CarabinerosLuego de ser detenido por uniformados de la Primera Comisaría de Carabineros de Rancagua, Jorge Aravena Retamales, de 44 años, fue encontrado muerto al interior del furgón policial que lo transportaba. 

Aravena tenía antecedentes por robo con fuerza y fue apresado por la fuerza policial luego de haber sido sorprendido huyendo de un local comercial sin pagar. Horas después, sin que los policías se percataran, su cuerpo fue encontrado sin vida.

El hecho es investigado por la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones y la Fiscalía Militar, con el objetivo de determinar si es que hubo acciones de terceros.

“En los procedimientos de entrega de esta persona en la guardia de la unidad se constata que ésta se encuentra fallecida en el interior de un calabozo del furgón policial”, declaró el coronel Manuel Gálvez, prefecto de Cachapoal.

Hace algunas horas, el Inspector General de la institución, Jorge Rojas, informó que cuatro funcionarios suboficiales fueron dados de baja por lo ocurrido. Además, se solicitó el retiro de la teniente que estaba a cargo de guardia de la unidad.

Rojas señaló que en el procedimiento hubo “varios errores de procesos y omisiones, que nos dan el fundamento claro y preciso para poder determinar la baja de cuatro funcionarios y una oficial en su retiro”.

El oficial aseguró que la muerte de Aravena ocurrió a causa de la “responsabilidad directa de un par de funcionarios que obviamente tienen que asumir ahora lo que la justicia determine con ellos”.