cvittoriEl nombre de Christian Vittori, alcalde de Maipú y actual presidente de la Asociación Chilena de Municipalidades, se instaló en la agenda noticiosa luego de que una treintena de funcionarios de la institución maipucina lo acusaran de realizar despidos injustificados y con fines políticos.

El conflicto se remonta a la conformación de dos listas que competirán por la presidencia regional metropolitana de la DC. Una de ellas es encabezada por Vittori, mientras que la otra lista es dirigida por Freddy Campusano, jefe de Deportes del municipio.

Según denuncian los funcionarios despedidos, que se autodenominan “exonerados políticos”, una semana después de la inscripción de las listas, el alcalde trasladó a Campusano de departamento y despidió al resto de los adherentes.

“Es algo netamente político porque de los cerca de 25 despedidos, coincidentemente hay 22 que vamos en lista contraria y somos camaradas”, señaló Lucía Varas, quien aseguró haber trabajado ocho años en la municipalidad.

La situación detonó una crisis al interior de la institución que alberga a las autoridades maipucinas. Mientras, los compañeros de militancia de Vittori ya solicitaron al partido el pronunciamiento del Comité de Disciplina y su eventual expulsión.

“Vengo en solicitar a ustedes, ordenar la inmediata suspensión de sus derechos de militante al camarada Cristián Vittori por graves infracciones a los principios y estatutos del partido y pedir al Tribunal Supremo lo sancione”, declarados los funcionarios despedidos.  BmEbBTnIcAAXqgY

Por otra parte, el edil de la comuna señaló que los despidos sólo se deben a un ordenamiento del municipio y descartó las críticas de los ex funcionarios. Sin embargo, el presidente de la Juventud DC, José Ruiz, señaló que pedirá que el caso sea revisado por el Tribunal de Ética del partido.

Seguimos siendo compañeros de partido y fuimos parte importante en las campañas de Vittori, tanto en su carrera como concejal, como alcalde”, recordó Varas.

A la denuncia interna, aseguraron, se sumarán demandas judiciales y laborales hacia el edil. En tanto, las votaciones de la DC se realizarán el próximo 15 de junio.

 

El ex CNI y las coimas de KDM

A las denuncias realizadas por los ex funcionarios de la Municipalidad de Maipú se suma el hallazgo de La Voz de Maipú, el medio local que sacó a la luz los antecedentes que vinculan al máximo asesor de Vittori con la Central Nacional de Inteligencia (CNI).

cniEn el artículo, señalan que Osvaldo Silvia Serqueira, uno de los asesores más importantes en la gestión del alcalde, cumplió un papel de informante respecto a las actividades de altos dirigentes de la Democracia Cristiana durante la dictadura. Entre ellos, Andrés y Adolfo Zaldívar.

Por su parte, el concejal de la comuna, Mauricio Ovalle (DC), publicó una carta exigiendo a la autoridad una versión oficial ante las acusaciones del medio local. “Le escribo esta nota alcalde con copia a mis colegas concejales y también a Osvaldo, ya que siento que es de suma urgencia tener a una versión oficial de la veracidad de este artículo y de las medidas que la administración va a adoptar”, señaló.

En tanto, Nicolás Aravena, periodista de La Voz de Maipú, señaló que Silvia Serqueira “tiene un rol protagónico, más allá de ser de comunicaciones, es el numero dos en la jerarquía”.

En opinión de Varas, ex funcionaria de la municipalidad, las acusaciones son graves y le han originado un nuevo problema al alcalde de Maipú, que deberá responder a la brevedad los cuestionamientos del resto de los miembros de la institución. “La gente ya se ha ido enterando de toda esta situación y están muy molestos”, comentó.

Hace pocos días, además, se conoció la noticia de una querella del Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago en contra de quienes resulten responsables de haber entorpecido la investigación del llamado “caso KDM”.

Los antecedentes remiten a las pericias judiciales por el presunto pago de coimas –por parte de la empresa de basura KDM- a los funcionarios de la Municipalidad de Maipú, con el objetivo de adjudicarse la licitación de contrato para el retiro de basura.

Al respecto, el fiscal Ricardo Encina denunció haber sido sumariado en diversas ocasiones “por las cosas más increíbles”, desde que es parte en la investigación. Pese a que Encina fue apartado del proceso en abril del año pasado, el fiscal señaló que su firma fue falsificada en una serie de documentos que dejó en su escritorio cuando hacía uso de una licencia médica.

Encina interpuso una querella que ya fue declarada admisible por el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago. Las sospechas, otra vez, rondarían a la máxima autoridad de una de las comunas más habitadas de la región.