroso e irresponsable que la actual conducción de Colegio de Profesores se manifieste apoyando irreflexivamente el programa de Michelle Bachelet. Como sabemos los profesores, es el o la Subsecretaria la que finalmente lleva las conversaciones con los gremios y la que en definitiva resuelve.

No son pocos y simples los problemas que los profesores arrastran y que los ha llevado a precarizar la función docente en un contexto en que el sistema público de educación sobrevive su larga agonía. Y en la nominación de las futuras autoridades, no se ven señales de querer resolverlas.

Si hemos planteado nuestro pleno derecho a no creer en las promesas de la Concertación, en cuya gestión se profundizó un modelo que tiene al sistema educacional en sus horas terminales, ahora damos a conocer nuestras profunda dudas respecto de lo que viene.

Manifestamos la necesidad de retomar un camino de movilizaciones que hagan saber la enorme frustración que sienten quienes pusieron los temas en el debate público nacional y que ahora corren el riesgo de ser nuevamente traicionados.