bacheletLuego de meses de organización, se acerca el día esperado por los movimientos y colectivos que han invitado a la “Marcha de todas las marchas”, agendada para el próximo sábado 22 de marzo.

Patagonia sin Represas, Miles Chile, Movilh, No a Alto Maipo, Movimental, Sociedad Atea y otros colectivos se encuentran preparando los detalles de una movilización que aglutine las demandas de los movimientos sociales en Chile de los últimos años.

“Hoy día la sociedad civil tiene sus propios canales de expresión, ha generado mecanismos de auto representación social y política a través de los movimientos sociales. Creemos que llegó el momento de asumir con mucha fuerza la necesidad de avanzar con esa agenda de derechos y por lo tanto no vamos a seguir esperando que los partidos políticos se pongan a la altura de los desafíos que implica, hemos decidido dar un salto cualitativo en la organización y en la unidad de los movimientos sociales”, argumentó Rolando Jiménez, vocero del Movilh.

Al igual que el resto de los convocantes, Jiménez recordó la preocupación de los movimientos organizados por la construcción de una Asamblea Constituyente, una de las demandas centrales de la próxima movilización que toca de forma directa a la nueva administración de La Moneda.

Sin embargo, a pocos días de la marcha, Bachelet fue consultada sobre la “Marcha de todas las marchas” y su respuesta provocó la molestia de diversos sectores.

 

Bachelet: “Una marcha el 22 de marzo parece un poquito…”

Pese a que adelantó que pretende que su Gobierno tenga una buena relación con los movimientos sociales y que están disponibles a dar acceso a estas instancias, la postura de la presidenta ante la manifestación programada para el 22 de marzo no dejó contentos a los organizadores.

Bachelet vaciló al ser interrogada sobre la convocatoria y señaló: “Una marcha el 22 de marzo parece un poquito… Me imagino que la idea fundamental de esa marcha es apoyar los procesos reformadores que nosotros tenemos, porque la verdad es que entendí que lo que quieren decir es que cumplamos con nuestro programa de gobierno, y eso es lo que queremos hacer, ellos pueden estar tranquilos”.

Afiche-Movimental-MarchaLa mandataria recalcó que entienden la movilización “como un apoyo a que nosotros podamos cumplir”, lo que fue rechazado por las organizaciones convocantes a través de un comunicado público.

“La marcha que se realizará el sábado 22 de marzo no es favor ni en contra del Gobierno, del Congreso o de un programa presidencial en particular. Sería absurdo convocar a una marcha con esos fines, al inicio de un nuevo período político, cuyas autoridades recién se instalan y su trabajo recién comienza”, manifestaron.

Además, recalcaron que algunas de las demandas de la movilización, como la Asamblea Constituyente o el autocultivo de marihuana, no están consideradas por ningún programa gubernamental.

Por ello, argumentaron, “este téngase presente es la manifestación de un monitoreo activo y crítico por parte de los movimientos y de las organizaciones sociales al cumplimiento de las deudas de la democracia”.

Además, en la declaración, enviaron un breve recado a la presidenta, señalando que consideran relevante que, para un diálogo fructífero con los movimientos sociales, las autoridades se informen “correctamente de las propuestas y acciones” antes de emitir sus opiniones.

“En este sentido, lamentamos y consideramos atentatorio contra el diálogo si es efectivo que la presidenta haya ironizado con una movilización que forma parte de un trabajo constante y serio de las organizaciones y movimientos de Chile”, enfatizaron.

 

Movilh: “Es una falta de respeto”

Desde la Intendencia Metropolitana, el DC Claudio Orrego anunció que la marcha está autorizada a partir de las 14 horas en Plaza Italia. El recorrido de la movilización se extenderá por Alameda para después doblar hacia el norte por la calle Miraflores y terminar en el Parque Forestal, a las 19 horas.

Chile-marcha-estudiantes-e1365711059924-655x397Sobre los objetivos de la movilización, Daniela López, ex candidata a Diputada de la República de Izquierda Autónoma y militante de Miles Chile, recalcó: ”Queremos ir avanzando porque, más allá de nuestras demandas sectoriales, éstas se entienden en un estado de cuestionamiento de la sociedad hacia lo político. Entendemos que es necesario converger en el imperativo de poder avanzar con logros para todos y para todas”.

López recalcó que, detrás de la movilización, está la exigencia de una “sociedad de derechos” y que es necesario aclararle a Bachelet que “nunca existió una voluntad política, durante su primer gobierno” de poder avanzar en ello. Además, repitió que los movimientos sociales deben ser partícipes directos de las próximas reformas.

En tanto, el dirigente del Movilh calificó como “una falta de respeto” las palabras de la mandataria y afirmó que es extraño que el gobierno señale que desea mantener una buena relación con los movimientos sociales cuando Bachelet, “a un día de haber asumido , ironiza con una marcha que ella sabe perfectamente que no es para aplaudir a su gobierno porque no podemos aplaudir o rechazar las acciones de un gobierno que tiene un día de instalado”.