mapudungunUna cita en Temuco, corazón de la Araucanía, selló el inicio de un nuevo ciclo para la Academia Nacional de Mapuzungún. En el lugar, hombres y mujeres de diversas regiones del país se reunieron a discutir acerca de la importancia del uso y preservación del idioma mapuche.

Hoy, la lengua indígena enfrenta dificultades, como la alta ausencia del hablante infantil y la pérdida de la transmisión intergeneracional, lo que ha puesto en riesgo su existencia.

Desde hace tiempo, diversos activistas y miembros del pueblo mapuche se han referido a la importancia de la oficialización del idioma en Chile, lo que no ha provocado más que señales intermitentes desde el Estado.

Isabel Cañet, presidenta del Partido Mapuche Wallmapuwen, señaló que las iniciativas que apuntan a la recuperación del idioma son un aporte “significativo en términos de la revitalización lingüística y del avance en términos políticos, de la reivindicación de la lengua, porque consideramos que lo que identifica, lo que hace distinto a un pueblo de otro es la lengua, principalmente. Si un pueblo pierde su lengua, pierde también su identidad”.

La idea, para muchos defensores del mapuzungún, es generar una invitación abierta a todos quienes estén interesados en resguardar el importante legado cultural tras el idioma, hoy en resistencia al igual que su pueblo.