Cumbre de los Pueblos (33)Comenzó a eso de las 18 horas, cuando el Teatro Caupolicán empezó a recibir a decenas de organizaciones, entre animados cantos y danzas latinoamericanas. La batucada, diversa y multicolor, marchó en una procesión antecedida por el paso de diversos partidos políticos de izquierda, entre ellos el PRO, la Izquierda Cristiana, el PC (AP) -Partido Comunista (Acción Proletaria)-, y la UNE (Unión Nacional Estudiantil).

Los bailes altiplánicos, en su mayoría, acompañados de bandas y batucadas dieron vida a una animada bienvenida de las delegaciones extranjeras que participaron del encuentro. Entre ellos, dominaban las bolivianas, que acompañadas por varios medios extranjeros, aguardaron la llegada del presidente Evo Morales. A la cita también se esperaba que pudiera llegar Rafael Correa, pero finalmente no asistió.

La jornada estuvo acompañada por las presentaciones de músicos como Francisco ” Pancho” Villa, Salvaje Decibel y Evelyn Cornejo. Fue en la mitad del show ofrecido por ésta cuando hizo su llegada el presidente de Bolivia, recibido por una ovación general. Fue entonces cuando la multitud que repletó el Caupolicán coreó al unísono “Mar para Bolivia“.

 

Evo Morales: Muchas gracias, hermanos

Las palabras del mandatario boliviano fueron precedidas por el apasionado discurso del presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Concepción, Javier Miranda. El dirigente estudiantil dedicó sus primeras palabras a la Nueva Mayoría:  “somos miles y millones en esta tierra quienes queremos dar una señal clara a quienes hoy asumen un nuevo gobierno en nuestro país. A la derecha conservadora, a los golpistas, a aquellos que están salpicados por la sangre de nuestro pueblo y hoy rasgan vestiduras hablando de democracia“.

Miranda se pronunció a favor de la unión de Latinoamérica, haciendo alusión a las últimas disputas de la derecha venezolana con el gobierno liderado por Nicolás Maduro.

“Han querido engañarnos diciendo que en Venezuela se ha faltado a la democracia y a la libertad. Sin embargo, nosotros, desde este espacio les decimos: ¡basta de tanta mentira!”.

“Han querido engañarnos diciendo que en Venezuela se ha faltado a la democracia y a la libertad. Sin embargo, nosotros, desde este espacio les decimos: ¡basta de tanta mentira!”, exclamó el joven dirigente ganando los aplausos del público.

Tras sus palabras, el presidente boliviano se acercó al escenario para mirar a los asistentes con emoción. Fue entonces cuando, después de recordar a los líderes políticos que han estado presentes en el Caupolicán a lo largo de su historia, Morales se declaró sorprendido por la solidaridad de los chilenos con la demanda marítima de su país.

“Estoy sorprendido por los miles de hermanos chilenos que se han acercado para expresar el profundo sentimiento desde ustedes para mi pueblo, que es mar con soberanía para Bolivia. Muchas gracias, hermanos“, señaló el mandatario.

 

Los cambios de Bolivia

En un descriptivo discurso, Morales se refirió a los cambios percibidos por su país a lo largo de su mandato, haciendo referencia al saqueo de los recursos naturales y la dominación política en la que se encontraba el mayoritario pueblo indígena.

Cumbre de los Pueblos (21)“Ustedes saben de dónde vengo, ustedes saben cómo especialmente el movimiento campesino de los pueblos originarios ha pasado de la lucha comunal, de la lucha sindical a la lucha electoral”, detalló. Según Morales, en la vieja Bolivia, costaba entrar en la arena política. Sin embargo, con el pasar del tiempo, descubrieron la forma de hacer una revolución “con el voto y no con la bala, con la consciencia de los bolivianos y no con la plata. Eso es lo que hicimos“.

Además de hacer un recorrido por las reformas políticas y constitucionales, el mandatario boliviano destacó el rescate de la riqueza (“Ahora la riqueza se socializa, se democratiza”), la valoración de la mujer y el pueblo indígena.

“Los indígenas pueden ser ministros de gobierno o economía, pueden trabajar en cualquier cartera”, explicó. “No se trata de crear un ministerio indígena para la discriminación positiva, como dicen algunos, aquí hay ministerio indígena y punto“.

Morales manifestó una crítica a la injerencia de Estados Unidos en los asuntos políticos y económicos de los países latinoamericanos, acusándolos de conspiración. Además, celebró la independencia económica lograda por su país durante los últimos años: “Ya no hay Estado mendigo, este es un Estado plurinacional, digno, que hemos empezado a dignificar económicamente”.

En medio de su prolongado discurso, que fue seguido con atención por los asistentes, los pocos medios nacionales que cubrieron el evento y una amplia comitiva de prensa extranjera, el presidente de Bolivia aclaró su definición del ejercicio político: “nosotros dijimos: la política no es negocio, ni beneficio, la política es esfuerzo y sacrificio por nuestros pueblos. Es lo que hemos entendido”.

Al finalizar, además de comentar la alegría que produjo en sus acompañantes el motivado apoyo de los chilenos a la demanda marítima, Morales hizo alusión a pueblo chileno organizado.”¡Que vivan los movimientos sociales de Chile, que viva el pueblo chileno, que viva la hermandad entre Bolivia y Chile!“, exclamó, sellando la jornada que mostró la otra cara del cambio de mando.

[rev_slider Encuentro]